Deshacerse de los piojos de la cabeza, un negocio muy rentable

Se describen como "asesinos profesionales de piojos" y usan métodos que, según aseguran, son 100% efectivos para acabar con un problema que estresa a millones de padres en el mundo.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Deshacerse de los piojos de la cabeza, un negocio muy rentable
Los piojos son muy difíciles de combatir. Sólo en Estados Unidos, al menos 12 millones de niños están afectados cada año.
Foto: Shutterstock

John, un adolescente, estaba estudiando en casa cuando un insecto cayó sobre su libro de texto.

“Durante unos 10 minutos, no me di cuenta de lo que era y comencé a jugar con el bichito”, relató a la BBC el joven de 15 años que vive en Maryland, Estados Unidos.

“Finalmente entendí que era un piojo y que había caído de mi cabeza”.

El descubrimiento puso en marcha un ritual conocido para millones de familias en el mundo.

Los padres de John compraron una loción en la farmacia y durante días, “bañaron” la cabeza de su hijo con productos químicos.

“Pero no dio resultado”, señaló Jerri, la madre de John.

Es difícil encontrar estadísticas sobre este tema, pero las pocas que existen dejan en evidencia que la lucha contra los piojos es parte de la infancia de millones de niños.

Solo en Estados Unidos, al menos 12 millones de niños al año están afectados, de acuerdo a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, la principal agencia federal de salud pública.

Y en el Reino Unido, una encuesta en 2011 constató que un tercio de los menores de 16 años, había tenido piojos en los 12 meses previos.

Servicio 24 horas

Un gran problema es que los piojos se han vuelto resistentes a muchos de los productos químicos vendidos en farmacias.

Nancy Fields y una colega
Nancy Fields (izquierda) creó su empresa luego de ver las dificultades que pasó su hermana. Sus técnicos usan visores con lentes de aumento.

La buena noticia es que ha surgido un nuevo fenómeno a ambos lados del Atlántico para aliviar el estrés de las familias: compañías especializadas en eliminar los piojos de las cabezas de los niños.

Un ejemplo es Lice Happens ( “Los piojos suceden” ), una empresa localizada en Annapolis, la capital del estado de Maryland, a una hora en auto de Washington DC.

La compañía, que acabó con los piojos de John, tiene incluso un servicio de emergencia 24 horas.

Los técnicos de Lice Happens van al domicilio de las familias y usan visores especiales con lentes de aumento, lociones libres de pesticidas y peines “profesionales” para eliminar las liendres o huevos de los insectos.

Hecho y ficción

Una sesión cuesta unos US$300 e incluye una inspección de todos los miembros de la familia.

Nancy Fields, quien fundó la empresa en 2008, dice a BBC Mundo que no solo curan a los afectados por piojos: “También buscamos educar, porque hay mucha información que circula que no es correcta”.

“Enseñamos a los padres a inspeccionar correctamente la cabeza de sus hijos. Y si el problema reaparece en el futuro, ya tendrán método efectivo para combatirlo“.

Fields y una colega
Las fundadoras de Lice Happens también buscan educar a los padres.

“La sesión debe ser vista no como un gasto, sino como una inversión que se hace solo un vez”.

Fields decidió crear su empresa, luego de ayudar a su hermana a combatir los piojos de sus niños.

“Mi hermana estaba tratando por todos los medios posibles de eliminar los parásitos de la cabeza de sus hijos, pero no lo conseguía”.

“Incluso, tuvo que tomar licencia sin pago de su trabajo para cuidar a los niños porque la escuela no les permitía asistir a clases con piojos“.

“Pensé que debía haber una forma mejor de enfrentar el problema y eso me inspiró a crear un servicio para ayudar a otras familias”.

line

Piojos

  • No pueden saltar o volar, pasan de una cabeza a otra por contacto directo.
  • Una infestación contiene, en promedio, 20 piojos .
  • La hembra vive cerca de un mes y pone entre 5 y 10 huevos por día .
  • Se alimentan con sangre del cuero cabelludo .
  • Las larvas nacen después de 7 a 11 días.

line

Apoyo

Fields y su socia MJ Eckert han expandido su negocio vendiendo franquicias por unos US$29.000.

Actualmente, hay ocho franquicias en distintas sitios de Estados Unidos, que emplean cerca de 50 personas.

“Somos muy selectivos a la hora de decidir si vendemos o no una franquicia”, afirmó Fields.

“No se trata simplemente de una tarea mecánica, sino de apoyar a familias que invirtieron una suma de dinero considerable. Y esta es una gran responsabilidad”.

“Asesinos de piojos”

En el Reino Unido, otra empresa con un modelo similar de franquicias es The Hairforce (“La fuerza del cabello“), que fue fundada en 2006 por Dee Wright.

Técnicas aspirando piojos del cabello de una mujer
La empresa The Hairforce usa un sistema de aspiración para extraer los piojos.

La compañía, que Wright describe como “una fuerza de élite de asesinos de piojos”, usa una estrategia en tres fases.

Los empleados de The Hairforce usan en primer lugar, una miniaspiradora para extraer la mayor cantidad de piojos posible.

Luego usan aire caliente, a una temperatura razonable, para deshidratar todos los huevos o liendres. Y finalmente aplican un acondicionador de cabello antes de retirar todos los huevos con un peine especial.

“El acondicionador elimina la energía estática y lubrica el pelo para evitar daños al cabello”, explicó Wright.

La primera sesión dura unos 90 minutos y cuesta cerca de US$120. Una semana después, se repiten las tres fases en la segunda sesión que cuesta unos US$60.

Padres estresados, niños acosados

Wright estableció su negocio en el norte de Londres, pero la empresa ya se ha extendido a otros sitios del Reino Unido. La compañía tiene 30 empleados que tratan a “miles de personas cada semana”.

Mujer aspirando piojos del cabello de una joven
Luego de aspirar los piojos se usa aire caliente para deshidratar los huevos o liendres adheridos a los cabellos.

“Realmente satisfacemos una necesidad”, afirma Wright. “Vemos madres y padres que han gastado una fortuna en lociones caras que no funcionan”.

Los padres que nos llaman suelen estar muy estresados con este problema y sus hijos sufren, incluso acoso de sus compañeros en el colegio, debido a los piojos”, asegura la fundadora de The Hairforce.

“Vemos a los niños transformados entre la primera y la segunda sesión. Los padres dicen que es como si hubieran recuperado a sus niños”.

Te recomendamos