HRW: Venezuela vive “crisis humanitaria” y la comunidad internacional debe exigir respuestas

La escasez de medicinas y alimentos se ha agravado en el país sudamericano

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

HRW: Venezuela vive “crisis humanitaria” y la comunidad internacional debe exigir respuestas

WASHINGTON.- La escasez de medicinas y alimentos se ha agravado en Venezuela, por lo que toca a la comunidad internacional ejercer más presión para que el gobierno de Caracas reconozca y resuelva adecuadamente esta “profunda crisis humanitaria”, dijo este lunes el grupo humanitario “Human Rights Watch” (HRW).

Un informe de 73 páginas, acompañado de un video y realizado con base a visitas a ocho hospitales públicos y entrevistas a más de un centenar de personas en Caracas y seis estados, da cuenta del deterioro de la situación humanitaria en Venezuela.

Tanto en el informe como en una rueda de prensa en Washington, el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, criticó que el gobierno del presidente, Nicolás Maduro, en vez de responder a la grave crisis, la niega, reprime a los críticos, y achaca los problemas a una “guerra económica” y a una “conspiración internacional más”.

Ese cuento creo que ya no lo creen los venezolanos… estamos pidiendo una intervención clara y decidida de la comunidad internacional” para exigir “rendición de cuentas” al gobierno de Caracas sobre el deterioro de los derechos humanos y las condiciones sociales en el país, enfatizó Vivanco.

HRW pidió en concreto que Naciones Unidas realice una investigación independiente sobre el alcance de la escasez en Venezuela y recomiende medidas concretas.

Es que “HRW” describió la “profunda crisis humanitaria” no con mediciones científicas propias sobre el terreno –ya bastante difícil fue acceder a los hospitales y datos públicos- sino porque organismos internacionales, como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA), han dado cuenta del deterioro social, político humanitario en Venezuela.

El organismo humanitario pudo entrevistar a junio pasado a más de un centenar de personas en Caracas y en los estados de Aragua, Carabobo, Lara, Táchira, Trujillo y Zulia, además de que pudo visitar ocho hospitales públicos, un centro médico en la frontera con Colombia, y una fundación privada que ofrece servicios de salud.

Cama, colchón y médicos

Aparte de las perennes colas para alimentos y productos racionados o sujetos a control de precios, también la escasez de medicinas se ha agravado en los últimos dos años, al punto que los hospitales sólo pueden ofrecer a los pacientes “cama, colchón y médicos”, según explicó Vivanco.

El 76% de los hospitales públicos no cuenta con medicamentos, equipos ni insumos básicos, por lo que, para ser atendidos, los pacientes cargan con sus propios guantes, jeringas, gazas estériles, bisturí, antibióticos y analgésicos.  En muchos casos, los médicos tienen que postergar operaciones si no tienen el material disponible.

Asimismo, en los primeros cinco meses de 2016 la tasa de mortalidad materna se disparó en un 79%, en comparación con los datos de 2009, debido en parte a la escasez de medicinas y las condiciones insalubres en las salas de parto.

Según datos del Ministerio de Salud venezolano, entre enero y mayo pasados, la tasa de mortalidad materna fue de 130,7 muertes por cada 100,000 nacimientos, en comparación con la de 73,1 en 2009. Entre 2003 y 2008, la tasa de mortalidad materna fue de 49,9 y 64,8, respectivamente.

Mientras, la tasa de mortalidad infantil entre enero y mayo de 2016 fue de 18,61 muertes por cada mil nacidos vivos, o un aumento del 21% sobre la tasa de 15,4 de 2015, y del 45% sobre la de 12,8 de 2013.

Los pacientes no son los únicos en quejarse: las enfermeras, médicos y otros profesionales de la salud también destacaron a HRW que el 76% de los hospitales no tienen medicamentos básicos que deben tener estas instituciones, incluyendo antibióticos, antiepilépticos, anticonvulsivos, soluciones intravenosas, analgésicos, y suturas quirúrgicas, entre otros.

Organizaciones del sector de salud, incluyendo la Organización Mundial de Salud, están disponibles para enviar ayuda a Venezuela, pero no pueden hacerlo mientras el gobierno de Maduro no la solicite.

El viernes pasado, el portavoz del Departamento de Estado, John Quirby, expresó preocupación por que el Tribunal Electoral de Venezuela suspendió el proceso de referendo, lo que refleja la polarización de un país ya aquejado de “crecientemente severos retos humanitarios, políticos y económicos”.   

Vivanco insistió en que tiene que haber una “fuerte presión internacional”, por parte de EEUU, Brasil, el “Mercosur” y demás países de la comunidad internacional, para que Venezuela adopte políticas efectivas para afrontar la crisis, de lo contrario la crisis humanitaria sólo empeorará.

 

Te recomendamos