El incendio que se tornó pesadilla ambiental para residentes de Maywood

El siniestro desplazó a cientos de familias, mientras que altas concentraciones de magnesio, aluminio y otros metales incinerados contaminaron el aire

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

El incendio que se tornó pesadilla ambiental para residentes de Maywood
Los vecinos alertan de que todavía se sigue percibiendo un fuerte olor consecuencia de la explosión.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cuatro meses después de un incendio que devastó a residentes de la ciudad de Maywood, se iniciaron esfuerzos de limpieza, actividad que durará dos meses y que costará $3 millones de dólares.

La Agencia de Protección Ambiental (EPA por sus siglas en inglés), se movilizó el lunes en el sitio donde antes yacían plantas recicladoras de metal, edificios que quedaron completamente incinerados en un incendio de junio.

Tras anunciar que se llevaría a cabo el proyecto de limpieza, también avisaron a la comunidad que al librar la zona de debris tóxico, olores nocivos podrían esparcirse a vecindarios cercanos.

Una columna de humo salia del almacen. /KTLA
Una columna de humo salia del almacen. (Foto: Captura/KTLA)

A temprana hora del 14 de junio, las llamas de un siniestro acabó con la planta que reciclaba chatarra, Panda International Trading Co. y el local de Sokor Metals, empresa que se dedica a reciclar metales preciosos, ubicados sobre la cuadra 3500 de la avenida Fruitland.

El condado de Los Ángeles reubicó a las familias afectadas por el incendio de Maywood, del albergue de la Cruz Roja a dos moteles: el Travel Lodge y el Motel 6 en las ciudades de Bell y Bell Gardens. Y el temor de que otro incendio como éste, dada la alta concentración de plantas industriales en el sureste de Los Ángeles, desplace a más residentes se huele en los tóxicos presentes en la atmósfera.

Después de todo, aseguraron unos residentes a La Opinión, ésta fue la segunda vez que tuvieron que ser evacuados debido a una consternación ambiental.

Anthony Durán y su familia fue desplazada de su vivienda luego del incendio en una planta de metals en Maywood. /ARACELI MARTINEZ ORTEGA
Anthony Durán y su familia fue desplazada de su vivienda luego del incendio en una planta de metals en Maywood. (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

“En cuatro años es la segunda vez que nos evacuan. La primera vez fue a causa de Exide, la planta recicladora de baterías que fue cerrada. Estuvimos dos semanas fuera que porque iban a cambiar la tierra”, dijo Sonia García, quien tuvo que dormir en un hotel de la ciudad de Bell tras el incendio en Maywood. La mujer dijo en ese entonces que su hija había comenzado a sangrar de la nariz y sufrir de vómito.

Alrededor de 10,000 libras de magnesio alimentaron las llamas esa madrugada, soltando suficiente alimento para que el siniestro perdurará más de un día. No fue hasta que elementos del Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles utilizaron un químico que lograron sofocar el fuego.

Más de 100 bomberos acudieron a la zona para intentar controlar el siniestro. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Más de 100 bomberos acudieron a la zona para intentar controlar el siniestro. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Pero a pesar que éstas pudieron ser extinguidas, exámenes de la zona mostraron que las cenizas contenían altas concentraciones de magnesio, aluminio y otros metales ya carbonizados.

Por ello, la EPA lanzó el esfuerzo de limpieza, conteniendo la zona con una cerca cubierta de tela, y así evitar que los tóxicos se esparzan a hogares cercanos.

Tal proyecto también llega a un mes después que el dueño de Panda International Trading Co. se declaró culpable de desechar material tóxico en el sitio de manera ilegal. Asimismo, la planta ya había recibido citaciones por violaciones ambientales.

Te recomendamos