Exigen a camionera que pare el acoso

Choferes contratistas alegan ser perseguidos por demandar sus salarios

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Exigen  a   camionera  que pare el acoso
Alegan que Quality Transportation Services los acosa para que retiren una demanda y están forzando la renuncia de algunos.
Foto: LaOpinión Aurelia Ventura

Desde hace dos años Samuel Talavera, un chofer del puerto de Los Ángeles, conserva un cheque por más de 40 horas laborales. Ganó 67 centavos. En realidad obtuvo 846 dólares, pero su compañía le descontó la renta del camión, el combustible, el registro vehicular y otros gastos.

“¡Se los tiré!”, dice enfadado Talavera, quien es conductor de la empresa Quality Transportation Services (QTS). “Les dije: ‘Gastaron más en el papel que en lo que vale el cheque, mejor no me lo hubieran dado”, agrega.

Su compañero Anidar Jiménez guarda en el bolsillo su último pago por las 46 horas que manejó un camión de carga. Él recibió un salario de 4.40 dólares, también por todas las deducciones impuestas por QTS. “Lo tengo porque me cobran cinco dólares por cambiarlo”, dice. Fue su último sueldo en la empresa. La abandonó en agosto pasado.

Ambos son parte de una demanda colectiva que el año pasado interpuso un grupo de camioneros latinos y asiáticos contra QTS por supuesto robo salarial y por negarles prestaciones. En ésta exigen además ser considerados empleados y no contratistas independientes.

Ayer reclamaron que QTS los acosa para que retiren la queja y ha forzado la renuncia de algunos.

“Estamos reclamando todo lo que nos quitaron injustamente”, dice Cuauhtémoc Cabuto, quien alega ser víctima de represalias por ser uno de los demandantes. Ya no está en la nómina de la camionera.

QTS, creada en Virginia en 1988, no respondió la solicitud de dar un comentario.

Otras compañías con quejas de este tipo han negado violar los derechos laborales de los conductores y aseguran que el sistema de contratistas independientes se ha mantenido por la crisis económica.

“Lo que la compañía está haciendo es ilegal”, indicó Sanjukta Paul, abogada de los choferes. “Es un intento de aprovechar las desesperadas circunstancias en la cual ellos han puesto a los trabajadores”.

El estudio “La reparación del camión”, elaborado por la Alianza para una Nueva Economía en Los Ángeles (LAANE) y Change to Win, revela que la situación de los choferes de los puertos no ha mejorado en los últimos años, porque reciben la mala clasificación de empresarios independientes.

El análisis, que se publica hoy, indica que esto permite a las empresas tomar ventaja de otras que sí cumplen con las reglas. “Allana un peor camino en términos de la calidad del empleo”, cita.

A la fecha, los conductores han interpuesto unas 400 quejas ante la División de Aplicación de Estándares Laborales de California (DLSE) por robo salarial relacionado con esta mala clasificación. Penalidades en 19 casos han sido extendidas por el organismo equivalen a un promedio de 66 mil dólares por chofer.

Casos similares a los de los conductores de QTS han ganado en los tribunales.

Cuatro choferes que demandaron a Seacon Login Inc ante la Corte Superior de Los Ángeles obtuvieron 107 mil dólares. Ellos firmaron un contrato en el que la empresa les rentó un camión y los obligó a comprar un seguro y hacerse cargo de la unidad a través de una deducción de su sueldo.

“Conservadoramente estimamos que las compañías portuarias en California son responsables de violaciones por salarios y horas trabajadas de 787 a 998 millones de dólares al año”, cita el análisis.

Los choferes del puerto que trabajan por su cuenta laboran un promedio de 59 horas a la semana, pero apenas ganan unos 29 mil dólares al año, esto es 6 mil dólares menos que los que son empleados.

“Prácticamente pagamos para trabajar”, dice Jiménez.

Te recomendamos