Domingo 26 de Febrero 2017

Tiembla, California: un repaso a los peores sismos de la región

El miedo al Gran Sismo viene precedido de una serie de mortíferos temblores documentados a lo largo de un siglo y medio

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Tiembla, California: un repaso a los peores sismos de la región
Falla de San AndrésImage copyrightSPL Image caption La falla de San Andrés recorre California de norte a sur a lo largo de 800 millas.
Foto: Wikimedia Commons

Ayer se registraron casi 200 terremotos, alguna de magnitud superior a 4, en el mismo punto del sur de California: el mar Salton. La sismóloga Lucy Jones, que antes trabajaba en la Oficina del alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti, explicó por Twitter que California ya había vivido concentraciones similares de temblores, en 2009 y 2001, y que probablemente no haya ningún peligro.

//platform.twitter.com/widgets.js

“El mar Salton está cerca (no encima) de la falla de San Andrés”, tranquilizó la sismóloga. Esta falla, que bordea la costa de California y se adentra en la tierra durante más de 1300 kilómetros, es una fuente constante de expectación y miedo para los habitantes dada su alta actividad sísmica y capacidad de provocar terremotos de magnitud 7 o 8.

Es lo que popularmente se llama “the Big One”, el Gran Sismo que los expertos han predicho que podría producirse en cualquier momento y que causaría enormes pérdidas humanas y materiales en el sur de California dada la cercanía de la falla a zonas de gran densidad de población (pasa a tan solo unos 56 kilómetros de Los Ángeles).

Y aunque este Gran Sismo es, de momento, solo una conjetura, California tiene en su haber una serie de fuertes terremotos que han nacido en la falla de San Andrés u otra de las muchas que se extienden bajo nuestros pies y el océano como consecuencia del encontronazo entre la placa Pacífica y la Placa Norteamericana.

The Big One, el Gran Sismo que acecha a California, no sería el primer terremoto de más de 7 grados de magnitud que haya vivido la región (Foto: EFE)
The Big One, el Gran Sismo que acecha a California, no sería el primer terremoto de más de 7 grados de magnitud que viva la región (Foto: EFE)

El 9 de enero de 1857, Fort Tejon en Monterey Bay fue sacudida por un sismo de una magnitud estimada de 7.9 grados. Los científicos creen que éste fue solo uno de los muchos que se produjeron a lo largo del siglo XIX mientras se acumulaba presión en la falla de San Andrés, y que desembocaría en el terremoto de San Francisco.

De hecho, el sismo de Fort es el más fuerte de la historia de California y produjo movimientos de tierra de hasta 9 metros, pero sus efectos no fueron tan devastadores: murió solo una persona, a quien se le derrumbó encima una casa de adobe.

Otro terremoto por encima de 6 grados que precedió al de San Francisco fue el de Owens Valley el 26 de marzo de 1872 (7.4 grados), que causó 27 muertes, cuantiosas pérdidas materiales, y llegó a sentirse en Nevada y detener los relojes en San Diego.

También el del 24 de febrero de 1892 en Imperial Valley, de 7.8 grados. Causó  155 réplicas que se prolongaron hasta abril y desencadenó otro terremoto en la falla de Laguna Salada; pero como la zona afectada estaba casi despoblada, no produjo muertes.

Mucho más conocido y letal fue el Terremoto de San Francisco, estimado en 7.8 grados en la escala sismológica de magnitud de momento (que sustituyó a la de Ritcher como preferida para medir los sismos más fuertes) y que sorprendió a la ciudad en la madrugada del 18 de abril de 1906. Entre el temblor y los incendios que le siguieron (ardieron durante cuatro días y causaron la mayor parte de los daños), hasta el 80% de San Francisco quedó destruida.

Se estima que hubo en torno a 3,000 muertes y que entre 225,000 y 300,000 personas (de una población de alrededor de 410,000 por aquel entonces) perdieron sus hogares. Otras ciudades como San José y Santa Rosa también sufrieron importantes pérdidas humanas y económicas. El terremoto de San Francisco sigue siendo la catástrofe natural más mortífera de la historia documentada de California, y el segundo desastre por número de muertos de todo Estados Unidos.

El terremoto de San Francisco de 1906 fue seguido de incendios que en conjunto destrozaron el 80% de la ciudad (Foto: Wiki Commons)
El terremoto de San Francisco de 1906 fue seguido de incendios que en conjunto destrozaron el 80% de la ciudad (Foto: Wiki Commons)

Merecen una mención los terremotos de Mendocino de 1922, aunque no los provocó la falla de San Andrés sino la de Mendocino, en una zona en la que estas dos fallas y también la de Cascadia convergen formando la Mendocino Triple Junction. Entre los días 25 y 26 de abril hubo un gran sismo de 7,2 grados y dos fuertes réplicas que superaron los 6. En total, hubo más de 2000 réplicas menores e incluso se produjo un pequeño tsunami, pero no se reportaron muertes. Unos meses antes, el 31 de enero, un temblor de 7.3 grados se había sentido en Eureka, en la misma región.

El segundo terremoto más fuerte sentido en los Estados Unidos continentales después del de San Francisco tuvo lugar el 21 de julio de 1952 en Kern County, aunque afortunadamente su poder destructivo fue mucho menor y solo se llevó 12 vidas. Tuvo una magnitud de 7.3 grados y pudo sentirse por toda California y regiones cercanas de Arizona y Nevada.

El terremoto de Loma Prieta del 17 de octubre de 1989 se hizo famoso por ser el primero retransmitido nacionalmente y en directo por televisión, ya que coincidió con el calentamiento para el tercer juego de la Serie Mundial de 1989 entre los Oakland Athletics y los San Francisco Giants. Causó 63 muertes, casi 4000 heridos y dejó a entre 8000 y 12000 personas sin hogar.

En el vídeo de la retransmisión deportiva podemos ver cómo pierden la señal hacia el minuto 4:35 y se oye al comentarista exclamar: “¡Estamos teniendo un terrem..!” antes de que se les deje de oír durante unos segundos.

El 28 de junio de 1992 tuvo lugar un sismo de magnitud 7.3 en la ciudad de Landers, tan fuerte que movió la tierra hasta 18 pies horizontalmente y 5.6 verticalmente y se sintió en otros estados como Idaho, Colorado o Utah. Hubo 3 muertos y 400 heridos.

Más recientemente, el terremoto de Northridge del 17 de enero de 1994 afectó al Gran Área Metropolitana de Los Ángeles. Fue de 6.7 grados y dejó 57 víctimas mortales y miles de heridos. Con unas pérdidas materiales estimadas entre 13 y 40 billones de dólares, es una de las catástrofes más costosas de Estados Unidos.

El terremoto de Northridge de 1994 fue de los más costosos de la historia de Estados Unidos (Foto: Wiki Commons)
El terremoto de Northridge de 1994 fue de los más costosos de la historia de Estados Unidos (Foto: Wiki Commons)

Quizá el terremoto más reciente que merece mención es el que tuvo lugar el 24 de agosto de 2014, en Napa Valley. De magnitud 6, causó una víctima mortal y despertó muchas alarmas, pero en realidad estuvo muy lejos de la fuerza que han tenido los otros que conforman este recorrido por la historia sísmica reciente de California.

¿Estamos preparados para el siguiente terremoto que sacuda la tierra bajo nuestros pies? ¿Preparados, incluso, para el Gran Sismo si éste sucede mañana? Esa es la pregunta a la que California intenta dar respuesta con cada vez más medidas y presupuesto destinado a la prevención de daños y la detección de actividad sísmica de riesgo -pero a la que probablemente no podamos responder hasta la hora de la verdad.

Te recomendamos