Migrantes, jóvenes y mujeres son armas potentes en el desarrollo de las ciudades

Así lo destacan los expertos que participan en la quinta Cumbre de Alcaldes en Bogotá, Colombia

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Migrantes, jóvenes y mujeres son armas potentes en el desarrollo de las ciudades
Cumbre de Alcaldes
Foto: EFE

ENVIADA ESPECIAL

BOGOTÁ.- Las ciudades del mundo afrontan el “imperativo” de fomentar su desarrollo a través de las inversiones y, lejos de ser una carga o una amenaza, los migrantes, jóvenes y mujeres pueden ser una potente herramienta para lograr esa meta, según expertos que participan en la quinta Cumbre de Alcaldes en Bogotá.

Tanto en sendos talleres como en declaraciones a este diario, los expertos en desarrollo urbano argumentaron que el desarrollo de las ciudades pasa por el empoderamiento de su población inmigrante, de los jóvenes, y las mujeres, aunque también se requiere la estrecha colaboración entre los gobiernos y las empresas privadas.

Los migrantes son un gran recurso para el desarrollo económico, tomando en cuenta que en la actualidad, los 247 millones de migrantes conforman el 3% de la población mundial, de los cuales aproximadamente la mitad se traslada a países ricos.

Las sociedades abiertas son las que tienen mayores posibilidades de desarrollarse a largo plazo. EEUU es un ejemplo claro de eso, porque allí se pueden encontrar personas de diez religiones en la misma cuadra, y acá eso no pasa… estamos trabajando para que Bogotá sea una sociedad abierta al conocimiento, a la innovación, al intercambio de ideas, y a recibir a los mejores profesionales de todo el mundo”, dijo a este diario Freddy Castro, secretario de Desarrollo Económico de Bogotá.

podermigrante

Según John Means, analista de la “Iniciativa Global McKinsey”, el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial se deriva de los migrantes de primera generación y, en general, “la migración no perjudica a largo plazo el empleo o los salarios de los trabajadores nativos en el país en cuestión, salvo ciertas circunstancias excepcionales.

Es que los migrantes en el mundo, divididos entre un 90% de migrantes económicos y un 10% de refugiados, aumentan la productividad en sus nuevos destinos, a través de la innovación y el emprendimiento, enfatizó Means, del grupo estadounidense sin fines de lucro.

Means también abogó por crear oportunidades de empleo para los 75 millones de jóvenes del mundo que, según la Organización Mundial del Trabajo, están desempleados, aunque su tasa de desempleo varía de una región a otra.

Una posible solución yace en proyectos como “Generation”, que trabaja estrechamente con el sector privado, los educadores y entidades públicas para dar talleres de capacitación laboral para los jóvenes. Ese programa logra colocar en puestos de empleo al 91% de sus participantes, y ahora quiere servir de ejemplo de “buena práctica” para la contratación de jóvenes.

potencialjovenes

El tercer grupo identificado por Means fue el de las mujeres, que conforman el 50% de la población en edad laboral en todo el mundo, pero son apenas el 37% del PIB mundial.

Una investigación de la Iniciativa McKinsey en 95 países –donde vive más el 90% de las mujeres y del PIB mundial, indicó que, sin duda, la promoción de la igualdad de género y de mayores oportunidades para las mujeres conduce a un “masivo potencial para el desarrollo económico”.

En ese sentido, la Iniciativa McKinsey ha calculado que una mayor inclusión social de las mujeres contribuiría unos $12 billones a la economía mundial, y la cantidad bien podría ascender a los $28 billones si hubiese una verdadera equidad de género en el mundo.

potencialmujeres

Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogota, describió la labor de su grupo, que trabaja conjuntamente con la alcaldía capitalina, para atraer más inversiones extranjeras a esta ciudad que, si bien afronta retos para ampliar su infraestructura de transporte público, ha experimentado enormes cambios y va camino de convertirse en un importante eje tecnológico en la región.

En un panel sobre la “migración y movilidad”, tanto Marcelo Pisani, de la Organización Internacional para la Migración (OIM), como Dolors Sabater, alcaldesa de Badalona, en el noreste de España, enfatizaron la urgencia de adoptar políticas públicas que ayuden a los migrantes en sus nuevos destinos, con programas de educación, empleo e integración social.

“La vista nos puede engañar… pero la migración no es un problema, es una oportunidad. La diversidad es un valor”, afirmó Sabater.

La cumbre de líderes locales y regionales se realiza cada tres años, y es la primera vez que se lleva a cabo en una ciudad sudamericana. El encuentro reúne a más de 3,000 representantes de pueblos, ciudades, y regiones de los cinco continentes, así como académicos y líderes de la sociedad civil, para discutir problemas propios de zonas urbanas.

La cumbre además sirve de antesala para la Conferencia Habitat III, que se llevará a cabo en Quito (Ecuador) del 17 al 20 de octubre próximos.

Te recomendamos