Para Rick Najera, Hollywood es una burbuja que no conoce lo latino

Escritor de East Los High, logró fama en Broadway con la serie Latinologues, Rick Najera dice que no tiene amigos que apoyen a Trump. "Conozco algunos, pero no son mis amigos", dice.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Para Rick Najera, Hollywood es una burbuja que no conoce lo latino
Rick Najera, autor de Latinologues y escritor de East Los High

La corrección política no es uno de los fuertes de Rick Najera, un  chicano nacido cerca de San Diego, a 14 millas de la frontera y cuyo famoso Broadway show, Latinologues, se divertía hace ya una década con los diversos estereotipos latinos.

El propio Najera actuaba como un patrullero fronterizo de origen mexicano que era más sádico con los indocumentados que ningún agente de raza blanca, un personaje que muchos probablemente han conocido en carne propia.

A partir de ese éxito, Najera se ha abierto paso en Hollywood como escritor y director a pesar de calificar a ese mundo como “una burbuja, que no nos conoce en lo absoluto”.

En algún momento, Najera el actor se cansó de los papeles de criminal y narcotraficante “era muy dificil para mí ya que no crecí en eso”, dice. Así que se dedicó a escribir sus propias historias.

En esta entrevista, Najera habla de la “burbuja” que es Hollywood, cómo ven desde adentro a los latinos y del peligro de no tener gente que cuente nuestras historias. “Nadie habla del profesional latino, ni siquiera lo conocen”, dice.

Desde hace once años, Najera dirige un programa que busca talentos latinos de origen étnico diverso para la cadena CBS del que han surgido 65 nuevos actores y performers para la televisión y el cine. Najera escribe para la serie East Los High, de Hulu y organiza charlas con gente del mundo del entretenimiento en el Centro de Artes Escénicas de Oxnard.

¿Le he escuchado decir que los latinos son la solución y no el problema. ¿Qué significa eso para usted?

Está indicando una realidad, que somos un grupo demográfico muy joven y que el balance entre qué tanto logramos ser educados y no necesariamente encarcelados, decidirá nuestro futuro y el de todo el país en realidad. Hay toda una generación de jóvenes en la que tenemos que invertir si queremos mejorar la situación para todos los demás. Los latinos jóvenes son buena parte de la población que pagará los impuestos del futuro. Y algo de lo que se habla poco, los indocumentados han dejado 100 mil millones de dólares en diversos impuestos y en nuestra seguridad social.  Así que cuando la narrativa que escuchamos es la de construir un muro, y cuando se usan término despectivos hacia ciertos inmigrantes, estamos ignorando que hay toda una generación joven que va a hacer crecer este país.

¿Qué piensa cuando escucha a ciertos políticos hablar de los inmigrantes como serpientes venenosas, caramelos en un bol, violadores o traficantes?

Está demostrado estadísticamente, que los inmigrantes tienen un menor índice de criminalidad que otros grupos. Ellos no cometen más delitos que otros grupos, al contrario. En su época, Hitler dijo las mentiras más grandes que le fue posible acerca de los judíos y otros grupos, y la gente solo tenía dos opciones: discutirlo o creerlo.  Estoy convencido que si no contestamos en términos igualmente duros y a todo el volumen posible, no nos van a escuchar.

Los latinos somos una cultura muy educada, pero en lugar de verlo como una fuerza, se ve como una debilidad. Para mí los inmigrantes son los héroes de este país.

Y cuando algunos dicen “hagamos a Estados Unidos grande de nuevo” lo que están diciendo es “hagamos a Estados Unidos blanco de nuevo”

¿Tiene amigos que apoyan Donald Trump?

No, no tengo amigos que apoyan a Donald Trump. Conozco gente que lo apoya, pero no son mis amigos. Para mi, apoyar a Trump es apoyar su mensaje. Y la gente que lo rodea no disputa sus ideas. Cuando habla de inmigrantes te dicen: Oh, él sólo habla de los indocumentados, pero ellos mismos no saben la diferencia o bien, sólo nos miran y piensan que todos somos indocumentados y transgresor de la ley. Tienen estas creencias racistas que no se basa en ninguna realidad.

Un problema grave es que estamos contando nuestras historias. Eso es parte de lo que necesitamos hacer para cambiar la imagen de los latinos en los Estados Unidos. Y hemos visto delitos de odio como el que llevaron a cabo dos partidarios de Trump contra un indigente latino. Si usted no está escandalizado por las cosas que él ha dicho, entonces es un cómplice.

Este es un país al que amo con locura, estoy muy orgulloso de mi país, Pero este país perdió a cientos de miles de personas en la guerra a favor y en contra de la esclavitud. No se trataba de los derechos estatales como decían algunos, era el derecho de ser dueño de otro ser humano. La gente en el sur eran en su mayoría analfabeta y es por eso que la diversidad es lo que nos hace grande otra vez. No podemos volver a Mayberry con una visión inocente de las cosas. Mira la película “Lo que el viento se llevó”. Todo el mundo se ve tan feliz, se ven felices todos ¿no? Pero ver a ver cómo vivían en el campo de esclavos, esa parte no la muestran. Tenemos que mostrar todas las partes de nuestro país, incluyendo la parte racista, ese es el aspecto más noble de la cultura estadounidense.

¿Cómo se ven los latinos en el interior de los pasillos de los grandes estudios y en las oficinas ejecutivas? ¿Ha encontrado estereotipos locos que le han sorprendido?

En un evento que fui un actor preguntó: “¿qué debo hacer cuando un director me dice que me “haga” más Latino?” ¿Qué diablos significa esto? Eres latino o no eres latino. Lo que están diciendo es que seas más estereotipado, que te parezcas al estereotipo que tienen de los latinos. Eso sigue siendo un problema, no hay personajes multidimensionales, tampoco siempre tenemos que ser el chico bueno, simplemente que sea honesto. Que haya escritores capaces de escribir esos roles, y que estemos en posiciones para ser críticos y decir, el personaje debe ser así, o esto no es correcto. La realidad es que Hollywood vive en una burbuja. Una vez trabajé escribiendo un piloto con un famoso escritor y le pregunté:  ¿alguna vez trabajó con un profesional latino? Me dijo que “sólo con María, su empleada doméstica”. María era para él, la única profesional latina con la que había tenido una experiencia de trabajo.

Yo nací a 15 millas de la frontera, en Mesa, California. En mi mismo vecindario creció Juan Vargas, que hoy miembro del Congreso y Elaine Ochoa, que fue la primera astronauta latina. Pero esas historias no se cuentan. Si hablas de la frontera el enfoque es narcotráfico, etc, pero hay otras historias. Por ejemplo, ¿cuántos estadounidenses saben que en Tijuana están algunos de los mejores restaurantes del mundo? No hay la celebración de la cultura.

Usted escribió un libro llamado “Soy casi blanco”. ¿Se considera casi blanco? ¿Qué significa eso?

Es algo irónico, ser latino en Estados Unidos está lleno de ironía. Mucha gente piensa que solo hay dos tipos de gente: blancos y negros. No hablan de los asiáticos o los latinos. Para ellos, los latinos son “casi blancos”. No saben qué hacer con nosotros. En Hollywood, si alguien escribe un programa “latino” y no funciona, dicen: “lo latino no funciona, ya lo intentamos”. ¿Cómo lo intentaron? ¿Es que si vas a Texas y cavas en un sitio y no sale petróleo eso quiere decir que no hay petróleo en Texas?  Quizá no excavaste en el lugar correcto. Pero la gran mayoría de la gente en el estudio no es latina, no entiende a los latinos.

Los latinos necesitamos un publicista, yo trato de hacer ese papel en lo posible.

¿Cómo logró usted entrar en el mundo del entretenimiento cuando es tan difícil si no tienes palancas o conoces a alguien?

Me abrí paso tomando cualquier trabajo como actor. Hice todos los papeles que me ofrecieron, pero hacer de criminal siempre fue todo un reto actoral porque yo no crecí en ese ambiente. Por eso decidí convertirme en escritor y escribir nuestras historias. Y las historias comenzaron a hacerse populares, tuve una obra de éxito en Broadway, Latinologues, y luego comencé a recibir ofertas de trabajo para escribir. De ahí en adelante fue trabajar lo más duro posible,  nunca se puede estar ser el segundo mejor cuando se es un latino en Hollywood, hay que ser el mejor. Si no hay puestos de trabajo hay que crearlos. Nuestra cultura tiene grandes características y cualidades, hacemos todo lo que hay que hacer: si hay que hacerlo seré conserje, iré a vendimiar, escribiré, dirigiré, etc. Si te ofrecen un trabajo será mejor que lo tomes, y lo hagas mejor que nadie.{

Najera (der) y su compadre Edward James Olmos. El legendario actor chicano fue pionero en Hollywood y hoy en día esa industria aún "vive en una burbuja" que no conoce a los latinos, dice Najera
Najera (der) y su compadre Edward James Olmos. El legendario actor chicano fue pionero en Hollywood y hoy en día esa industria aún “vive en una burbuja” que no conoce a los latinos, dice Najera

Te recomendamos