Un niño de 6 años es atacado por un coyote en Irvine Park

El padre del pequeño, que solo sufrió heridas leves, consiguió ahuyentar al animal

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Un niño de 6 años es atacado por un coyote en Irvine Park
Los coyotes pueden suponer un peligro para los humanos, sobre todo para los niños, y especialmente si tienen la rabia.
Foto: BBC

Las autoridades están en busca del coyote que atacó a un pequeño de 6 años en Irvine Park, mordiéndolo en el brazo y arrastrándolo varios metros. Por suerte, el padre del niño y otros adultos intervinieran y consiguieran ahuyentar al animal.

A raíz de tal incidente, el cual tuvo lugar el domingo hacia las 7 p.m. en Springbrook Park, en la comunidad de Woodbridge, cuatro coyotes han sido capturados y sacrificados.

El menor solo sufrió heridas leves por punción de los dientes del coyote, pero es la tercera víctima de un ataque por parte de estos animales en esta misma zona durante los últimos meses, según explicó la capitana del departamento de fauna de California, Rebecca Hartman. Ninguna hubo de ser hospitalizada, pero sí requirieron asistencia médica y se les recomendó vacunarse contra la rabia.

En total, seis personas sufrieron mordeduras de coyote en Irvine en el último año, de acuerdo con el portavoz del departamento de fauna de California, Andrew Hughan. Irvine es una zona donde se concentra un gran número de estos animales, que han protagonizado un número de ataques en aumento en el sur de California.

Éste fue el primer ataque de un coyote reportado en el Condado de Orange este año.
Media docena de ataques se han reportado en Irvine. (Foto: Archivo/La Opinión)

En la comunidad cercana de Portola Springs, a unas 5 millas de Woodbridge y más cerca de las montañas de Santa Ana, el año pasado experimentaron un aumento similar en el número de ataques de coyotes, sobre todo a niños. Gracias a una campaña de la Policía de Irvine para educar a la población, consiguieron que tan solo hubiera un avistamiento de coyote desde entonces.

Cambiar el comportamiento de los residentes locales parece, pues, la manera de evitar que los coyotes se acerquen demasiado a los humanos y puedan producirse nuevos ataques. Hartman explicó que las mascotas y su comida deben guardarse en sitios cerrados durante la noche, y que hay que evitar cubos de basura abiertos, fruta caída y cualquier otra cosa que los pueda atraer.

Se recomienda pasear a los perros siempre con correa y que ésta no sea muy larga. Si alguien se encuentra con un coyote debe hacer fuertes ruidos y aspavientos para espantarlo y conseguir que se asusten de los humanos y se mantengan alejados.

Se debe notificar a las autoridades locales y al servicio de control animal si se ve a algún coyote exhibiendo un comportamiento inusual, aconsejó también Hartman.

Te recomendamos