El mensaje de Paul Gonzales

El ex campeón olímpico mexicoamericano se dedica a dar charlas de motivación a jóvenes, veteranos de guerra y empresas privadas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Paul Gonzales sabe que su historia puede ayudar a los jóvenes a perseguir sus sueños. El ex boxeador obtuvo la medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. Lo hizo en el certamen de Los Ángeles 1984, hace 30 años, después de haber crecido en el Este de Los Ángeles.

Como lo hace cada año, y de la mano del programa Ready, Set, Gold!, Gonzales dedica unas palabras a los alumnos de la escuela secundaria Mendez para inspirarles a ir en busca de lo que sueñan. Él lo hace porque, en sus propias palabras, “muchos dudan de sus capacidades, o alguien duda de ellos. Yo les digo que sí pueden hacerlo y les empujo a ello”.

Gonzales se dedica a dar charlas motivacionales desde hace casi una década, dirigidas a estudiantes, veteranos de guerra y empresas privadas, labor que compagina con su trabajo como supervisor del Departamento de Parques y Recreaciones.

“Yo vengo del mismo lugar que vienen ellos”, afirma el originario de Texas pero criado en el Este de Los Ángeles. “Así puedo conectar muy bien con ellos, mejor que alguien que haya tenido facilidades económicas”.

En este sentido, el monarca de peso minimosca de Los Ángeles 1984 considera que les da a los jóvenes “una oportunidad de ver a alguien que creció como ellos, que es como ellos y que tuvo éxito partiendo del mismo lugar que ellos”.

Para Paul Gonzales, pisar el Mendez Learning Center, localizado en el 1200 de Plaza del Sol, significa revivir su infancia y recordar los tiempos que pasaba jugando en las calles y soñando con convertirse en un campeón.

En realidad, su adolescencia fue accidentada, involucrado con pandillas y estando en riesgo de perder la vida más de una ocasión. Después encontró al boxeo y su vida dio un marcado giro.

Gonzales está seguro de que los chicos “pueden mirarme y decir, si él puede hacerlo, yo también puedo hacerlo”.

Y su mensaje parece estar calando entre los jóvenes que le escuchan.

Jeremiah Barnley, de 17 años, se graba la idea: “Si enfocas tu mente, realmente puedes hacer lo que te propongas”.

“Cuando veo a esos niños, veo mucho deseo, mucha esperanza. Ellos quieren hacer algo para vivir mejor”, señala Gonzales, de 50 años.

Ashley López, una alumna de 16 años, ve en el ex pugilista “una motivación y una inspiración. No importa de dónde vengas, es posible perseguir tus metas con esfuerzo y apoyo de de tu familia y amigos”

http://www.laopinion.com

Te recomendamos