Reconvierten motel de Santa Ana en apartamentos para “homeless”

El 60% del complejo ya está habitado por personas y familias que antes vivían en la calle

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Reconvierten motel de Santa Ana en apartamentos para “homeless”
El motel Guest Inn and Quality Suites se transforma en 71 apartamentos para los desamparados (Foto: Google Maps)

Al igual que la mayor parte de California del sur, la ciudad de Santa Ana arrastra un enorme problema de indigencia que llevó al ayuntamiento de la ciudad a denominar como crisis de salud y seguridad pública a la concentración de en torno a 400 personas sin hogar cada noche alrededor del Centro Cívico.

En un esfuerzo por acabar con esa situación, se habilitó una antigua estación de autobuses como albergue temporal para acoger a los indigentes, aunque como se ha reportado las condiciones no son ideales ya que no es lo bastante grande y las instalaciones son insuficientes.

Después del fiasco de la estación de autobuses, Santa Ana da un paso más para acabar con la situación de los desamparados, en esta ocasión de la mano de una compañía privada.

Un motel reconvertido en apartamentos es el primer proyecto de vivienda solidaria permanente en Santa Ana, que tanto las autoridades municipales como los proveedores del servicio califican de modelo para encontrar una solución a la indigencia crónica en el condado.

La compañía Community Development Partners compró en diciembre de 2015 el motel Guest Inn and Quality Suites, ubicado en el  2151 de East First Street y lo transformó en un complejo residencial social que rebautizó como The Orchad en una iniciativa de $18 millones. El 60% de sus 71 apartamentos están ocupados ya por individuos y familias que antes vivían en la calle, mucho de ellos en las inmediaciones del Centro Cívico.

El 40% restante permanece vacío todavía porque la empresa quiere renovar el edificio para darle una fachada de madera más moderna, comenzando llos trabajos en diciembre. Para ello desplazarán a los inquilinos conforme sea necesario mientras avanzan por fases en las obras de renovación de los cinco edificios de dos plantas cada uno. Además, a algunas personas que vivían en el motel a largo plazo se les ha permitido quedarse.

Se espera alcanzar el 100% de ocupación para agosto del año que viene. Los inquilinos no invertirán más del 30% de sus salarios en pagar la renta, aunque tener un empleo no es una condición necesaria para vivir en The Orchad.

The Orchad será renovado y los alquileres de sus habitantes subvencionados con ayudas del ayuntamiento (Foto: Google Maps)
The Orchad será renovado y los alquileres de sus habitantes subvencionados con ayudas de organismos públicos (Foto: Google Maps)

En marzo, el ayuntamiento aprobó por unanimidad conceder ayudas por valor de $998,496 anuales durante 15 años para ayudar a los inquilinos a pagar el alquiler; y en junio también les otorgaron $1.2 millones del programa HOME Investment Partnerships, un subsidio para la creación de vivienda asequible.

“Muchos hoteles y moteles en el condado tienen un rendimiento bajo, se están quedando en ruinas y ya han cumplido su propósito”, explicó el concejal Vincent Sarmiento, que representa el distrito donde se ubica el reconvertido motel, y consideró que el proyecto era una excelente oportunidad para transformarlo en recursos para los desamparados bajo la idea de “Housing First”.

“La vivienda es primero” es un enfoque que propone solucionar el problema de la indigencia proveyendo a las personas sin hogar lo más rápido posible de una vivienda que además puedan mantener a largo plazo. En The Orchad, los residentes pueden recibir ayuda profesional contra el abuso de sustancias y otros servicios de asesoramiento, y recibirán entrenamiento para cultivar sus propios productos en una cocina ubicada en el complejo.

Según Larry Haynes, director ejecutivo de la organización sin ánimo de lucro Mercy House, esta iniciativa será más beneficiosa para la población vulnerable que otras que solo dedican unas pocas unidades dentro de un complejo para alojar a desamparados, ya que es más barato y la capacidad de atender cada caso individual es más efectiva. “Con más proyectos como este, podemos demostrar que se puede acabar con la indigencia en el condado de Orange”, afirmó.

El CEO de Community Development Partners, Eric Paine, dijo que era muy importante “proporcionar un producto del que la comunidad pueda estar orgullosa y que los residentes puedan llamar su hogar, saliendo adelante y mejorando su vida“.

Te recomendamos