No hubo robo, sino una víctima más de la regla que a nadie le gusta

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

No hubo robo, sino una víctima más de la regla que a nadie le gusta
Jason Garrett consuela al receptor Dez Bryant.
Foto: EFE

Muchos receptores de la NFL aún no la entienden. New York Times la calificó alguna vez como la peor regla de la NFL, y el domingo en Green Bay, los Cowboys de Dallas quedaron eliminados por “su culpa”.

Se trata de la regla de los receptores al hacer una atrapada y golpear el terreno de juego, mejor conocida como ‘Regla Calvin Johnson’. La regla emergió frente al público de manera confusa y controvertida en un partido de 2010, cuando justamente el receptor Calvin Johnson pareció anotar contra los Bears de Chicago en los segundos finales. Los árbitros revisaron la acción e indicaron que la jugada había sido un pase incompleto, no obstante que los dos pies de Johnson y su cadera tocaron el terreno mientras él tenía el balón en su poder, antes de que soltara el ovoide cuando sus manos pegaron en el suelo.

Curiosamente, Calvin Johnson es la gran estrella de Detroit, el equipo al que Dallas venció la semana pasada en un juego marcado por mucha controversia arbitral y, en especial, una marcación de los oficiales que benefició a los Cowboys.

La jugada crucial del domingo fue el largo pase en cuarta oportunidad de Tony Romo a Dez Bryant que el receptor de los Vaqueros pareció capturar cerca del touchdown, antes de que el coach de Green Bay, Mike McCarthy, desafiara la marcación inicial de pase completo.

Apegados a la regla, la reversa de pase completo a pase incompleto fue acertada.

La regla estipula: “Si un jugador va al suelo en el acto de atrapar un pase (con o sin contacto de un oponente) debe de mantener control del balón a través del proceso de hacer contacto con el suelo, ya sea en el campo de juego o en la zona final. Si pierde el control del balón y el balón toca el suelo antes de que él recupere el control, el pase es incompleto”.

Sin embargo, la regla es confusa porque en muchas ocasiones el receptor ya ha establecido posesión del balón al pisar con ambos pies o alguna otra parte del cuerpo, antes de que en la extensión de la jugada el balón se le salga de las manos o toque el terreno de juego. Aquí es donde surge la confusión.

“Me pareció que Dez tenía los dos pies y que hizo el movimiento común en el juego”, dijo después del juego Jason Garrett, entrenador de los Cowboys. “Hemos visto mucha veces este año que él (Bryant) se estira y anota touchdowns. Pareció como que él tenía el balón al final de la jugada”.

Garrett, con categoría, también dijo que el juego no se definió por marcaciones de los oficiales. “Tuvimos 60 minutos para probar que somos un mejor equipo, desafortunadamente no lo hicimos hoy”, dijo.

Los Cowboys no fueron “robados” en Lambeau Field, como algunos consideran. Simplemente, fueron la nueva víctima de una regla que sigue enfadando a muchos.

Te recomendamos