‘Thumbs up’ para CVS

De acuerdo con un reportaje reciente, diversas instancias gubernamentales y privadas gastan alrededor de 132 mil millones tratando y curando a gente con enfermedades ligadas al cigarrillo

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

‘Thumbs up’ para CVS
La decisión de no vender cigarrillos es un paso destacado de CVS Pharmacy.
Foto: Archivo

SALUD

El reciente anuncio de las tiendas CVS Pharmacy de no vender productos derivados del tabaco es una victoria para los latinos y la comunidad norteamericana en general.

De acuerdo con un artículo de la directora nacional de Latinos Saludables Sin Tabaco, Dra. Jeannette Noltenius, el cual fue publicado por La Opinión, 90 %de los fumadores comienzan antes de los 18 años de edad y el 99 % empiezan antes de los 26 años.

Hoy, uno de cada cuatro jóvenes que fuman diariamente es de origen latino.

Los datos de la Dra. Noltenius estremecen la consciencia del ciudadano, especialmente si consideramos que el cigarrillo es un producto que no trae ningún beneficio para la salud. Por el contrario, su consumo trae serias consecuencias al organismo, principalmente al pulmón y a las vías respiratorias.

Años atrás, en una conferencia sobre el tabaco en Santa Ana, California, el doctor Victor DeNoble, científico que trabajó para la transnacional Philip Morris y hoy uno de sus grandes detractores, decía que el cigarrillo es como un interruptor de luz.

Cuando una persona empieza a fumar lo hace con la certeza de que puede dejar ese hábito el momento que considera apropiado.

Sin embargo, a medida que la persona fuma más cigarrillos, su capacidad de dejarlo es menos probable. Es como si una persona estuviera prendiendo y apagando el foco de una habitación a través de la manipulación de un interruptor. Entonces sucede que el interruptor deja de funcionar y la luz del foco se convierte en una constante. En otras palabras y en referencia al tabaco, los químicos adictivos del cigarrillo se apoderan del organismo y la voluntad de la persona que fuma no es suficiente para lograr abandonar el vicio.

De acuerdo con un reportaje reciente del Secretario de Sanidad, diversas instancias gubernamentales y privadas gastan alrededor de 132,000 millones de dólares tratando y curando enfermedades ligadas al cigarrillo.

Así, la decisión de no vender cigarrillos es un paso destacable de CVS Pharmacy. Su presidenta, Helena Foulkes, dijo: “Una parte importante de nuestro negocio es el trabajo que hacemos para nuestros clientes…”. Como el nivel de fumadores es menor , su venta tal vez ya no es tan redituable.

Sin embargo, la industria tabacalera está haciendo todo lo posible —utilizando grandes sumas de dinero— en contagiar con sus productos dañinos a las nuevas generaciones del país.

Debido a que la comunidad latina está creciendo, los ejecutivos de las tres industrias más grandes del tabaco, Philip Morris, R.J. Reynolds y Lorillard, buscan de manera afanosa convertir a los niños y los jóvenes latinos en sus nuevas presas para que sigan fumando y envenenándose con sus productos nocivos.

CVS Pharmacy dio un gran ejemplo de solidaridad con toda la población norteamericana. Esperemos que las otras tiendas y supermercados sigan su mismo camino. Two thumbs up para CVS.

Te recomendamos