América 1-0 Xolos: Arroyo hizo vibrar al Azteca en el Centenario

El ecuatoriano entró de cambio y marcó el único gol del partido

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

América 1-0 Xolos: Arroyo hizo vibrar al Azteca en el Centenario
Michael Arroyo y sus compañeros festejan el gol.
Foto: Mexsport

Un tiro libre de Michael Arroyo desviado en la barrera fue suficiente para que el América ganara el partido de su Centenario 1-0 sobre los Xolos, que se cansaron de fallar y que no pudieron arruinar el festejo como pretendía su entrenador Miguel Herrera.

El partido arrancó con mucha velocidad, llegadas, y un constante vaivén con ritmo desgastante y emociones en ambos arcos, y solo faltó el gol en la primera mitad.

Oribe Peralta no estuvo fino. Avilés Hurtado y Milton Caraglio desperdiciaron las más claras del partido.
Rubens Sambueza cobró con pierna izquierda un tiro libre que hizo volar a Federico Vilar, que con angustia vio cómo el balón apenas se fue desviado.

Avilés Hurtado escapó solo y encaró a Muñoz, trató de recortarlo pero el arquero azulcrema alcanzó a puntearle el balón y lo sacó de la jugada. El colombiano atinó a buscar a atrás a un compañero que disparó y el balón fue a dar a la humanidad de un defensor.

Al medio tiempo, las Águilas rindieron homenaje a sus más grandes figuras en el ataque, entre los que se encontraban Luis Roberto Alves padre e hijo, Osvaldo Castro “Pata bendita” y Enrique Borja, así como el padre de Raúl Jiménez, que recibió un reconocimiento a nombre de su hijo.

Foto: Mexsport
Foto: Mexsport

Después se presentó el Himno oficial del Centenario, que estuvo a cargo de la banda mexicana Matute.
El segundo tiempo arrancó con el conjunto de Tijuana con el acelerador a fondo, buscando el arco de “Moi” desde el silbatazo.

Apenas al 47 se anuló un gol a Xolos por supuesto fuera de lugar.

Peralta siguió con la pólvora mojada y al cuarto de hora de juego en el complemento abandonó la cancha de cambio. Caraglio se cansó de fallar ante el arco rival y las buenas atajadas de Muñoz.

El grito de gol se desbordó y salió desde de la banca. Arroyo, que entró de cambio en la segunda mitad, cobró un tiro libre que se desvió en la barrera y descolocó a Vilar, que alcanzó a desviar el balón pero no lo suficiente para que se anidara en la red.

“Creo que el equipo hizo un buen trabajo ante un equipo fuerte. Gracias a dios pudimos sacar tres puntos muy importante”, dijo Arroyo al final del partido. “Siempre que entro ellos (la afición) son los que me motivan”.

Te recomendamos