¿Se puede hacer trampa en las elecciones como ha insinuado Donald Trump?

Las palabras del candidato republicano ha provocado gran polémica

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

¿Se puede hacer trampa en las elecciones como ha insinuado Donald Trump?
En las elecciones presidenciales de 2012 en torno a 22% de todos los votos fue emitido por correo.
Foto: Getty Images

Cuando faltan casi tres semanas para las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el candidato presidencial republicano, Donald Trump, ya ha cantado fraude y ha dejado en duda si reconocerá los resultados de las elecciones del próximo 8 de noviembre.

Y volvió sobre el tema en el tercer y último debate presidencial, realizado este miércoles en La Vegas. “Lo veré en su momento”, dijo el candidato republicano cuando se le preguntó si aceptaría los resultados de las elecciones.

“Hay millones de personas inscritas para votar que no deberían estarlo”, afirmó el magnate inmobiliario, quien añadió que el simple hecho de que Clinton, a quien acusa de supuestos delitos, se pudiera postular a la presidencia, ya era una muestra de que el proceso estaba amañado.

Sus denuncias no son nuevas, pero en la última semana escalaron a un nivel más elevado al punto que encendió las alarmas de muchos dirigentes de su propio partido, incluyendo al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, así como del presidente estadounidense, Barack Obama.

“Nunca he visto en mi vida o en la historia política moderna a ningún candidato presidencial intentar desacreditar las elecciones y el proceso electoral incluso antes de que las votaciones se hayan realizado”, dijo el mandatario estadounidense refiriéndose a Trump, a quien le recomendó “dejar de llorar” e intentar más bien de convencer a los electores para que le voten.

Fraude electoral a gran escala

“Claro que está ocurriendo un fraude electoral a gran escala en marcha y en el día de la elección. ¿Por qué los líderes republicanos niegan lo que está ocurriendo? ¡Son tan ingenuos!”, había tuiteado el candidato republicano el pasado lunes.

“Hay gente que murió hace 10 años y aún vota. Inmigrantes ilegales que votan”, denunció ese mismo día en un mitin ante sus seguidores, a quienes les ha pedido movilizarse masivamente el día de las votaciones para vigilar el proceso electoral.

Las dudas del candidato son compartidas por una parte de sus seguidores.

Solo 38% de los seguidores de Trump tienen mucha confianza en que sus votos van a ser contados de forma justa, según un estudio del Pew Research Center publicado este miércoles.

La cifra contrasta con el 68% de los seguidores de Clinton que expresan la misma confianza.

twitter

Un proceso descentralizado

Pero, ¿es posible realmente que haya un fraude que cambie los resultados de los comicios presidenciales en Estados Unidos?

“El proceso electoral en Estados Unidos es altamente descentralizado”, dijo David King, profesor de la Escuela Kennedy de Gobierno de la Universidad de Harvard, en una entrevista con BBC Mundo.

Las 7 frases más impactantes del último debate entre Hillary Clinton y Donald Trump

“No hay una elección federal, sino que el proceso se realiza en unos 70.000 distritos electorales distintos, por lo que resulta excepcionalmente difícil para cualquiera coordinar un fraude a través de estas jurisdicciones”, agregó.

Muertos que votan

“Los muertos generalmente votan por los demócratas en lugar de por los republicanos”, dijo el domingo pasado Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y quien actualmente es uno de los principales asesores de la campaña de Trump.

Giuliani insinuó también que ciudades como Filadelfia y Chicago, tradicionalmente favorables a los demócratas, eran un lugar muy propicio para el fraude electoral.

Lloyd Hitoshi Mayer, profesor de Derecho en la Universidad de Notre Dame, le dijo a la BBC que aunque en cada ciclo electoral surgen algunas acusaciones sobre personas que votan en el nombre de un muerto, “las cifras son muy muy bajas”.

Por su parte, David King señaló que estas denuncias son causadas por un problema burocrático, más que con un fraude masivo.

Giuliani: "Los muertos generalmente votan por los demócratas en lugar de por los republicanos".
Giuliani: “Los muertos generalmente votan por los demócratas en lugar de por los republicanos”.

Explicó que los votantes aparecen identificados en el registro electoral por su nombre y la calle en la que viven y dijo que esta lista no es purgada con suficiente regularidad para excluir a las personas que han fallecido.

Esto llevaría, por ejemplo, a que en ocasiones el voto de un hombre que se llame igual y que viva en la misma casa en la que residía su padre muerto sea registrado por los funcionarios como el voto del fallecido y no del hijo vivo.

“Cuando investigamos sobre esto, por ejemplo, en la ciudad de Boston cada caso que encontramos obedecía a que había una persona muerta cuyo nombre aún aparecía en la lista y un hijo con el mismo nombre que votaba en el mismo centro. Así que los muertos no están votando”, apuntó King.

Identidad falsa

King, quien trabajó en la reforma electoral realizada tras los polémicos comicios presidenciales del año 2000, señaló que el mayor punto débil del proceso se produce durante el proceso de inscripción de votantes.

“La gente se puede inscribir usando un nombre ficticio o puede registrar a su perro o a Mickey Mouse como votantes.

 

Urnas de voto.
Urnas de voto.

Eso es fraude, pero Mickey Mouse no acude a votar el día de las elecciones y al perro no se le permite entrar al centro electoral”, dijo.

En Estados Unidos pueden votar los ciudadanos mayores de 18 años que estén registrados para hacerlo. Muchos estados exigen una identificación con foto para poder registrarse.

“La pregunta fundamental es si la gente emite votos fraudulentos y si estos son contados: la respuesta es no”, afirmó el experto al asegurar no conocer ningún caso en la historia reciente en los que haya afectado el resultado de una elección.

Un estudio realizado por el profesor Justin Levitt, de la Escuela de Derecho de la Universidad Loyola Marymount en en Los Ángeles, sobre procesos electorales ocurridos en Estados Unidos entre el año 2000 y el 2014, encontró 31 casos de suplantación de identidad entre mil millones de votos emitidos.

Voto por correo

En las elecciones presidenciales de 2012, en torno a un 22% de los votantes estadounidenses recurrió al sistema de voto por correo, según datos de la Comisión de Asistencia Electoral de ese país.

Estados como Oregon y Washington realizaron sus elecciones totalmente por correo, mientras que en Arizona, Colorado y Montana más de la mitad de los electores emitieron sus votos por esta vía.

El dato es relevante por cuanto el voto por correo es un posible punto débil del sistema.

“El problema puede surgir en los casos en los que el elector entrega su voto a otra persona para que esta lo lleve a la oficina postal. Hay casos en los que el voto no ha llegado. El voto por correo no es ni remotamente tan seguro como el voto presencial”, dijo King, quien destacó que pese a ello no hay evidencias de ningún tipo que sugieran que hay algún tipo de fraude sistémico por esa vía.

Fraude electrónico

La posibilidad de que los resultados de la votación resulten afectados por la manipulación electrónica es, según King, algo técnicamente posible según el tipo de máquina de votación que se utilice.

Donald Trump
Donald Trump

El experto advirtió que por ello la mayor parte de los distritos electorales mantienen las máquinas desconectadas de internet a lo largo del proceso.

“Necesitarías a alguien muy sofisticado para manipular los resultados y no hay evidencias de que esto haya ocurrido aunque se trata de algo que estamos vigilando de forma muy cuidadosa”, dijo.

“La mayor parte de los sistemas ahora cuentan también con una papeleta física que luego es escaneada, así que si algo le ocurre al sistema electrónico están los respaldos de papel que pueden ser contados y que pueden ser auditados nuevamente”, explicó.

¿Puede un elector votar varias veces?

“Podemos tener a gente que vote 10 veces. Es inconcebible que no tengas que mostrar una identificación o que esta no sea realmente segura”, dijo Trump durante una entrevista en agosto pasado en la que se quejaba de las decisiones judiciales que en ciertos estados habían relajado las exigencias sobre los documentos que sirven para identificar a los votantes.

Las denuncias sobre electores que son trasladados para votar en varios centros no han sido comprobadas, según King.
Las denuncias sobre electores que son trasladados para votar en varios centros no han sido comprobadas, según King.

Su afirmación apuntaba a la idea de que hay electores que se trasladan a varios centros electorales para sufragar en varias oportunidades.

“Tendrían que estar registrados en todos esos sitios, así que la respuesta es no”, dijo King al ser consultado sobre esa posibilidad.

El experto agregó: “Hay quienes dicen que podrían hacerlo, pero si lo intentaran el castigo sería severo. No conozco casos en los que eso haya ocurrido. Es como el monstruo del Lago Ness, la gente cree que lo ha visto pero cuando se buscan evidencias no aparece”.

Te recomendamos