La Opinión te recomienda: Sí a la Medida HHH

El centro de la propuesta es crear 13,000 unidades habitacionales para indigentes

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
La Opinión te recomienda: Sí a la Medida HHH
Hay miles de desamparados viviendo en las calles de Los Ángeles.
Foto: Twitter/@YesonHHH

La ciudad de Los Ángeles tiene un grave problema: la gente que carece de vivienda. Se puede ver cómo crece en veredas, puentes y espacios vacíos de nuestra ciudad, la presencia de carpas y campamentos de personas sin techo. La Medida HHH es una proposición para enfrentar este problema que merece ser respaldada.

El centro de la propuesta es crear 13,000 unidades habitacionales, que incluye a 10,000 con la estructura de servicios de apoyo, siguiendo la estrategia más recomendada por las autoridades federales y por la Autoridad de Los Ángeles de Servicios para los Desamparados (LAHSA). Esta dice que es mejor dar primero al individuo un techo para luego proveer los servicios necesarios como tratamiento para las drogas y médicos, capacitación laboral y educación.

También se crearán refugios temporales, depósitos, duchas y sitios para proveer los servicios humanos ya mencionados.

La medida financia solo la construcción de las instalaciones, los servicios deben ser provistos por la Ciudad, organizaciones sin fines de lucro o entidades privadas.

Para ese fin propone la emisión de bonos por el valor de 1,200 millones de dólares que representará un aumento anual de impuestos de 10 dólares por cada 100,000 dólares de valor en una propiedad durante 29 años.

Sin estos fondos adicionales se estima que solo se podrán construir alrededor de 3,000 unidades, una cifra muy por debajo de lo necesario. Esto hará que crezca el déficit habitacional.

Se estima que hay 26,000 personas viviendo en las calles de nuestra ciudad, una cifra que se multiplica cada año.

Muchos de ellos son individuos con problemas mentales que necesitan atención y sin ella no se recuperarán. Otras son personas que duermen en sus autos y en lugares precarios por falta de empleo o de dinero para pagar los alquileres elevados de Los Ángeles.

La falta de vivienda que obliga a la gente a dormir en la calle tiene un alto costo humano, social y económico que afecta a todos.

El solucionar esta situación ya no es una cuestión de caridad sino un desafío colectivo de un problema que impacta a los angelinos. Esta medida propone una alternativa a largo plazo para enfrentar al desamparo, en vez de usar curitas, como muchas veces se ha hecho, para sanar una herida profunda.

¡Vote por la Medida HHH!

Te recomendamos