Las actividades simples que detrás del volante pueden tornarse mortales

Este tipo de accidentes mortales es cada vez más común entre jóvenes menores de 16 años; ¿está tu hijo capacitado?

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Las actividades simples que detrás del volante pueden tornarse mortales
Jóvenes de la secundaria Birmingham toman un curso para conductores distraídos.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Gonzalo Aranguiz, de 26 años, aun recuerda con nostalgia el momento que su vida cambió para siempre mientras conducía al salir de su universidad hace tres años.

“Iba a pasar una curva y en ese momento se me cayó el celular y tomé la decisión de recogerlo”, recordó Aranguiz, quien al descuidar el volante por unos segundos sintió el golpe.

Aranguiz había atropellado a un ciclista. El joven de 21 años falleció.

Aranguiz contó su historia en la secundaria Birmingham de Van Nuys durante la Semana Nacional de Seguridad para Jóvenes Frente al Volante, la cual se lleva a cabo del 16 al 22 de octubre.

La iniciativa es parte de una colaboración entre la Patrulla de Caminos de California (CHP), la Policía de Los Ángeles (LAPD) y un grupo de organizaciones que informan a los jóvenes acerca de manejar responsablemente.

img_20161017_094112
Gonzalo Aranguiz, de 26 años, cuenta a estudiantes su experiencia detrás del volante. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Cosas muy simples pueden tener resultados fatales como el mandar mensajes de texto, comer, cambiar a la radio o no tener el cinturón de seguridad, dijo Richard K. Stewart, subjefe de la CHP.

El 2015 fue el año con un mayor aumento de número de muertes de trafico en casi 50 años en EEUU: 35,092 muertes (aumento de 7.2%), informó la Administración de Seguridad de Trafico de Caminos (NHTSA).

En California las fatalidades incrementaron un 2.4% entre 2014 y 2015 y los choques que involucraron a conductores menores de 16 años incrementó un 12.4% en el 2015.

img_20161017_101359
Ángel Izaguirre participa en curso para jóvenes distraídos. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Para Ángel Izaguirre, estudiante del 12 grado de la secundaria Birmingham, el participar en un mini curso de conductores distraídos que se llevó a cabo el lunes después de la conferencia de prensa le ayudó a entender la importancia de prestar toda su atención en el volante.

“Quiero saber cómo manejar más seguro y cómo prevenir accidentes”, dijo él joven, aceptando que le fue imposible enviar un mensaje de texto mientras conducía en el curso que fue supervisado por un elemento de la CHP.

Aranguiz dijo que aunque al principio tuvo mucha culpa por el fatal accidente que causó, con el tiempo decidió hacer un cambio y ahora se encarga de informar a los jóvenes acerca de la importancia de manejar responsablemente.

img_20161017_100558
(Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Cualquier decisión que tomes detrás del manubrio te puede cambiar la vida”, dijo el joven, quien aseguró que las decisiones incorrectas no solo afectan al conductor pero también a los familiares. “Mis padres sufrieron demasiado por mí”, agregó Aranguiz.

Neelu Yeoh, estudiante líder y joven conductora, retó a sus compañeros a tomar la decisión de manejar de forma segura.

“Nosotros los jóvenes podemos ayudar a salvar miles de vidas cada año con solo recordar que debemos enfocar el 100% de nuestra atención al volante cada vez que nos subimos a un auto”, dijo Yeoh.

Pero lo más importante es que los adultos se conviertan en un ejemplo a seguir para los jóvenes, dijo el asambleísta Matt Dababneh, quien representa al valle de San Fernando y apoya la ley AB 1785, la cual no permite que un conductor tenga un aparato electrónico en la mano mientras conduce.

Te recomendamos