Martes 21 de Febrero 2017

Trabajadores en Los Ángeles tendrán seis días de enfermedad pagados

La ley estatal autoriza el pago de 24 horas pero la Ciudad los incrementa a 48 horas; se calcula que se beneficiarán cientos de miles

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

El Concejo de la Ciudad de Los Ángeles votó este martes a favor de doblar el número de días de enfermedad pagados de tres a seis a todos los trabajadores angelinos, tanto a los que laboran en el sector público como en el privado, en turnos completos o medio tiempo.

“Esto es algo correcto de hacer. ¿Cuántas veces las personas tienen que escoger entre cuidarse  ellos mismos cuando se enferman o sufren una lesión, o ir a trabajar para poner comida en la mesa?”, dijo el concejal Curren Price.

Cuestionado sobre el impacto que puede tener la ordenanza aprobada en los pequeños negocios, dijo que no es algo nuevo, sino que es algo que ya ha existido.

“Al pagar los días de enfermedad aumentamos la calidad de vida de los trabajadores, y no creemos que esto vaya a ser que los negocios se vayan a otras partes”, indicó.

Los Ángeles se convierte en la ciudad más grande del país en ampliar el número de días pagados por enfermedad a los trabajadores.

martha sánchez
Martha Sánchez ha vivido en carne propia cuando las empresas no quieren dar días de enfermedad.  Foto: Araceli Martínez

Martha Sánchez dice que su familia se vio en una situación muy difícil cuando a su esposo, que trabaja en una empresa como cargador, le salió una hernia y tuvo una cirugía de emergencia. Como consecuencia, no pudo trabajar en un mes.

“Mi esposo Gonzalo Romero había trabajado 17 años en esa empresa y esperábamos más apoyo y benevolencia. Al final no le pagaron días de enfermedad, no recibió salario en un mes, pero por fortuna no lo despidieron y pudo conservar su empleo.Nosotros teníamos mucho miedo que ya no lo contrataran y que él mismo fuera a quedar bien”, explica.

Platica que durante esos 30 días que su esposo no pudo trabajar, sufrieron para pagar la hipoteca de la casa y los impuestos a la propiedad.

“No sé ni cómo le hicimos”, comentó.

Esa es la historia de muchas familias que no pueden darse el lujo de dejar de trabajar cuando se enferman o se lesionan, porque viven al día, y si no trabajan, no pueden pagar la renta y hacer frente a sus gastos cotidianos.

Price espera que la ordenanza local que aumenta los días de enfermedad entre en vigor a partir de julio de este año.

Sick Days 3
Rusty Hicks, líder de la Federación de Trabajadores de Los Ángeles explica cómo los trabajadores que se enferman o lesionan, se debaten entre ir al trabajo enfermos o quedarse en casa sin salario para poner comida en la mesa de su familia. Foto: Araceli Martínez

La ordenanza llega después de negociaciones entre sindicatos y grupos laborales y autoridades de la ciudad de Los Ángeles.

Robert Nothhoff, director de la campaña Raise the Wage (Aumento al salario), que jugó un papel determinante en el alza al mínimo de 10 a 15 dólares en Los Ángeles, dijo que la ampliación de los días de enfermedad es extremadamente importante porque permitirá a los angelinos que trabajan muy duro no tener que escoger entre quedarse en su casa para cuidarse de ellos o perder un día de pago.

“Con frecuencia en los empleos de bajos ingresos los trabajadores no reciben días de enfermedad pagados. El estado actualmente obliga a que se paguen tres días de enfermedad pero cuando una persona cae enferma, normalmente necesita cinco días para recuperarse, y especialmente para los padres a quienes se les enferma un niño, tres días es muy poco, y darle seis es grandioso”,  señala.

Según Nothhoff, otras ciudades se han adelantado a Los Ángeles y ampliado ya los días de enfermedad pagados. Dice que los negocios se benefician con más días de enfermedad pagados.

“Cuando la gente va a trabajar enfermo, no es productiva, no hacen mucho. Y si los dejan recuperarse en su casa, van a reponerse más rápido, y no contagían a otros empleados y al público. Es una medida buena para los negocios”, destaca.

Dañará a los negocios

Algunos representantes de negocios sentenciaron que la medida es “un pacto con el diablo que hará que las empresas se vayan de la Ciudad.

Gustavo Castillo, dueño del negocio familiar ¡Qué Ricos! en North Hollywood, dijo que el aumento de los días pagados de enfermedad va a afectar sobre todo a los pequeños negocios familiares como el suyo. “Al final el que sale perjudicado es el cliente porque nos vemos obligados a aumentar los precios de la comida para hacer frente a esos incrementos como el salario mínimo y ahora los días pagados de enfermedad”, comentó.

Hizo ver que el buen patrón no necesita esa ley. “Por ejemplo, yo tengo una empleada a quien se le murió su hijo de 15 años, y nosotros le dimos 30 días pagados. Quedó eternamente agradecida. Para mi mis empleados son mi familia”, observó.
“La opción de permitir a los negocios proveer días de enfermedad por adelantado o acumulación, es justa y permite a los empleados, en especial a los que tienen mucho tiempo y han ayudado a la compañía a crecer, lidiar con asuntos de vida conforme se les presenten. Y como con cualquier programa de incentivos, sentimos este plan como beneficioso para que una compañía pueda retener a empleados de base excepcionales”, indicó por su parte Theresa Martínez, presidenta de la Cámara de Comercio Latina de Los Ángeles.

La Ciudad dio a los pequeños negocios con menos de 25 empleados hasta julio de 2017 para poner en marcha la ordenanza.

Te recomendamos