Tres buenas opciones para aliviar el dolor de cuello y espalda

Cuándo sí y cuándo no podría funcionar la atención de un quiropráctico, un masaje o la acupuntura

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Tres buenas opciones para aliviar el dolor de cuello y espalda
Si sufres de dolor de espalda y cuello de forma recurrente, puedes recurrir a alguna de estas terapias alternativas.
Foto: Shutterstock

Si tienes dolor de cuello o de espalda de forma persistente, podrías considerar tratarlo con la acupuntura, un masaje o la atención de un quiropráctico, terapias que con frecuencia, se pregonan como la solución a dichas molestias crónicas.

Y no estarías solo. De acuerdo con el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud (National Center for Health Statistics), entre el año 2002 y el 2012, el número de personas que recibieron acupuntura aumentó en un 36%, las que recibieron terapia por medio de masajes se elevó en un 38% y aquellas que recibieron atención de un quiropráctico aumentaron en un 10.7%. (La atención quiropráctica ya era la más común de las 3).

Estas terapias complementarias las realizan normalmente profesionales capacitados y no doctores en medicina. Las personas que defienden estos métodos de sanación afirman que los tratamientos pueden aliviar una variedad de dolencias, desde migrañas hasta insomnio. Pero se han realizado estudios más extensos sobre el dolor de espalda, que afecta a 8 de cada 10 adultos en algún momento de su vida, y el dolor de cuello que afecta de un 30% a un 50% a los adultos en determinado momento.

¿Funcionan? ¿Son seguras? Hablamos con expertos y analizamos la investigación para averiguarlo. A continuación te indicamos cuándo podría tener sentido probarlas y cuándo mantenerte alejado.

Atención quiropráctica

El fundador de la atención quiropráctica moderna, un residente de Iowa del siglo XIX, creía que la manipulación quiropráctica, o “realinear” la columna al presionar sobre sus articulaciones, podía curar toda clase de afecciones. Y algunos quiroprácticos aún ofrecen servicios para afecciones tales como el asma y la presión arterial alta, a pesar de que no existe ninguna evidencia sólida de que el tratamiento quiropráctico ayude en estos casos. Pero la mayoría se enfocan en los problemas esqueléticos y musculares, especialmente el dolor en la espalda baja, el cuello y los hombros, así como los dolores de cabeza relacionados.

Los quiroprácticos (junto con algunos médicos osteopáticos y fisioterapeutas) realizan varios millones de manipulaciones de la columna vertebral (llamados”ajustes”) cada año. Y algunos estudios sugieren que esto puede ayudar a disminuir ese dolor. En el año 2011, un informe de 26 estudios descubrió que, para el dolor crónico de la espalda baja, la manipulación reducía el dolor a corto plazo, al menos tanto como el ejercicio e incluso, los medicamentos para el dolor.

La atención quiropráctica también mejoró las funciones físicas de corto plazo de los participantes, tales como su capacidad para subir gradas o agacharse. “Las malas noticias son que, para el dolor de espalda crónico y constante, incluso las mejores terapias solo dan como resultado un alivio ligero a moderado”, dice el Dr. Roger Chou, M.D. un profesor en medicina en Oregon Health & Science University, que estudia el dolor de espalda. Cuando se trata de dolor de cuello, un estudio de 181 personas publicado en los Anales de Medicina Interna descubrió que recibir atención quiropráctica regular (aproximadamente una vez por semana durante 12 semanas) podría disminuir la incomodidad, incluso mejor que el acetaminofeno y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos.

Algunas investigaciones también sugieren que la manipulación quiropráctica podría funcionar igual que los medicamentos para los dolores de cabeza por migraña.

“Para dolor crónico de cuello o de espalda que no está acompañado de síntomas que requieran atención médica, tales como problemas intestinales o urinarios o debilidad, entumecimiento u hormigueo en un brazo o en una pierna, considerar la manipulación quiropráctica pareciera ser razonable”, dice el jefe de asesores médicos de Consumer Reports, el Dr. Marvin M. Lipman, M.D. Pero no es una opción que esté libre de riesgos. “Puede causar dolores de cabeza temporales y, rara vez, problemas graves como el empeoramiento del dolor de un disco desviado”, indica.

Masaje

shutterstock_397172965
Las terapias como el masaje las realizan normalmente profesionales capacitados, no médicos. (Foto: Shutterstock)

Según se documentó en los primeros dibujos en las tumbas egipcias y en las escrituras chinas que datan del año 2700 antes de Cristo, el masaje conlleva una variedad de técnicas para frotar el cuerpo y aliviar la tensión muscular y el dolor.

Por ejemplo, el masaje sueco emplea movimientos largos y movimientos de amasar, y el masaje profundo de tejidos usa presión intensa y focalizada en las áreas con dolor o tensión. Cierta investigación limitada sugiere que la terapia con masaje podría aliviar el dolor de la espalda baja. Por ejemplo, tomemos un informe de 25 ensayos clínicos de pequeños a medianos realizados por investigadores en el año 2015 junto con la biblioteca independiente Cochrane Library. Se descubrió que entre las personas con dolor de la espalda baja que duraba más de 4 semanas, el masaje ofrecía un mejor alivio que si no recibían ningún tratamiento o recibían un tratamiento “placebo”, como por ejemplo, tocar ligeramente la piel.

En promedio, la terapia con masaje también pareció aliviar mejor las molestias que los tratamientos como la acupuntura, la tracción y los ejercicios de relajación. Lo que es aún más importante, al compararlo con no recibir ningún tratamiento o recibir un tratamiento placebo, el masaje mejoraba las funciones, tales como la capacidad para caminar, dormir y otros componentes importantes de la vida diaria.

Los estudios que se revisaron eran pequeños (124 personas, en promedio), indica la Dra. Andrea Furlan, M.D., Ph.D., autora principal del informe y científica del Institute for Work & Health en Toronto. “En realidad pienso que el masaje es efectivo”, dijo. “Pero, necesitamos ensayos clínicos más grandes y mejor diseñados antes de estar seguros”.

Así que, ¿cómo podría un masaje aliviar el malestar? Los científicos no han identificado un mecanismo, pero creen que el masaje podría estimular los nervios que enmudecen las señales de dolor. Otra teoría sugiere que el masaje podría activar la liberación de hormonas que reducen el dolor, conocidas como endorfinas.

La investigación sugiere que el masaje podría tener beneficios más allá del alivio del dolor. Por ejemplo, un análisis de 17 ensayos clínicos en el 2010 descubrió que podría ayudar a aliviar la depresión. “Probar un masaje para el dolor de espalda probablemente no hará daño, y podría ayudar”, dice Lipman. Pero si lo intentas, informa a tu profesional médico con anticipación sobre las afecciones médicas que tengas y el medicamento que tomes. El masaje no es apropiado para todos. Las personas que toman anticoagulantes, tales como warfarina (Coumadin o genéricos), por ejemplo, deben evitar los masajes de tejidos profundos, ya que la presión intensa podría causar moretones.

Acupuntura

Esta técnica tradicional china usa agujas delgadas que se introducen en el cuerpo en puntos específicos llamados puntos de acupuntura. Se basa en la creencia de que el Qi o energía bloqueada causa dolor, que estimular algunos de nuestros más de 300 puntos de acupuntura, de los cuales se cree que cada uno afecta una parte u órgano específico del cuerpo y puede desbloquear la energía y aliviar el dolor. Además del dolor de cabeza y cuello, algunos acupunturistas dicen que pueden tratar padecimientos como alergias y bochornos [hot flashes].

Varias personas que usan acupuntura para el dolor crónico reportan beneficios. Por ejemplo, un análisis de 29 estudios con un total de 17,922 participantes con dolor de cuello y espalda, osteoartritis, dolor de cabeza crónico y dolor de hombros, descubrió que las personas con esas afecciones experimentaron significativamente más alivio con la acupuntura que aquellas que no recibieron ningún tratamiento. Las personas también reportaron menos dolor después de la acupuntura real del que tuvieron luego de la acupuntura falsa (por ejemplo, cuando les insertaban agujas en puntos diferentes que no eran puntos de acupuntura), pero las diferencias fueron pequeñas.

Una posible razón de los beneficios de la acupuntura: Los estudios demuestran que provoca que liberemos las endorfinas que nos hacen sentir bien y que eliminan el dolor. “La acupuntura, la real y la falsa, también podrían hacerte sentir mejor sencillamente porque te sientes atendido o porque esperas que funcione: lo que se conoce como el efecto placebo”, dice Lipman.

Para el dolor de espalda y cuello, la acupuntura es segura, siempre y cuando un profesional capacitado use agujas estériles, como las desechables de un solo uso. Pero omítela para afecciones que no se traten de algún dolor; no existe evidencia concluyente de que te vaya a ayudar.

¿Es mejor que lo tradicional?

¿Son estos tratamientos incluso más eficaces que los convencionales, como los analgésicos de venta libre? Los expertos dicen que no está claro. Lo que sí saben es que, para los tratamientos convencionales y complementarios para el dolor, lo que funciona para una persona no necesariamente va a funcionar para otra.

“La clave”, dice Chou, “es encontrar el tratamiento que funcione para ti y consultar con un terapeuta que se preocupe acerca de la función, no solo del alivio del dolor, y que te ayude para que puedas regresar a las actividades que más te importan en la vida”.

Si vas, esto es lo que necesitas saber

Masaje

Entrenamiento.  La mayoría de los estados regulan a los terapistas de masaje y los requerimientos de licencia pueden variar de estado a estado. Es mejor trabajar con un profesional que esté certificado por una organización nacional, como la Junta nacional de certificación de masaje terapéutico  (National Certification Board for Therapeutic Massage and Bodywork).

¿Cobertura médica? Algunas pólizas de seguro de salud cubren un número limitado de masajes si están prescritos por un médico, pero la terapia de masaje no está cubierta por Medicare.

Atención quiropráctica

Entrenamiento. Todos los estados requieren que los quiroprácticos obtengan un título de doctor en quiropráctica (D.C.) de un programa educativo acreditado por el Consejo de educación quiropráctica (CCE). También se requiere que los quiroprácticos aprueben un examen administrado por la Junta nacional de examinadores quiroprácticos para obtener su licencia.

¿Cobertura médica? Los tratamientos, generalmente, sí están cubiertos por seguro médico, incluyendo Medicare Parte B, que paga 80% del costo después de tu deducible.

Acupuntura

Entrenamiento. Casi todos los estados requieren, al menos, 1,600 horas de entrenamiento y que los acupunturistas estén certificados o aprueben un examen de la Comisión nacional de certificación en acupuntura y medicina oriental (National Certification Commission for Acupuncture and Oriental Medicine).

¿Cobertura médica?  Los tratamientos pueden estar cubiertos por el seguro médico pero no por Medicare.

Te recomendamos