Jefe del FBI trastoca la contienda

No hay daño más grande que el de la duda

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Jefe del FBI trastoca la contienda
James Comey, Director del FBI.

El aviso al Congreso de que hay un “material que podría ser significante o no” para la investigación sobre los emails de Hillary Clinton, es una intervención inaceptable del director del Buró Federal de Investigación, James Comey, a menos de dos semanas de la elección presidencial.

La acción de Comey es totalmente irresponsable, agrega una duda en un momento clave electoral que ayuda a un candidato en detrimento del otro.
La realidad es que ni el mismo Comey sabe que pueden decir los correos electrónicos hallados en un computadora compartida por la asesora de Clinton, Huma Abedin, y su marido -del cual está separada- Anthony Weiner. El FBI hizo está investigando a Weiner por un escándalo sexual.

El FBI ya hizo una exhaustiva investigación que concluyó que no se podía probar que la ex Secretaria de Estado manejó información secreta inadecuadamente en su servidor personal. En ese momento Comey fue inusualmente más allá del anuncio de la pesquisa para agregar su opinión de que Clinton fue “muy descuidada”.

La carta de Comey al Congreso se limita a decir que él permitirá que sus investigadores vean los emails de Abedin para determinar si hay algo relevante a la investigación. En en el mensaje del jefe del FBI a sus empleados sobre este tema, dice que los emails “parecen ser pertinentes” y “no sabemos el significado” que estos.

Es más, Comey envió la carta el viernes -desafiando a sus superiores- , cuando el sábado ni siquiera tenía en sus manos una orden de allanamiento para ver la computadora.
Todo es especulación gigantesca. Pero para Donald Trump y los republicanos es suficiente para asegurar que se reabrió la investigación, que es un prueba de la corrupción de Clinton y exagerar que los emails son un escándalo “peor que Watergate”.

No hay daño más grande que el de la duda. El que deja todo a la imaginación del individuo. “Y algo sabrá Comey sobre Clinton que no lo dijo”, piensan muchos. Por eso es que si hay una información, se debe decir cuál es. Y si no la hay, aclarar de inmediato para eliminar las especulaciones.

Comey ha dicho que no quiere intervenir en la elección, que la carta quiere corregir una parte de su testimonio ante el Congreso. Con esto mostró que no tiene el juicio para seguir en su cargo. O quizás peor, si de especular se trata, él puede ser un republicano que usa el poder dado por un gobierno demócrata para destruir ahora a la candidata presidencial demócrata.

Te recomendamos