La comunidad latina y el movimiento a favor del medio ambiente

Necesitamos líderes latinos y aliados para poder aprovechar estas oportunidades que nos permitirán integrar a la comunidad latina en la economía verde

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
La comunidad latina y el movimiento a favor del medio ambiente
Los principales emisores de gases de invernadero, como las refinerías, comenzarán a comprar 'permisos' a través de los cuales el estado controlaría la cantidad de las emisiones que entran al medio ambiente..
Foto: Archivo

Como parte del Mes de la Herencia Hispana, la Federación Hispana y El Fondo para la Defensa Ambiental (EDF, por sus siglas en inglés) organizaron en Washington, DC un foro de discusión junto con la organización de noticias Bloomberg para abordar como el cambio climático afecta la salud y el bienestar de la comunidad latina en Estados Unidos y cómo estos temas se verán reflejados en la elección presidencial de noviembre y después de la misma.

Existe una idea errónea común el creer que la comunidad latina no se preocupa por el medio ambiente. De hecho, tener aire limpio, agua limpia y espacios verdes son de las más altas prioridades para los miembros de la comunidad latina. De acuerdo con el Dr. Edward Vargas de la firma encuestadora Latino Decisions, los temas medio ambientales y de inmigración son los únicos temas que constantemente cuentan con niveles de preocupación por encima del 80% en encuestas realizadas entre la comunidad latina. Es momento que los políticos comiencen a poner atención, en especial cuando el número de latinos en edad de votar continúa creciendo.

Históricamente, los temas relacionados con el medio ambiente y con el cambio climático han sido analizados y descritos en términos científicos y técnicos. Esta situación puede limitar lo atractivo y la relevancia de estos importantes temas, y oculta el hecho de que la salud y el bienestar de la gente se encuentran en riesgo. Lo que es más, los efectos negativos de la contaminación y cambio climático los sufren desproporcionalmente las comunidades de color, incluyendo la comunidad latina. Los problemas derivados de la contaminación y el cambio climático son problemas que van más allá del medio ambiente, más bien están íntimamente ligados con la justicia económica, la justicia racial y la justicia social. La población latina, por ejemplo, es más vulnerable a los efectos negativos del cambio climático ya que tiende a vivir en zonas con alta contaminación, tiene menor acceso a una cobertura médica y tienen a una mayor parte de sus miembros trabajando en ocupaciones al aire libre.

La comunidad latina se beneficia de medidas que proveen espacios de vivienda más verdes, agua limpia y un aire limpio, y de las acciones para combatir los efectos nocivos del cambio climático. Entre estos beneficios podemos destacar el acceso a una energía más asequible y la creación de empleos derivados de la llamada economía verde (modelos económicos cuyas actividades generan bajas emisiones de carbono, utilizan los recursos naturales de manera eficiente y son socialmente responsables).

Es por ello que los que luchamos por el bienestar de la comunidad latina y la protección del medio ambiente debemos colaborar de manera estrecha, “conectar los puntos” y generar alianzas y programas sustentables a largo plazo para educar, empoderar y movilizar a la comunidad latina para elevar su voz y abogar por temas ambientales. Estas actividades van desde fomentar una participación más activa en la formulación de políticas públicas y leyes de cuidado ambiental hasta ayudar a elegir candidatos que harán de los temas ambientales una prioridad en sus cargos de servicio público.

También necesitamos líderes latinos y aliados para poder aprovechar estas oportunidades que nos permitirán integrar a la comunidad latina en la economía verde. La lucha por un mejor medio ambiente se verá reflejado en beneficios en la salud y mejores oportunidades económicas para las familias latinas en todo el país. Un ejemplo de este potencial lo encontramos en el estado de California, en donde la comunidad latina ha sido parte activa en promover legislaciones para asegurar que las comunidades que sufren de primera mano las consecuencias del cambio climático reciban inversiones específicas bajo el programa estatal del cambio climático.

Las oportunidades de colaboración son urgentes y significativas. En California, la comunidad latina está expuesta a los efectos negativos de la contaminación del aire generada por operaciones de producción de gas y petróleo. Por ejemplo, un reporte reciente denominado “Comunidades Latinas en Riesgo: El Impacto de la Contaminación del Aire por las Industrias Petroleras y de Gas” estimó que en California cerca de 538,000 latinos viven a menos de media milla de una planta de producción petrolera o de gas. A nivel nacional esta cifra es de 1.8 millones de latinos. Esta es una razón más por la que los latinos deben alzar su voz y abogar por la adopción de leyes, políticas públicas y programas para disminuir los efectos nocivos de la contaminación en sus comunidades. Y, a la vez, que organizaciones que se enfocan en temas del medioambiente, como EDF, también hagan su parte y aprendan de la comunidad latina y aboguen por comunidades que sufren desproporcionadamente por la contaminación y el cambio climático.

En EDF y la Federación Hispana estamos listos para enfrentar el reto de trabajar con la comunidad latina para crear programas y alianzas educativas y de acción medioambiental sustentables. Al final del día, estamos luchando y protegiendo el presente y futuro para nuestros hijos, nuestro país y para nosotros mismos.


Laura Esquivel es la Directora Nacional de Abogacía de la Federación Hispana.
Derek Walker es Jefe de Personal del Fondo de Defensa Ambiental.

Te recomendamos