Acusan a 301 profesionales de salud de fraude por más de $900 millones al “Medicare”

Los acusados cobraron de más al "Medicare", recetaron medicinas y tratamientos innecesarios, aceptaron sobornos y cometieron lavado de dinero

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Acusan a 301 profesionales de salud de fraude por más de $900 millones al “Medicare”
Loretta Lynch

WASHINGTON.- En lo que se considera la mayor operación policial de su tipo en la historia de la agencia, el Departamento de Justicia anunció este miércoles cargos civiles y criminales contra unos 301 profesionales de salud, por cometer fraude por más de $900 millones al sistema de “Medicare”,  incluso soborno y lavado de dinero.

Durante una conferencia de prensa, la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, explicó que la operación de los últimos tres días produjo cargos contra 61 médicos y 240 enfermeras, farmacéuticos, terapeutas físicos y otros proveedores de servicio de salud a domicilio en 36 distritos del país, incluyendo en partes de California, Florida, Texas y Nueva York.

Se trata de una nueva cifra récord, en comparación con los cargos presentados en 2015 contra 243 acusados por fraude por $712 millones.

Aunque los casos varían respecto a los detalles, todos los acusados “traicionaron los principios básicos de sus profesiones”, dijo Lynch, rodeada por la secretaria de Salud, Sylvia Burwell, y otros funcionarios.

Los profesionales están acusados de cometer un amplio rango de delitos, desde conspiración de fraude hasta hacer declaraciones falsas, soborno y lavado de dinero.

Los acusados presentaron reclamos falsos al “Medicare”, cobraron facturas excesivas y recetaron tratamientos  y medicinas que los pacientes en realidad no necesitaban, según Lynch.

Ejemplos del fraude masivo

Lynch citó como ejemplo a un grupo de profesionales que controlaba una red de clínicas en Brooklyn, a las que atraían a pacientes con sobornos. Los pacientes recibían tratamientos innecesarios, por los que las clínicas recibieron más de $38 millones de los programas “Medicare”, para ancianos y jubilados, y “Medicaid”, para gente pobre.

Ese dinero, a su vez, fue “blanqueado” a través de más de 15 compañías ficticias.

Otro ejemplo fue el de una clínica en Detroit (Michigan) que le cobró al “Medicare” más de $36 millones, aunque en realidad el centro médico era  una fachada para un plan para el desvío de narcóticos.

En el estado de Georgia, un acusado, que tampoco fue identificado, aprovechó su puesto en una agencia estatal para aceptar sobornos a cambio de recomendar la certificación de proveedores de salud no calificados, precisó Lynch.

El fraude en el cuidado de salud no es una violación abstracta o benigna. Es un delito grave. Los malhechores que perseguimos en estas operaciones tratan de usar fondos públicos para su enriquecimiento” personal, dijo la fiscal general.

Igual de grave es que muchas personas que acuden a estos profesionales necesitan cuidado médico significativo, y éstos sólo prometen curas y terapias eficaces que al final no les ofrecen, subrayó.

Una nueva tendencia descubierta este año fue el robo de cédulas de identidad de médicos para emitir recetas falsas dentro del plan “D” de la cobertura de medicinas del programa “Medicare”, según las autoridades.

El  programa “Medicare” ofrece cobertura médica a más de 55 ancianos y jubilados y, según el Departamento de Justicia, cerca del 50% de los casos de fraude este año han estado vinculados con los servicios médicos a domicilio, y un 35% con la cobertura de medicinas.

La operación contra el fraude estuvo a cargo de un equipo creado en 2014 y que, incluyendo la anunciada hoy, ha producido cargos contra más de 2,900 personas por reclamos falsos al “Medicare” por $8,900 millones.

 

Te recomendamos