¡Mantente alerta en esa primera cita!

Lo que dice y hace la persona que estás conociendo te ayudará a ver quién realmente es

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
¡Mantente alerta en esa primera cita!
El dejar que el hombre tome el liderazgo de la conversación en la primera cita permite observar las señales que delatan quién verdaderamente es y cuáles son sus intensiones ante el encuentro.
Foto: Shutterstock

La primera cita es crucial en el inicio de toda relación. Por ello hay que tener las antenas bien paradas en el primer momento que conocemos a esa persona potencial a entrar en nuestras vidas, y así estar alertas ante toda actitud que nos de señales sobre quién es y si es lo que estamos buscando o no.

“Lo básico [para esa primera cita] es ser uno mismo”, responde Elena Burnett, experta en resolver conflictos en las relaciones. “Y aunque siempre se da una dinámica donde bien el hombre o la mujer quiere liderar o ser pasivo; por lo general, es mejor dejar que sea él quien haga las preguntas y permanecer un tanto misteriosa”.

Y es que como explica la coach de vida basada en Los Ángeles, el liderar la conversación del encuentro centrando en querer demostrar nuestros triunfos personales “solo nos hace ver un tanto masculina, algo que es apreciado en el ámbito profesional pero todo un ‘turn off’, cuando se trata de la primera cita [en la búsqueda de pareja]”.

Pasividad inteligente

Esta pasividad inteligente nos permite escuchar con sutilidad y detectar las señales que nos dejan ayudan a saber qué tipo de persona es y cuáles son sus reales intensiones tras el encuentro.

“Por lo general, los hombres siempre nos dejan saber qué quieren o no en los primeros 30 minutos de conocerlos, o en el transcurso de la velada”, denota Burnett. “Si escuchamos bien lo que dicen, podemos detectar rápidamente sus intensiones. Por ejemplo, si dice que recién rompió una relación amorosa y que no quiere hablar del tema, obviamente queda claro que no está preparado para una nueva relación”.

Señales a tener en cuenta

“Cuando existe una conexión real entre dos personas, por lo general, tanto al hombre como a la mujer se le pasará el tiempo volando. Pero si ese no es el caso, y la velada dura poco, quizás esta sea una señal a tener en cuenta”, dice la experta.

Otra señal importante es observar si el hombre está distraído con el ambiente alrededor en lugar de prestar atención a su cita.

“Por lo general, un hombre interesado fijará sus ojos en ti y no los quitará de encima hasta que la noche llegue a su fin. No hará propuestas de ir a su apartamento u hotel, a no ser que vea que es una posibilidad”, expresa Burnett. “Un hombre interesado, te escuchará y querrá saber más de ti como persona, no lo que ganas o el coche que conduces”.

Otro punto clave es observar hacia dónde lleva la conversación y cómo éste se comporta.

“Hay que estar atenta a lo que él dice y no a lo que tú quieres escuchar”, apunta Burnett. “Hay que estar atenta, sobre todo, a su lenguaje corporal, a su generosidad a la hora de pagar la cena e, igualmente, al horario que eligió para verte o concordar una nueva cita”.

Tener o no tener sexo

Uno de los dilemas que en algunas mujeres se presenta en esa primera cita es el tener o no tener sexo con la persona que acaba de conocer, pero con la cual se sintieron cómodas y atraídas físicamente.

¿Existe alguna diferencia entre esperar o no? Para la coach de vida no conviene tener relaciones sexuales en esa primer día, vale la pena esperar.

“El acto sexual no es algo que uno puede tomar a la ligera porque siempre hay repercusiones si vamos más allá de una noche desenfrenada”, denota. “En realidad, no es una cuestión de contar los días para saber que lo estás haciendo bien y que [con tener o no sexo] conseguirás el amor eterno. Se trata de ganar tiempo para conocer a la otra persona y entregarte por quién es y no por lo que te ha vendido en un momento dado (ahí entra el juego de la seducción, algo innato en el hombre)”, agrega.

Así que, si no tienes sexo de entrada, puede que consigas prolongar las citas para conocerlo bien y, quizás, hagas que se enamore de ti.

“En este punto habría que subrayar también que cuando una conexión es real, el sexo pasa a un segundo plano momentáneamente, ya que el amor es mucho más acaparador”, concluye Burnett. .

Te recomendamos