Con “Chente” Fernández, latinos verán el debate en Las Vegas

El tercer encuentro Clinton-Trump será en la ciudad de los casinos, donde miles de latinos trabajadores esperan escuchar con claridad lo que pueden esperar de los candidatos en inmigración

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Con “Chente” Fernández, latinos verán el debate en Las Vegas
El lugar del tercer debate entre Hillary Clinton y Donald Trump, a pocas millas de los grandes casinos de Las Vegas / AFP / PAUL J. RICHARDS (Photo credit should read PAUL J. RICHARDS/AFP/Getty Images)

Las Vegas- NEVADA (Enviada especial) – Mientras la atención mediática estará el miércoles en el escenario del tercer debate presidencial en la Universidad de Las Vegas, a unas 15 millas de distancia en el barrio de North Las Vegas, cientos de trabajadores y activistas latinos verán el debate al lado de un ídolo de la música mexicana, Vicente Fernández.

La campaña de Hillary Clinton ha decidido que su evento oficial de celebración del debate esté marcado por un sabor definitivamente mexicano: acompañando a “Chente” estará también Angélica María (la “novia” de México).

El debate entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump será el primero en tocar el tema de inmigración, y mucha gente aquí está deseando ver a Hillary defender a los mexicanos de los ataques del magnate que, por cierto, emplea a muchos de ellos en su hotel de Las Vegas.

“Yo espero que Hillary Clinton le diga en su cara a ese señor que ya estamos cansados de sus insultos”, dijo Berta Rodríguez, trabajadora de un restaurante en el oeste de Las Vegas. “El no ha hecho más que atacarnos y esperamos que ella saque la cara por nosotros.

Nevada es uno de los estados competitivos donde el voto latino está jugando un papel crucial. Mientras las encuestas hayan una cerrada competencia entre Trump y Hillary por el estado y los demócratas defienden a muerte el puesto del senado que deja el lider del partido Harry Reid, los estimados indican que uno de cada cinco votantes aquí será latino.

El apoyo desproporcionado que estos latinos dan a los demócratas según las últimas encuestas es la razón de toda la atención que están recibiendo y de la presencia de “Chente” y de “La novia de México”.

La estrategia de poner atención a estos votantes al parecer está dando resultado: la encuesta de Monmouth University dada a conocer este martes señala que Clinton ha pasado de un empate técnico en Nevada a mediados de septiembre a 7 puntos de ventaja. La razón: votantes jóvenes y de minorías están agregándose cada vez más a la columna de Clinton, según Monmouth. 

Entre las minorías (la encuesta no categoriza a los latinos sino a todas las minorías juntas), Clinton lleva 67% de ventaja frente a 18% para Trump en Nevada. En Septiembre era 67% a 28%, por lo que mientras Clinton ha aumentado un poco, el republicano se ha derrumbado.

Trump al ataque

En todo caso, la reunión en el Anfiteatro del Craig Ranch Regional Park será una imagen mucho más alegre que lo que estará ocurriendo en el escenario de lo que se espera sea un tenso debate en el que Trump parece dispuesto a enfocarse en lo más sombrío.

El candidato republicano, perseguido por las acusaciones de mujeres que lo han denunciado por tocarlas y besarlas sin su consentimiento, está contraatacando con fuerza y al parecer piensa seguir haciéndolo durante el debate.

Trump ha invitado al debate a Pati Smith, la madre de un funcionario del departamento de estado que murió durante el ataque a la embajada estadounidense en Benghazi, Libia.

Smith aparentemente se sentará en primera fila con la expectativa, según dijo a un diario, de “ver a Hillary a los ojos y que me mienta de nuevo”.

La dolida madre acusa a Clinton de mentir a las familias sobre el motivo del ataque en Benghazi y ha responsabilizado a la entonces secretaria de estado de “la muerte de mi hijo”.

Pero la hermana del embajador Chris Stevens, otro de los fallecidos en el ataque ha salido en defensa de Clinton, indicando que la culpa podría estar en el Congreso, que no ha autorizado más fondos para protección de las embajadas en todo el mundo y ha dicho que “no hay que culpar a Clinton”.

Las Vegas engalanada

La ciudad que nunca duerme se ha preparado para su momento en los reflectores, en el que los candidatos presidenciales Donald Trump y Hillary Clinton se enfrentarán en un tercer y último debate presidencial.

El periódico local lo llama “el Super Bowl de los debates” y tomadores de apuestas confiesan que en esta ocasión no es posible medir el evento: “porque es muy subjetivo”.

“En los últimos dos debates, si uno le preguntaba a 10 personas, había 10 opiniones diferentes”, dijo el director de apuestas de Wynn casino al periódico Las Vegas Review Journal.

El gobernador de Nevada, Brian Sandoval, ha declarado el 19 de octubre como “uno de los días más grandes en la historia de la ciudad”.

Pero un Donald Trump en declive argumenta que la elección estará determinada por el fraude –un buen argumento cuando uno va mal en las encuestas- y está claro que su estrategia para este último encuentro será atacar, atacar y atacar.

Al mismo tiempo, el periódico local amaneció con esta buena noticia en la primera página: Nevada volvió a los niveles de empleo previos a la gran recesión, con 1.3 millones de nuevos trabajos.

Te recomendamos