Este paletero tiene 71 años, pero eso no detuvo a los ladrones que lo golpearon sin piedad

Nadie se detuvo para ayudarlo, pero el hombre consiguió levantarse, caminar una milla y llegar a su casa, golepeado y ensangrentado

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Este paletero tiene 71 años, pero eso no detuvo a los ladrones que lo golpearon sin piedad
Así dejaron un par de ladrones a Juan Martínez cuando regresaba a casa con su carrito de paletas.
Foto: GoFundMe

Juan Martínez se gana el pan de cada día empujando su carrito de helados por los vecindarios del Valle de San Fernando, los siete días de la semana.

Pero cuando este abuelo de 71 años se encontraba sobre la calle Vanowen en North Hollywood, ya rumbo a casa después de un día laborioso, terminó en el suelo, brutalmente golpeado y sin un solo centavo en su bolsillo.

Carrito de paletas de Martínez. (Foto: Captura/Univision Noticias)
Carrito de paletas de Martínez. (Foto: Captura/Univision Noticias)

El violento incidente se dio el martes a las 8:00 de la noche a manos de dos jóvenes. Lo acorralaron sobre la banqueta y lo golpearon varias veces en la cabeza, antes que éste cayera al suelo, contó el señor a Univision Noticias.

El padre de siete, y también abuelo de otros siete, dijo a cámaras de NBC Los Angeles que nadie se detuvo para ayudarlo; él tampoco cuenta con un teléfono móvil que le habría servido para pedir auxilio.

Pero el hombre consiguió levantarse, caminar una milla y llegar a su casa, moreteado y ensangrentado, y determinado a continuar su labor la mañana siguiente. De no haber sido por su nuera, el caso de Martínez jamás hubiera recibido atención de los medios.

“No tienen corazón”, aseguró Laura Rodríguez, nuera del hombre que, según ella, no ha hecho más que brindar sonrisas al vender las paletas.

“Le dije ‘usted tiene que ir al hospital y tiene que hacer un reporte policial'”, dijo Rodríguez, quien insistió hasta que por fin Martínez accedió a tratarse.

Martínez llegó hace 30 años a Los Ángeles tras emigrar de su natal México y desde entonces ha dedicado sus días a vender paletas en el Valle de San Fernando.

Mientras el señor asegura que seguirá rondando las mismas calles para ganarse su pan de cada día, sonando la campanita que anima a todo niño y adulto al escucharlo pasar, su nuera asegura que un caso violento como éste podría volver a darse.

Gana de $30 a $40 dólares al día, entonces se robaron $80; una cantidad por la cual no vale la pena morir“, dijo Rodríguez.

Para ayudarlo a dejar su ronda diaria de vender paletas, la mujer ha lanzado una campaña en GoFundMe. La meta a recaudar son $100,000 y ya casi alcanza los $37,000.

En cuanto a la involucración policial, las autoridades no cuentan con muchos detalles sobre el incidente, ni con una descripción de los sospechosos.

Te recomendamos