Tim Kaine lanza ofensiva en español durante recta final de campaña

Sondeos encuentran más entusiasmo por votar, más apoyo a Clinton y a los demócratas, entre latinos que prefieren hablar español

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook
Tim Kaine lanza ofensiva en español durante recta final de campaña
Tim Kaine, candidato a la vicepresidencia. Getty Images.
Foto: Alex Wong / Getty Images

¿Por qué la campaña de Hillary Clinton insiste en usar el español en eventos en los estados claves de Nevada, Arizona y Florida? Este jueves, por ejemplo, el candidato demócrata a vicepresidente, Tim Kaine, dará su primer discurso de campaña totalmente en español en el estado de Arizona, según anunció la campaña de Hillary Clinton.

Hay razones estratégicas y políticas de gran peso para los demócratas.

Según las encuestas, los votantes LATINOS que hablan el español como idioma dominante están más entusiasmados para votar y tienden más a apoyar a Clinton que los que hablan en inglés.

Aunque los votantes latinos consultados por las encuestas en general rechazan a Trump y apoyan a Clinton,  hay una diferencia notable en la intensidad de ese apoyo entre los que son entrevistados en español y los que lo son en inglés.

El discurso de Kaine en Phoenix, Arizona, a realizarse cinco días antes de la elección, será dedicado a “lo que está en juego en la elección”, dijo Jorge Silva, portavoz para medios hispanos de la campaña de Clinton.

La campaña de Hillary Clinton informó que el discurso de Kaine, “responderá a las recientes declaraciones de la ex gobernadora de Arizona quien dijo que los latinos no votan”.

Hace un par de semanas, la ex gobernadora de Arizona Jane Brewer, dijo en una entrevista con el perídico Boston Globe que los latinos “no salen a votar”, aunque después corrigió diciendo que “espero que todos los grupos voten al 100%”.

Brewer es un personaje muy criticado entre la comunidad inmigrante latina de ese estado por su defensa de la ley anti inmigrante de Arizona aprobada en 2010, cuando ella estaba al frente de ese estado.

El uso del español en Arizona y la confrontación con Brewer tiene sentido para la campaña de Clinton, dado que recuerda el sesgo anti inmigrante de los líderes republicanos recientes del estado.

Los candidatos republicanos a presidente normalmente ganan en Arizona. El último demócrata en ganar allí fue Bill Clinton en los años noventa. Pero este año las encuestas revelan una comunidad latina muy entusiasmada y una competencia muy cerrada entre Clinton y Donald Trump, con dos o tres puntos porcentuales de diferencia que podría salir en cualquier dirección.

¿Símbolo o estrategia práctica?

Por su parte Kaine, quien aprendió un español rudimentario durante sus años mozos como activista católico en Honduras, habla ese idioma a menudo en la campaña y hace un par de semanas dio una charla  totalmente en ese idioma en una iglesia de Miami.

Está claro que el uso del español como una forma de campaña no quiere decir que los candidatos representen o entiendan a los latinos pero la estrategia, observando las tendencias de opinión, tiene un uso decididamente práctico para los demócratas. 

Una de las encuestas más importantes a votantes latinos que se ha realizado en esta campaña, la encuesta semanal NALEO-Telemundo, ya en su sexta semana, encuentra que los votantes de habla hispana son un segmento especialmente importante para la campaña de Clinton –y contra Trump.

“Hemos visto en las seis semanas de la encuesta que las personas que piden ser entrevistadas en español responden un poco diferente a los que piden ser entrevistados en inglés”, dijo David Ayon, asesor de Latino Decisions, la encuestadora que realiza el sondeo entre votantes latinos de todo el país.

Por ejemplo, un 56% de los entrevistados en español dijo que este año “está más entusiasmado en votar” que en la última elección presidencial. Sólo un 38% de los latinos entrevistados en inglés dijeron lo mismo.

En preferencia del voto, la diferencia también es notable:  Clinton tiene el apoyo del 81% de los votantes latinos de habla hispana y 64% de los de habla inglesa. En cuanto a Trump, este alcanza 21% del apoyo de los latinos de habla inglesa y sólo 9% de los de habla hispana. 

Esa diferencia se nota en diversas preguntas a lo largo de la encuesta. Por ejemplo, 73% de los entrevistados en español dice que favorece a Clinton y a los demócratas para manejar la economía del país, mientras que sólo un 58% de los entrevistados en inglés dice lo mismo.  Ocurre lo mismo con el tema de inmigración y la prioridad que le dan.

“Es de suponer que la mayoría de los que piden ser entrevistados en español son inmigrantes y también, que dependen más de los medios en español”, dijo Ayón.

Así, tendría sentido el uso de ese idioma para hacer campaña y asegurar la movilización de grupos que serían importantes para el triunfo de la demócrata.

La campaña de Clinton se ha enfocado en la movilización de la comunidad inmigrante latina en estados como Nevada y Arizona, donde las encuestas muestran una competencia muy cercana con Donald Trump por los votos electorales de esos estados.

El uso del idioma español, los comerciales de radio y TV en ese idioma y el enfoque en el tema de inmigración, que ha caracterizado a la campaña de Clinton en esos estados, tiene que ver con un hecho de realidad política: los inmigrantes latinos son un grupo clave en esta competencia.

Aparte de la visita de Kaine y su discurso en español, la campaña de Clinton anunció que esta semana llevará a cabo una “semana de acción” en Nevada, enfocándose en el tema de inmigración. Nevada también es un estado muy competitivo, parte de los llamados “swing states”. 

El Comité Nacional Demócrata (DNC) también lanzó hoy una tercera ronda de comerciales de radio y en medios impresos en español en la que dicen invertirán un total de “siete dígitos” (al menos más de 1 millón).

Te recomendamos