La Víbora: ¿Nos tenía Juanga engañados?

A nuestra serpiente columnista de farándula no se le escapa nadie

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

La Víbora: ¿Nos tenía Juanga engañados?

Bueno, ese Juanga no deja de sorprendernos. Ahora resulta que en vida fue todo un semental, un súper macho que dejó hijos biológicos regados por aquí y por allá.

Y cuando digo biológicos no me refiero a que recurrió a sofisticados métodos de reproducción, como el que usó Ricky Martin para traer al mundo a sus gemelos. No. Al parecer el Divo de Juárez era toda una potencia sexual, pero con las mujeres.

Esto a pesar de que todos vivíamos con la creencia de que el hombre era gay y que dizque no sentía atracción alguna por las chicas. Pues ahora resulta que tuvo sus amoríos con varias, y tal parece que la cosa no era de un ratito porque aparentemente a algunas las embarazó.

La segunda sorpresita que nos llevamos fue esta semana, cuando un tal Joao Gabriel Alberto Aguilera –ah, porque a todos les ponía su nombre de artista o de pila–, de 23 años, dijo a través de una demanda que es hijo de sangre del intérprete, y, por supuesto, que quiere parte de la herencia. Que vive en California y que su madre es Consuelo Josefina Rosales.

Hasta presentó documentos legales en los que aparece Juanga como su padre. Con este suman ya dos los supuestos hijos del cantautor que salen a la luz desde su muerte el pasado agosto. El primero fue uno –igualito al cantante, por cierto– que se llama, para variar, Luis Alberto Aguilera, que tiene 26 años y que vive en Nevada.

Yo digo, si el divo tenía relación con estos chicos, ¿por qué no les dejó alguna partecita de la herencia? Así no estarían ahora dándole lata a la familia “reconocida”. Pero no, a los famosos les encanta figurar hasta después de muertos.

Los años –y los excesos– no pasan en balde. Y tal parece que a Luismi ya le están pasando la factura. Olvídense de lo pelón y lo abotagado. Tal parece que el hombre ahora sí anda por la calle de amargura.

Luis Miguel no dedica tiempo ni dinero a los hijos que tuvo con la actriz Aracely Arámbula.
Luis Miguel anda deprimido y bebiendo, según un amigo del cantante/Archivo.

Y es que una “amigo” del cantante reveló a una revista de chismes que el intérprete está sumido en una seria depresión, que no está bien de salud, que tiene deudas, demandas y que vive refugiado en el alcohol. Ay, eso sonó muy nice.

En otras palabras, anda de borracho y quién sabe de qué más. A mí nada sobre este hombre me sorprende. Lo que sí me sorprende es que la gente siga yendo a verlo a sus conciertos, que son tan sosos y pichicatos.

Si quiere llevar la vida de lujos a los que está acostumbrado, pues que trabaje y que ofrezca espectáculos de calidad, no su popurrí de una hora. Porque así que ustedes digan, qué guapo está, vale la pena lo que cobra, como que no.

Sorry, pero sus mejores años ya quedaron muy atrás.

Te recomendamos