Apoyemos la Proposición 64 y el control de la marihuana

California debe ser el próximo estado en legalizar la marihuana porque ya hemos sufrido las consequencias de un mercado que está fuera de control

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Apoyemos la Proposición 64 y el control de la marihuana
El empleado de una tienda de marihuana en Los Angeles prepara cirgarrillos de la droga para la venta. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cuando se trata de políticas sobre marihuana, el sistema de California está quebrado. No tenemos control sobre las cantidades de marihuana que se producen en el estado, cuánto se vende y cuándo llegan a las manos de nuestros niños. Y aún peor, no hay un balance en cómo se ejercen las leyes ante el crimen relacionado con la marihuana; es más probable que éstas afecten a los latinos negativamente. Encarcelar a los latinos solo implica que como comunidad nos están privando de un futuro y este tipo de casos los deja marcados por el resto de sus vidas, a ellos y a su familia.

La Proposición 64 va a legalizar el uso no medicinal de la marihuana, cobrar un impuesto y crear regulaciones al consumo de ésta para poder proveer servicios de educación y empleo a los californianos. Con los recursos que se van a generar de los impuestos se podrán fomentar programas de educación, prevención y generar oportunidades de empleo para nuestros jóvenes, quitándole poder y ganancias a los carteles de droga que operan en el marcado negro.

La Proposición 64 no solo trata de crear regulaciones; se trata de crear seguridad y justicia social. No es un secreto que en nuestro sistema de prisiones haya cifras desproporcionadas de hombres de color y muchos de ellos por convicciones de posesión de marihuana. Los hombres latinos tienen aun mayor probabilidad de ir a la cárcel que a la universidad, y pese a cumplir sus sentencia y que paguen su deuda con la comunidad, cuando salen de la cárcel y no pueden encontrar un trabajo, su récord queda marcado de por vida. Según las estadísticas del Departamento de Justicia, pese a que los latinos venden marihuana en cifras similares a otras razas a nivel estatal, los latinos son 35 por ciento más propensos a ser arrestados por ofensas de posesión de marihuana.

La Proposición 64 va a ayudar a sacar del mercado negro a los carteles de la droga al legalizarla, regularla y cobrar un impuesto. Ultimadamente, la guerra contra las drogas le ha proporcionado a los carteles con armas, dinero y poder. Es un círculo vicioso – hemos creado una oportunidad que beneficia a los carteles. Aunque California ha tomado medidas para dejar de criminalizar la posesión de la marihuana en años recientes, hay miles de personas encarceladas por crímenes no violentos – relacionados con la marihuana. Esta medida va a cortarle las alas a los carteles y permitirá al estado cobrar un impuesto y darle control al mercado de la marihuana. Los estrictos requisitos de la Proposición 64 propone darle el control a los reguladores y ellos van a determinar quien puede abrir un negocio. Se estima que esta medida va a generar un fondo de más de 100 millones de dólares en cobros de impuestos para proporcionar recursos al departamento de policía y proteger que las áreas públicas estén libres de plantíos de marihuana ilegal.

La Proposición 64 va a poner en norma restricciones que no existen en la actualidad, pondrá a prueba los productos de marihuana con regulaciones comprensivas y va a administrar las ventas. Va a generar mas de 600 millones de dólares anualmente para la educación, prevención y programas de tratamiento para la adicción, para educar a nuestros hijos sobre los daños de su consumo, los impactos a las familias, la comunidad y va ayudar a aquellos que estén luchando contra la adicción. También va a requerir que todos los productos sean probados, etiquetados, estén empaquetados para que los niños no puedan abrirlos. Además, los menores de 21 años de edad no tendrán la autoridad de comprarla; la marihuana no se venderá sin identificación.

California debe ser el próximo estado en legalizar la marihuana porque ya hemos sufrido las consecuencias de un mercado que está fuera de control. Al hacerlo, vamos a eliminar la venta de marihuana en el mercado negro y tendremos la oportunidad de crear medidas y tener un plan comprensivo que nos ayude a proteger a nuestros hijos, quitándole a los carteles las ganancias y el poder. Al eliminar el mercado negro, ahora tenemos la oportunidad de adoptar una medida para proteger a nuestra familias, comunidades y nos asegura que todos los ciudadanos a través del estado sean tratados justamente.


Cristina García es asambleísta por el Distrito 58 de California

Te recomendamos