LAUSD construye apartamentos asequibles para sus maestros… en los que no tienen derecho a vivir

Los profesores ganan demasiado como para calificar para una vivienda asequible según las leyes de California, a pesar de que se construyeron específicamente para ellos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

LAUSD construye apartamentos asequibles para sus maestros… en los que no tienen derecho a vivir
El complejo de apartamentos asequibles en Hollywood aloja a varios empleados del LAUSD, pero ninguno de ellos es maestro.
Foto: Abode Communities

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) llevó a cabo un experimento para proporcionar alojamiento a los maestros que emplea como incentivo para evitar la rotación constante de la plantilla, ya que muchos de ellos abandonaban al poco tiempo sus puestos por no poder permitirse pagar el alquiler en Los Ángeles.

Para ello, el Distrito se alió con la compañía de desarrollo sin ánimo de lucro Abode Communities para construir 66 viviendas asequibles en Hollywood, en un complejo llamado Selma Community Housing. El 40% de los apartamentos se rentarían a familias locales, pero el 60% restante estaba reservado para empleados del LAUSD.

Un total de 2,383 trabajadores del Distrito solicitaron vivir en estos apartamentos. El problema es que quienes han conseguido ocuparlos no son los maestros a los que se dirigía la iniciativa, sino otros empleados como conserjes o personal de los comedores y cafeterías de las escuelas.

¿El motivo? Los educadores ganan demasiado para ocupar una vivienda accesible según la regulación: incluso los de nuevo ingreso pueden aspirar a salarios de unos $50,000 al año, y el máximo que una persona puede ganar anualmente para calificar en Hollywood, de acuerdo a las restricciones en California, sería de $34,860 (entre el 30% y el 60% de lo que gana un residente medio de la zona).

El LAUSD no descubrió esta limitación hasta que el proceso de habilitación de estas viviendas ya estaba muy avanzado, y aun así pensaron que a un profesor novato que fuera el único sustento económico de una familia se le podría conceder el uso de uno de los apartamentos.

Pero no. Cuando Abode Communities intentó idear maneras de acoger a los profesores de nuevo ingreso al distrito, descubrieron que perderían demasiada financiación federal como para que el proyecto fuera viable. Así que aunque la ocasión ha sido una inesperada bendición para otros trabajadores del LAUSD, el problema de los profesores persiste.

Es lo que se conoce como “the missing middle”, el “vacío intermedio”, aquellos que ganan demasiado como para poder solicitar una vivienda asequible, pero no lo suficiente como para poder pagar el alquiler en el mercado inmobiliario cada vez más inflado de Los Ángeles.

“No hay ninguna subvención gubernamental que apoye a los profesores”, señaló Robin Hughes, presidente de Abode Communities, al Los Angeles Times.

El LAUSD también había apoyado la construcción de viviendas asequibles en otros dos complejos residenciales. Uno en Gardena, Sage Park Apartments, que cuenta con 90 apartamentos y recibió 7,273 solicitudes; y otro que estará terminado pronto cerca de Norwood Elementary School y ofrecerá 29 nuevas viviendas.

Al menos 121 de los 156 departamentos disponibles a día de hoy en Hollywood y Gardena han sido ocupados por empleados del LAUSD, aunque ningun inquilino sea maestro, por lo que el proyecto no es un completo desastre —como reporta el Los Angeles Times, las personas que los habitan reciben salarios muy bajos y algunos, incluso, tenían que vivir en albergues sociales.

Pero el problema de la fuga de educadores del LAUSD debido al alto precio de los alquileres en Los Ángeles continúa, y habrá que ver qué medidas adopta el Distrito para solucionarlo.

Te recomendamos