Para volverse ciudadano estadounidense

El miedo, el idioma y el dinero son las tres principales barreras que impiden a los inmigrantes obtener sus documentos para tramitar su ciudadanía en el Norte de California

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Para volverse ciudadano estadounidense
Inmigrantes del resto de América congregados para exigir sus derechos ciudadanos en Estados Unidos.
Foto: AP

SAN JOSÉ.— Adrián Ávila tiene previsto solicitar la ciudadanía por una razón importante.

“Lo estoy haciendo por mi madre”, dice Ávila.

Ávila, un productor de contenido para la revista bilingüe Silicon Valley De-Bug en San José, llegó a Estados Unidos con su madre cuando tenía seis años.

Ahora, de 29 años, tiene un año menos que su madre cuando decidió dejarlo todo en México para construir una vida mejor para su hijo en los Estados Unidos.

Hoy, Ávila quiere devolverle algo a ella: él planea solicitar la ciudadanía estadounidense para otorgarla a su vez a su madre.

Dar el paso de naturalizarse también le permitirá votar, viajar libremente, ser protegido de la deportación, vivir sin miedo y abogar más efectivamente por sus derechos.

Pero básicamente, dice, su razón para tramitar la ciudadanía no sólo se trata de él. “Siempre se centra en mi madre”, explica.

Ávila habló recientemente en San José en la primera mesa redonda de medios étnicos de la Campaña Nuevos Americanos (New Americans Campaign), una iniciativa nacional para animar a los residentes permanentes legales elegibles a solicitar la ciudadanía. La reunión, organizada por New America Media, reunió a líderes de medios latinos, chinos, coreanos, filipinos, indios, vietnamitas y otros medios de comunicación locales para discutir cómo podrían abordar las barreras que impiden que muchos inmigrantes elegibles soliciten la ciudadanía estadounidense.

Más de ocho millones de inmigrantes en los Estados Unidos tienen tarjetas verdes y son elegibles para la ciudadanía estadounidense. Sin embargo, sólo el 8 por ciento de ellos se convierten en ciudadanos cada año, de acuerdo con Vanessa Sandoval, directora del programa de servicios legales de inmigración de la Red de Servicios, Derechos y Educación de Inmigrantes (SIREN por sus siglas en inglés) en San José.

“Eso significa que el 92 por ciento [de inmigrantes elegibles] no lo están”, dijo Sandoval. Eso significa que no están votando, dijo. Ellos están limitados en su Seguridad de Ingreso Suplementario. Si salen del país por seis meses, es posible que no se les permita volver a entrar. Y hasta podrían ser vulnerables a la deportación.

En el condado de Santa Clara, se estima que 190,000 residentes permanentes legales son elegibles para la naturalización. Sin embargo, un promedio de sólo 14,597 dan el paso para naturalizarse cada año, según Sandoval.

Es por eso que SIREN y otros grupos locales están organizando talleres de ciudadanía gratuitos donde residentes legales permanentes pueden obtener ayuda en la tramitación de sus solicitudes.

Muchas personas con tarjetas verdes, dicen los organizadores, se ven frenados por una serie de barreras, como barreras económicas y del idioma.

“Lo que pretendemos hacer es reducir estas barreras”, explicó Bea Pangilinan, abogada de la Alianza Asiática de Leyes (Asian Law Alliance).

Por ejemplo, cuesta $680 dólares solicitar la ciudadanía. Pero muchos inmigrantes pueden no saber que si su ingreso se encuentra por debajo del nivel de pobreza, califican para una exención de cuotas.

Los que no hablan bien el inglés pueden pensar que eso limita sus posibilidades de convertirse en un ciudadano. Pero si hace muchos años que viven aquí, pueden calificar para tomar el examen en su lengua materna —algo que muchos inmigrantes pueden no conocer.

Y si necesitan tomar el examen en inglés, dijo Pangilinan, de la Alianza Asiática de Leyes en San José, “les damos la confianza y les decimos que sólo tienen que practicar”.

Pero algunos de los mayores obstáculos para aplicar para la ciudadanía pueden ser psicológicos.

“Otra barrera es un temor general”, dijo Pangilinan. “Ellos no saben qué esperar. Ellos no saben cuáles documentos deben producir”.

Amir Music, del Comité Internacional de Rescate (International Rescue Committee), dice que ha visto a muchos inmigrantes que han vivido durante 20 o 30 años como residentes permanentes legales, pero nunca han aplicado para la ciudadanía.

“El mayor reto”, dijo Music, “es la falta de información”.

El próximo taller gratuito de ciudadanía en San José será el 1 de marzo en Evergreen Valley High School, Cougar Hall (cafetería), ubicado en 3300 Quimby Rd, San José, CA 95148. Registros de 9:00 a 11:00 a.m.

Te recomendamos