Si llega un mes malo… ¿saldrá adelante su negocio?

La mayor parte de las pequeñas empresas viven en la caja con lo justo

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Si llega un mes malo… ¿saldrá adelante su negocio?

Cuando hace dos años el invierno llegó con fuerza en la costa este de EEUU, algunos empresarios latinos con negocios de restaurantes y bares en Nueva York confesaron que lo pasaron muy mal. La nieve dejó a los potenciales clientes con pocas ganas de salir y empresas que iban viento en popa de repente se encontraron con grandes problemas para mantenerse a flote.

Cuando hay un mes malo, por la causa que sea, o dos. ¿Cómo sobreviven los pequeños negocios?

Al filo de la navaja.

Según un estudio hecho por el Instituto JP Morgan Chase buena parte de ellos viven con lo justo para llegar, casi literalmente, a fin de mes. “El promedio de los negocios pequeños tienen suficiente efectivo para mantenerse apenas 27 días sin que haya entradas de dinero”.

Dicen los expertos que cash flow, el flujo de capital que entra y sale de la caja del negocio, es “king” (el rey), y que muchas empresas que no controlan el arte de gestionarlo o carecen de acceso al capital se ven abocadas al fracaso. En ese sentido, las cifras del instituto, que se deducen de transacciones anónimas hechas por casi 600,000 negocios entre febrero y octubre de 2015, muestran que el rey de muchas empresas es inestable.

Lo primero que el Instituto ha detectado es que los negocios pequeños tienen como promedio un ingreso en caja diario de $381 y una salida de $374, aunque hay variaciones según la industria. “Eso indica cuán estrechos los márgenes de los negocios son, se usa el dinero que se tiene”, explica a este diario Diana Farrell, presidenta de este centro de investigación y análisis de JP Morgan Chase.

En ese sentido, Farrell dice que hay un cierto paralelismo con los númerosos estudios que se han hecho sobre los ahorros de los individuos y que revelan que estos no conceden demasiado respiro en caso de emergencia.

Aunque como promedio el dinero en efectivo que tienen los negocios podría cubrir 27 días, esto depende de industrias. En los negocios de bienes raíces estas reservas durarían 47 días, en los servicios de salud, 30 días, mientras que en la construcción se rondarían los 20. En el negocio de los restaurantes hay 16 días, como promedio, de reservas.  El 25% de los pequeños negocios tienen capital en reservas para 13 días, un porcentaje similar lo tiene por casi 62.

Es muy bajo, el promedio permite un campo muy pequeño de operaciones”, lamenta Farrell quien explica que muchos de ellos no tienen empleados.

El mismo estudio apunta a que los negocios en sectores en los que se emplea a mucha mano de obra pero de bajos ingresos, como los talleres mecánicos, tienen menos reservas en efectivo que las que tienen menos estructura de plantilla pero está mejor pagada como en servicios profesionales.

El acceso a capital es crítico pero muchos de ellos tienen problemas porque los acreedores, los bancos, van a mirar sus balances “y si ven una situación de mala liquidez y no hay demasiados activos para avalar (collateral) es difícil que se concedan créditos es un círculo vicioso, un catch-22”, explica Farrell.

Esta experta explica que estos datos son preocupantes porque al igual que los consumidores, los pequeños negocios son un componente crítico del crecimiento económico “pero la consistencia de su crecimiento es cuestionable si viven mes a mes”.

El arte de la gestión

Gestionar el flujo de capital es un arte que no siempre es fácil.  Diana Farrell dice que cuando se está dispuesto a abrir un negocio hace falta optimismo pero también entender que es arriesgado y peligroso no tener provisiones.

“Parte del problema es que hay pocas políticas centradas en ayudar  a gestionar la liquidez de las empresas”, explica. Ella sugiere que haya préstamos del SBA no solo para inversiones de capital sino para permitir una mayor liquidez.

El Instituto JP Morgan Chase concluye que son necesarias internvenciones para que los dueños de los negocios entienda mejor y gestionen su efectivo “para apoyar la salud financiera de un sector que provee la base económica de una gran parte de la población de EEUU”.

Te recomendamos