Viudo cuenta por qué su esposa mató a su bebé antes de suicidarse

Charlene Ventanilla acuchilló a su bebé de dos meses y luego se quitó la vida a causa del psicosis posparto que padecía, una condición más rara y peligrosa que la depresión

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Viudo cuenta por qué su esposa mató a su bebé antes de suicidarse
Charlene Ventanilla con su marido Ken y sus dos hijos.
Foto: Cortesía / Familia Ventanilla

El mes pasado, Charlene Ventanilla, de 36 años, apuñaló mortalmente a su bebé de 8 semanas, y después volvió el cuchillo contra sí misma en su domicilio de Long Beach.

Fue su marido quien descubrió los cuerpos sin vida.

Ken Ventanilla ha declarado que es una escena que nunca olvidará y que “vuelve a ver cada mañana”, pero ahora quiere ayudar a visibilizar las causas de la tragedia para evitar que nadie más pase por lo mismo y aclarar que Charlene era una buena madre que quería a su familia, tal y como contó al Press-Telegram.

Charlene Ventanilla subió esta tierna imagen con su hijito Shane a su perfil de Facebook. Una depresión posparto llevaría a la mamá a acabar con la vida de ambos apenas dos meses después.
Charlene Ventanilla subió esta tierna imagen con su hijito Shane a su perfil de Facebook. Una depresión posparto la llevaría a acabar con la vida de ambos apenas dos meses después. (Foto: Cortesía/Familia Ventanilla)

El homicidio-suicidio fue el resultado de lo que Ventanilla ha descrito como una caída repentina en la depresión posparto y la psicosis, que Charlene empezó a experimentar poco después de dar a luz a su hijo Shane. Tras comenzar a tomar medicación anticonceptiva, la mujer experimentó extrema ansiedad, paranoia e incluso instintos suicidas.

Su estado de salud mental se vio tan afectado que Charlene tenía una cita con un especialista que iba a evaluarla por depresión posparto el día después de que se produjera la tragedia. Por desgracia, la mañana del 13 de septiembre Ken se despertó y no vio a su mujer ni al bebé en el cuarto —días antes, había decidido que toda la familia durmiera junta en el salón de la vivienda debido a la preocupante situación de Charlene.

Supo entonces que algo no estaba bien, y los buscó por la casa para encontrarlos cubiertos de sangre, tendidos sobre la cama de su hijo de 2 años en la recamara de éste. Los dos habían fallecido ya, sin tener oportunidad de recibir ayuda médica.

Ventanilla describe a su mujer como “la mujer más dulce, la mejor esposa que podría haber deseado, y la mejor madre”. Cree que la propia Charlene “no era consciente de lo que le ocurría, o la falta de control sobre sí misma que tenía”. Por eso ahora su esposo pide mejores protocolos para atender la salud mental de las madres que acaban de dar a luz.

Charlene comenzó a experimentar paranoia y ansiedad después de tomar la píldora anticonceptiva, aunque ella misma no se daba cuenta de la gravedad de su estado (Foto: Charlene Ventanilla via Facebook)
Charlene comenzó a experimentar paranoia y ansiedad después de tomar la píldora anticonceptiva, aunque ella misma no se daba cuenta de la gravedad de su estado (Foto: Charlene Ventanilla/Facebook)

“No voy a dejar que Shane y Charlene se hayan ido en vano, voy a crear conciencia”, ha declarado Ventanilla, que siente que lo que le da fuerzas son su fe cristiana, su hijo y su nueva meta, “que puedo evitar que esto vuelva ocurrir, puedo salvar la vida de alguien, puedo salvar a una madre y una familia“.

Charlene sufría de psicosis posparto, una condición más extrema y menos común que la depresión. Una de cada 1,000 mujeres que dan a luz la sufren, experimentando una disociación con la realidad que puede llevarlas a tener alucinaciones, paranoia o incluso, en raros casos, comportamientos violentos.

La doctora Emily Dossett, una experta en la materia, contó al Press-Telegram que no hay relación demostrada entre los anticonceptivos hormonales y la psicosis. Algunas mujeres sí experimentan depresión, pero la psicosis es una condición diferente y haber experimentado la primera no es una indicación de que la segunda, más grave, se pueda desarrollar.

Dossett también denuncia que hay una gran falta de educación sobre la depresión y la psicosis posparto. A muchas mujeres que acaban de dar a luz ni siquiera se les informa sobre estos trastornos, y menos se evalúa su estado de salud mental como sí se hacen revisiones del físico.

Te recomendamos