A Icardi no lo quiere nadie: ahora fue la propia afición del Inter quien lo llamó “infame y mercenario”

La Curva Norte del Giuseppe Meazza atacó al argentino por los comentarios que publicó en su reciente autobiografía; el cruce también se dio en la redes sociales

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

A Icardi no lo quiere nadie: ahora fue la propia afición del Inter quien lo llamó “infame y mercenario”
Mauro Icardi, mal y de malas en el Inter.
Foto: EFE

Los hinchas de Inter de la Curva Norte rompieron relaciones con su capitán. Y, más allá de que en el fútbol pueden solucionarse las diferencias a fuerza de goles, el idilio entre ese grupo y Mauro Icardi parece haber llegado a su fin. “Icardi, el bastardo sos vos. Inventaste pavadas para vender un poco más. Infame, mercenario. Usaste un chico para justificarte y tirarnos barro en la cara. No sos un hombre, no sos un capitán. Sos solamente una vil mierda“, se pudo leer en las banderas que colgaron en esa tribuna del estadio, en la previa de la derrota por 2-1 ante Caglari, donde el rosarino falló un penal. ¿El motivo? El delantero publicó su autobiografía en los últimos días y ahí dio detalles de la pelea que tuvo con la Curva Norte en febrero de 2015. Por eso, los hinchas dieron a conocer un comunicado donde le pidieron que deje de ser el capitán y él respondió desde su cuenta de Instagram.

icardi-ok

El 1 de febrero del año pasado, luego de la dura derrota 3 a 1 ante el débil Sassuolo, los jugadores quisieron tener un gesto con la hinchada, casi como un pedido de perdón por la caída. Sin embargo, cuando Icardi tiró su camiseta a la tribuna, el gesto no fue bien recibido y el hincha que la agarró la arrojó nuevamente a la cancha. Cuando Icardi vio lo que pasaba, explotó.

El comunicado

Levantamos nuestras manos en señal de rendición. Es alucinante. La primera pregunta que se nos viene es: ¿por qué? Las fantasías, las inexactitudes, las ficciones. ¿Por qué? Estamos consternados, entristecidos, conmocionados.

El libro de Icardi provoca una situación extraña, grotesca, ridícula. Es la autobiografía de un niño de 23 años de edad. Eso por sí solo hace pensar .. Mentiras. Mentiras. Mentiras. Nos tira barro para ser “agradable”, en contra de nosotros.

Icardi es un mentiroso cuando se habla del episodio de Sassuolo. Inventó un episodio que nunca ocurrió para mostrarse superior a nosotros. Es patético leer ciertas cosas .. hablando de nosotros: “Estoy listo para hacer frente a ellos uno por uno. […] ¿Cuántos? Cincuenta, cien, doscientos? De acuerdo, graben grabación de mi mensaje y escuchen: voy a traer 100 asesinos de Argentina para que los maten donde están y después vemos“.

Nos preguntamos por qué. Icardi, por desgracia, no sabe lo que es el respeto. En su mente, evidentemente, algo gira hacia atrás. Después habla de ayudar a los chicos, inventó un incidente que jamás pasó para lucir superior a nosotros, como si no fuera suficiente aclarar que somos la única hinchada que ayuda a los chicos. No hay más excusas, lo consideramos joven y un poco idiota (como tantos) pero, en el fondo, un buen muchacho. De todas maneras, es un individuo que no merece llevar la cinta de capitán. No porque nosotros lo digamos, simplemente porque Inter no se lo merece.

Un concepto debe ser claro para todos: el capitán de Inter no puede permitirse tales comentarios. Tal persona no puede llevar el brazalete de capitán. Independientemente de nuestros pensamientos. Inter no se lo merece. Para ser claros: Icardi con nosotros es un tema cerrado. Sacate el brazalete, payaso.

El texto fue publicado en el sitio oficial de la Curva Nord de Inter.

Cara Curva Nord, sono sorpreso e dispiaciuto. Sorpreso perché relativamente all’episodio di Reggio Emilia ho semplicemente riferito di come, complice l’adrenalina post-partita ed il cattivo momento che stava attraversando la squadra, “a caldo” ho perso la testa. Volevo semplicemente rendere l’atmosfera di quell’episodio. Tanto è vero che nel libro ho aggiunto che avevo sputato fuori frasi esagerate (ed il verbo sputare già rende l’idea di quanto inopportuna fosse stata la mia reazione). Riguardo al discorso degli assassini dall’Argentina, siccome da più parti mi continuavano a ripetere che mi sarei ritrovato degli esagitati sotto casa (nota bene: non la Curva Nord, degli esagitati) ho pronunciato quella frase: ma nella biografia ho anche detto “avevo usato parole minacciose contro la tifoseria e non avrei dovuto farlo”. Sono dispiaciuto. Dispiaciuto per questo polverone che si è creato, Ho semplicemente raccontato un episodio seguendo i miei ricordi. Oltretutto se uno avesse un minimo di sale in zucca non rischierebbe di offendere la propria curva, strategicamente se fossi stato in mala fede avrei usato parole accattivanti nei vostri confronti. Non l’ho fatto perché nessuno voleva offendere o mancare di rispetto a nessuno. La fascia da capitano rappresenta la realizzazione dei miei sogni di bambino, la gioia che ho donato prima di tutto alla mia famiglia e poi a me stesso. Siete Voi che io cerco ogni domenica appena faccio gol, è il Vostro abbraccio che io cerco per primo. perché io amo l’Inter. Fra pochissimo scendero’ in campo quindi non posso più dilungarmi. Spero che avrete compreso quanto importanti siete per me e quanta stima e quanto Amore nutra per Voi anche se deciderete di fischiarmi. Vi chiedo solo una cosa da Capitano: state vicini all’Inter come avete sempre fatto, io e i miei compagni abbiamo bisogno di Voi. Con affetto Mauro 🔵⚫️🔵⚫️

Una foto publicada por Mauro Icardi (@mauroicardi) el 16 de Oct de 2016 a la(s) 4:13 PDT

Te recomendamos