La cannabis ya se come en México, ¿hemp o marihuana?

La polémica en México por la venta de este tipo de productos

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
La cannabis ya se come en México, ¿hemp o marihuana?
Orgullosos de su negocio
Foto: Gardenia Mendoza

MÉXICO – Mientras caminan por una de sus tiendas de productos naturistas, Jorge Treviño y Mónica Alcalde tienen sentimientos de triunfo y derrota al mismo tiempo. Por un lado su empresa es la más grande importadora de hemp , uno de los alimentos más ricos en proteína vegetal que se extrae de la semilla de la cannabis sativa; y, por otro, no pueden creer que ésta sea una planta prohibida para su cultivo en México.

“Nos están privando de ser productores de uno de los nutrientes más completos del mundo”, lamenta Alcalde mientras mira las etiquetas y los contenidos nutricionales que contiene las bolsas de hemp en semillas, aceites, polvos y barras energéticas. Todas importadas desde Canadá, donde ya existe una industria porque su legislación permite la siembra hace 18 años.

Aquí, en México, la ley mexicana describe en un solo concepto a la cannabis. Esto quiere decir que, aunque la planta tenga menos del .3% de canabinoides y, por tanto, no causan efectos sicotrópicos (como el hemp) de todos modos es considerada como si fuera marihuana que sí tiene más del .3%.

Foto Gardenia Mendoza
Foto Gardenia Mendoza

Treviño recuerda cuando solicitaron a las autoridades de la Secretaria de Agricultura los permisos para la importación. “Nos dijeron, ‘pero si esto es marihuana'”.

Los socios de la empresa (que lleva el nombre simbólico de Be Hemp) se encargó entonces de demostrar científicamente cuál era la diferencia. Presentó estudios científicos de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá y hasta de la propia Procuraduría General de la República (PGR) y así lograron el permiso de importación.

“El problema es que el tema es tan polémico que cuando cambian los funcionarios de la Cofepris, encargada de regular las sustancias por parte de la Secretaría de Salud, el nuevo encargado por ignorancia o por corrupción insiste en que el hemp es marihuana”, lamenta Alcalde.

Entonces empiezan las redadas y los decomisos de mercancías a los clientes y otra vez la confusión entre la gente y la pérdida para el negocio y la nutrición que poco a poco a ido incorporando el hemp en ensaladas, licuados, guisados y hasta en la sopa.

La senadora Martha Tagle, una de las legisladoras que ha impulsado la legaliza- ción, dice en entrevista a este diario que uno de los errores del congreso ha sido tratar de legislar en un solo paquete la cannabis para uso recreativo (marihuana) y la industrial.

“En los próximos días vamos a llevar una exposición al Senado para que los legisladores se vayan familiarizando con todo este mundo y sepan lo que nos estamos perdiendo como país”.

Foto Gardenia Mendoza
Foto Gardenia Mendoza

Para Treviño y Alcalde este paso es innecesario. ¿Acaso hace falta una ley para las naranjas? El hemp es un ali- mento y punto. No hace falta legislarse”, coinciden.

MARIHUANA CULINARIA

A diferencia de la cultura del hemp que tiene un margen de maniobra para la importación, la marihuana no tiene medias tintas legales: está tan censurada por la ley como lo está aprobada en ciertos grupos sociales incluso para la cocina que ya tiene un mercado recreativo.

Ramira Salmerón y Mario Luna saben de este negocio. A través de su asociación Chancho McFly surten banquetes a domicilio para fiestas que gustan de incluir marihuana en sus platillos y de eso han venido a hablar a la “Semana Cannabica” que se lleva a cabo en un parque de la colonia Roma en la Ciudad de México.

Para esta ocasión traen chimichurri, betún y pan que prometen “ponerte” o “relajarte”, según las necesidades del cliente comenta Luna.

“Lo que nosotros hacemos es sacar el estracto de la marihuana que apredimos en un colectivo experto y luego lo mezclamos en una base de mantequilla y luego hacemos maridajes”, explica Luna mientras toma un vaso pequeño de betún y una mujer se acerca porque está interesada en tener sus servicios.

Foto Gardenia Mendoza
Foto Gardenia Mendoza

“Tuve cáncer en un seno y la cannabis me ha ayudado a sobrellevar la situación, la ansiedad y el dolor: ahora la tomo en aceite pero luego me cae mal en el estómago y por eso quiero experimentar con otros productos”.

Salmerón explica que pronto abrirán su restaurante que incluirá menús variados y será “itinerante” para evitar problemas con las autoridades aunque consideran que en la capital mexicana -que ya está a un paso de la legalización- no tendrán tantos problemas. “En el Estado de México y otras partes del país sí nos llevarían presos o al menos nos meterían un susto sólo por querer darle a la gente una experiencia culinaria gourmet”.

Foto Gardenia Mendoza
Foto Gardenia Mendoza

Hasta ahora lo que han hecho para que no los molesten en el Estado de México -donde viven- es asistir a un tianguis cultural donde ofrecen su cocina discreta- mente y los clientes llegan por sí mismos:.”Saben a lo que vienen y no hay más que decir”.

Te recomendamos