En tecnologías de finanzas se habla español

El colombiano José Galindo lanza MoneyMio.com para conectar a la comunidad latina con el mundo de las finanzas personales

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
En tecnologías de finanzas se habla español

Es un hecho. Además de tedioso es difícil entender las casi 4,500 palabras que como media se contienen en los acuerdos de las tarjetas de crédito y no siempre se elige la mejor.

Hay veces, que simplemente mucha gente se mantiene al margen de esta forma de pago y de construcción de historia crediticia, algo poco recomendable para quien quiera empezar a formar patrimonio.

Para ayudar con todo ello, el colombiano José Galindo se ha leído los acuerdos de cientos de tarjetas, y las ha categorizado de tal manera que si lo que busca es una con baja comisión de mantenimiento, una que le ofrezca muchas millas de viaje o una que tenga una tasa 0% de introducción… , pueda encontrarla una vez que además determine qué puntaje crediticio puede rondar personalmente.

Es uno de los servicios que ofrece MoneyMio.com, la plataforma de finanzas personales que ha lanzado Galindo hace unos días y que permite a los usuarios tener herramientas para gestionar su dinero (a través de calculadoras de crédito, ofertas de créditos personales y tarjetas) y para entender cómo. Este servicio se ofrece tanto en inglés como en español para los latinos de EEUU.

En la web no solo se permite estimar el puntaje crediticio (tras responder seis preguntas) de cada usuario sino que además se ayuda a entender el mundo de las finanzas con “artículos culturalmente relevantes y bilingües para la comunidad latina, como por ejemplo la cuestión de las remesas”, explica este joven de 35 años. “Los artículos ayudan a abrir una cuenta de banco o establecer un crédito, por ejemplo. Y luego proveemos herramientas para comparar tarjetas de crédito y créditos personales para ayudar a establecer crédito”, aclara.

Galindo ha podido navegar el tedio de los contratos de las tarjetas porque es un experto en economía, finanzas e inversiones.

Nacido en Bogotá en el seno de una familia de clase media, Galindo mostró su músculo emprendedor cuando empezó a vender estrellas de origami en el colegio a sus compañeros. Aprendió a hacerlas y con ello empezó a tener a su disposición un cierto dinero desde que tenía siete años.

Una tía que era profesora en Los Ángeles ofreció a sus  padres que mandaran  a los hijos un año a estudiar a EEUU. Su hermana fue pero volvió. Él fue a California a los 16 años y se quedó.

“Los noventa eran tiempos muy difíciles para Colombia y mi tía me ofreció quedarme más”. Finalmente estudió negocios y finanzas en la Universidad de Los Ángeles (UCLA) y tras una pasantía en Merrill Lynch, se quedó a trabajar en este banco de inversión (que fue comprado por Bank of America durante la Recesión).

“Mi especialidad eran finanzas y tecnología y por ello fui a vivir en San Francisco”. Galindo terminó trabajando para Symphony Asset Management en esta ciudad donde empezó a considerar el lugar del dinero en todas las familias casi de casualidad.

“Una compañera de trabajo que tenía menos de 30 años abrió una vez su cuenta de banco en el computador del trabajo y no es que quisiera verlo, es que estaba ahí, y vi lo que tenía”. La cantidad de ahorros le dejó atónito y no pudo por menos que preguntar cómo lo había hecho. Ella le dijo que desde pequeña sus padres le habían enseñado a gestionar dinero e invertir.

Es la asignatura pendiente de muchas personas. Muchas en la creciente comunidad latina.

Tras una década en la banca de inversión “cuando cumplí los 30 me di cuenta que me gustaba invertir pero también quería encontrar algo que tuviera más valor y propósito”, explica. “Quería empezar mi empresa, estaba en la meca de los emprendedores y veía lo que la tecnología me permitía hacer”. Galindo dejó Symphony en 2012 para dar los primeros pasos como emprendedor.

“Si, es un riesgo, y yo estaba cómodo en mi trabajo con muchos graduados de grandes universidades trabajando por debajo de mi. Podía haber ganado mucho dinero pero no era lo que quería hacer, el dinero no es lo que me guía”, explica. Galindo está soltero “y eso ayuda”, dice riéndose. “Pero yo vivo de forma humilde, sabiendo que las finanzas son necesarias y es exactamente por eso por lo que he creado esta compañía. No lo he hecho por tener más dinero sino para ayudar con las finanzas a los demás”.

Este colombiano se tomó algo de tiempo libre y luego aprendió a codificar en un curso de 10 semanas. “No es imprescindible para lo que hago pero es importante para gente que trabaja en tecnología, yo quiero entender el trabajo de los ingenieros. También es importante para futuras generaciones”, explica.

En su empresa, en la que trabajan siete personas, ha invertido dinero que fue ahorrando durante años. “Más de $50,000”, dice.

MoneyMio tiene previsto ganar dinero con marketing afiliado, como otras empresas del sector que se dedican a un público más generalizado, como Nerdwallet, y no latino como lo que hace Galindo. Esto significa que los socios, bancos y emisores de tarjetas, son los que proveen los ingresos.

Futuro

Galindo espera que tener más de un millón de usuarios en un año e ingresos de unos $200,000 para financiar la empresa que ha lanzado desde Nueva York, y contratar a más gente a tiempo completo. Sus planes pasan por ofrecer en el futuro más servicios además de las tarjetas y los préstamos personales que agrega. “Creo que en el mercado de préstamos para comprar carros hay mucho por hacer porque muchos de los créditos tienden a ser abusivos”, dice al exponer sus planes.

 

Te recomendamos