Marinero que provocó tragedia mortal en Chicano Park acusado de conducir ebrio

Su vehículo se precipitó desde un puente que atraviesa el parque y cayó encima de cuatro personas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Marinero que provocó tragedia mortal en Chicano Park acusado de conducir ebrio
Anthony Sepolio trabajaba como técnico experto en electrónica de aviación en la U.S. Navy y manejaba tras presuntamente haber consumido alcohol.
Foto: Cortesía/Policía de San Diego

Richard Anthony Sepolio, de 24 años y miembro activo del U.S. Navy, se enfrenta a una acusación por presuntamente conducir bajo los efectos del alcohol y a una velocidad excesiva, provocando el mortal accidente en el que fallecieron cuatro personas.

El pasado 15 de octubre, la celebración del festival de motoristas La Raza que tenía lugar en Chicano Park, San Diego, se vio bruscamente interrumpida por un terrible suceso: un vehículo se precipitó desde el puente Coronado que atraviesa el parque sobre la multitud, y al caer aplastó fatalmente a cuatro personas e hirió a otras ocho.

Sepolio era quien conducía, y también resultó herido en el accidente: se rompió una mano por dos sitios diferentes, varias costillas, se fracturó vértebras y sufrió otras heridas varias de diferente consideración. Fue trasladado al hospital, y fue procesado el miércoles estando todavía ingresado.

La oficina del fiscal del distrito quiere presentar contra él cuatro cargos por homicidio vehicular mientras estaba intoxicado, conducir bajo los efectos del alcohol provocando daños o muerte, y varias alegaciones por causar graves heridas físicas. Sepolio se ha declarado no culpable de todos ellos.

Su abogado, Paul Pfingst, explicó que todavía no ha recibido ningún documento que certifique que su cliente se hallaba bajo los efectos del alcohol y que respalde la acusación. Cuando se le hizo la prueba de alcoholemia a Sepolio, aproximadamente una hora después del accidente, su nivel de alcohol en sangre era de 0.8, que es justo el límite legal en California. Cuando se produjo el incidente, podría haber estado entre 0.8 y 0.9.

La camioneta aplastó a varias personas que se habían reunido en el Chicano Park para celebrar un festival (Foto: Univision/Twitter)
La camioneta aplastó a varias personas que se habían reunido en el Chicano Park para celebrar un festival (Foto: Univision/Twitter)

Según la acusación, Sepolio acudió a un restaurante con una amiga, donde entre los dos bebieron una botella de vino y un par de cócteles. Después utilizaron un servicio de transporte compartido para ir hasta casa de la chica, y fue desde allí que Sepolio se subió a su camioneta y manejó hacia el puente.

Los investigadores dijeron a la oficina del fiscal que Sepolio estaba intentando adelantar a otro coche cuando se produjo el accidente, conduciendo a unas 80 millas por hora, cuando la velocidad recomendada en la intersección es de unas 45 millas por hora.

Sepolio declaró que manejaba por la carretera interestatal 5 a la altura de la transición hacia el puente y estaba intentando cambiarse al carril izquierdo, pero otro conductor le impidió el paso y cuando intentó rebasarlo, chocó contra el divisor y salió despedido al vacío.

El abogado sostiene que el otro coche bloqueó el paso de Sepolio y le obligó a virar hacia un lado, provocando que su auto se saliera del puente. Los retenedores, instalados para evitar accidentes en los puntos donde se fusionan dos carriles, serían los que provocaron el accidente. “No fue resultado del alcohol. No fue resultado de estar incapacitado”, declaró Pfingst.

“Estamos seguros de que mi cliente no estaba borracho cuando se produjo la tragedia”, dijo Pfingst, que aseguro que se debía “en gran parte a una peligrosa situación que ha existido en ese puente desde que se construyó“.

Tras el accidente, el senador demócrata Ben Hueso ha prometido hacer la mejora de la seguridad en el puente una prioridad. También ha tenido lugar un acto conmemorativo para las cuatro personas que perdieron la vida.

Tommie Camarillo, del Chicano Park Steering Committee, dijo que el accidente del sábado no era la primera vez que el puente ponía en riesgo la seguridad de quienes se encontraban abajo en el parque. En dos ocasiones diferentes, un guardabarros y una moto también habían caído desde el Coronado Bridge.

Sepolio permanece retenido bajo una fianza de $2 millones y se enfrentaría a una sentencia máxima de 23 años y ocho meses en prisión: 16 años por las cuatro víctimas mortales y otros 7 por las que resultaron heridas.

Te recomendamos