La Opinión te recomienda: No a la Medida RRR

La Medida RRR establece que los contratos firmados por el DWP ya no necesitarán ser aprobados por el Concejo Municipal

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
La Opinión te recomienda: No a la Medida RRR
Foto: Archivo

El Departamento de Agua y Energía (DWP) de Los Ángeles ha pasado por serios problemas, desde errores graves en la facturación del servicio hasta su negativa de rendición de cuentas de 40 millones de dólares de fondos para actividades específicas de su sindicato. La solución es una mayor vigilancia por parte de los concejales, quienes responden directamente a los votantes y a los clientes del servicio.

Sin embargo, la Medida RRR que se someterá a votación en noviembre propone todo lo contrario. Parecería que el alcalde Eric Garcetti y los integrantes del Concejo Municipal, quienes la respaldan, quieren quitarse de encima la responsabilidad de supervisar la agencia municipal, para que ésta haga lo se le dé la gana sin rendir cuentas a nadie. Eso es suficiente para rechazar esta propuesta.

La Medida RRR realiza un cambio en el Charter Municipal, que rige el funcionamiento del gobierno local. En este caso amplia el número de integrantes en la Junta de Comisionados del DWP de cinco a siete y establece que los contratos firmados por el DWP ya no necesitarán ser aprobados por el Concejo Municipal, entre otros.

Nos preocupa que la medida permitirá que la Comisión del DWP pueda aumentar las tarifas y firmar contratos laborales sin la aprobación del alcalde o del Concejo Municipal. Al mismo tiempo, le permitirá al DWP separarse del sistema de contratación por el que hoy pasan todos los aspirantes a empleos municipales. En la actualidad se debe tomar un examen del servicio civil y de acuerdo con las calificaciones se otorga el empleo. Los empleados del DWP podrán ser exceptuados de este proceso.

Quienes respaldan esta medida dicen que le dará al DWP una mayor flexibilidad y control interno. Esta opinión ve al Concejo Municipal como un grupo de políticos que estorban la operación de la agencia.

El peligro de esta autonomía es que el DWP podrá privatizar sus operaciones sin la aprobación de nadie, en vez de ir a través de un proceso de mayor participación del público, como corresponde a un servicio. De la misma manera podrán subir las tarifas eléctricas y del agua.

En el pasado, el Concejo Municipal vetó una serie de aumentos y le ordenó al DWP planear el uso de energía renovable. Si prospera esta propuesta, funcionarios electos podrán mirar para otro lado y negar tener responsabilidad alguna de lo que hace el DWP. Eso no debe ser así.

¡Vote no en la Medida RRR!

Te recomendamos