Cómo remodelar la casa sin morir en el intento

Nuestra encuesta de 300 contratistas reveló prácticas profesionales turbias, errores costosos comunes por parte de los propietarios de casas y estrategias para que tu próximo proyecto sea todo un éxito

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Cómo remodelar la casa sin morir en el intento

¿Crees que 2016 podría ser finalmente el año en que te dediques al gran proyecto de remodelado que has estado postergando? Bienvenido al club. Impulsados en gran parte por la recuperación del mercado de viviendas, se proyecta que los gastos en las mejoras de viviendas alcanzarán el monto de $155 mil millones este año, superando el nivel máximo en 2006, según el Joint Center for Housing Studies de Harvard.

Al mismo tiempo, la industria de la construcción está sufriendo una escasez masiva de mano de obra, habiendo eliminado más de 2 millones de empleos desde 2007. No hace falta tener un título de economía keynesiana para detectar el problema: la demanda de trabajo de remodelación está creciendo mucho más rápido que la oferta de profesionales calificados.

Ha llegado a un punto en el que he tenido que decirles a los clientes que pueden pasar algunos meses antes de que pueda comenzar con sus proyectos”, dice LuAnn Fabian, una contratista general que trabaja en Hermosa Beach, California. Así que, si quieres estar en la cocina de tus sueños para los días festivos, tal vez te quedes con las muestras de azulejos en la mano por más tiempo de lo que te habías imaginado.

Aunque la cantidad de profesionales de la remodelación se ha reducido, sigue habiendo algunos con menos experiencia, y aún menos escrúpulos, según una encuesta reciente de 300 contratistas generales de todo el país realizada por el Centro de Investigación Nacional de Consumer Reports. Las prácticas turbias de la industria sobre las que informaron los contratistas generales incluyen el uso de mano de obra no calificada por parte de contratistas para la realización de las tareas y la obtención de contratos mediante ofertas de bajos precios con el aumento posterior del costo debido a “problemas imprevistos”.

En nuestra encuesta hicimos las preguntas esenciales que quizás desconozcas que es necesario preguntar, tales como: ¿Cuánto margen para realizar cambios posteriores hay en el presupuesto? (Una pista: Más de lo que podrías pensar). ¿Cuáles son los mayores errores por parte de los dueños de casa? ¿Cuánto tiempo se llevan realmente los proyectos?

Las respuestas, junto con conocimientos brindados por otros profesionales de diseño y remodelación constituyen esto, nuestra guía de supervivencia para los remodeladores de casas. Sigue nuestros consejos y podrías ahorrar miles de dólares en la remodelación sin que se vea afectada la calidad y sin perder la tranquilidad.

La etapa de planificación

La planificación adecuada es el mejor indicador de la satisfacción y también minimizará la cantidad de cambios costosos que realices una vez que el trabajo haya comenzado. Así que antes de pensar en buscar un contratista, deberás dedicarle un tiempo a evaluar distintas ideas y a revisar cuidadosamente tu propio presupuesto. Un informe de 2015 de Houzz, una página web de diseño de viviendas indicó que la mitad de los propietarios de casa que renovaron su cocina evaluaron distintas ideas para el proyecto durante 6 meses o más. Puedes organizar fotos inspiradoras utilizando la aplicación ideabook de Houzz o al abrir una página de Pinterest. Un álbum de recortes a la antigua con fotos de tus revistas favoritas también servirá.

Aunque estés lleno de entusiasmo con la idea de empezar, evita la tentación de apresurarte: Es probable que tengas que vivir con los resultados del proyecto por mucho tiempo, así que querrás hacerlo bien. Considera la inclusión de cambios importantes de vida en tu plan, que podrían incluir una ducha a ras del suelo accesible o una sala familiar abierta lo suficientemente grande para alojar a tus futuros hijos adolescentes y a sus amigos.

Recuerda considerar el impacto sobre el valor de reventa de tu casa también, aunque no tengas planes de mudarte. Por ejemplo, quizás no te sirva el segundo baño con una bañera completa, pero probablemente te arrepientas de haberlo convertido en una oficina o en una sala de ejercicios si alguna vez decides vender la casa, dado que los baños adicionales siempre son una gran ventaja para la venta. Una vez que tengas una idea clara de lo que quieres hacer y de cuánto puedes gastar realmente, es hora de llamar a los profesionales. Para los proyectos grandes – por ejemplo, un remodelado total de la cocina o la incorporación de una sala familiar – deberías reunir a todo tu equipo lo antes posible. Para obtener mayores detalles, ve “Cómo reunir al mejor equipo”, más adelante.

“Siempre es mejor que el arquitecto y el contratista general trabajen juntos desde el inicio”, afirma Dawn Zuber, una arquitecta que trabaja en Canton, Mich.

Si no vas a derribar paredes ni vas a hacer otros cambios estructurales, un diseñador de interiores o un diseñador certificado de cocinas y baños probablemente pueda trazar los planos. La mayoría cobra tarifas de entre un 4 y un 7% del presupuesto total, en comparación con el 10 a 20% que cobra la mayoría de los arquitectos.

Ya sea que optes por un arquitecto o por un diseñador, insiste en que produzca diseños en 3D: Te ayudarán a visualizar el espacio remodelado mejor que los dibujos planos. Los profesionales de diseño de vanguardia están comenzando a utilizar software de realidad virtual para crear espacios “de sumersión” que pueden experimentar los clientes al utilizar un casco especial. La tecnología no está ampliamente disponible, pero pronto podría reducir significativamente el arrepentimiento del remodelador.

Establece un sistema de equilibrio de poderes entre tu equipo de diseño y tu contratista desde el comienzo. “Son las decisiones importantes tomadas en el primer 10 a 15% del proceso de diseño las que tienen el mayor impacto en el costo”, afirma Marc Truant, presidente de una firma design-build con sede en Boston, un término que se utiliza para designar a las empresas de remodelación que realizan tanto trabajos de diseño como de construcción. “Un contratista general te ayudará a eliminar cosas que no puedes costear antes de que pagues por los diseños terminados”.

Aunque las referencias de amigos y vecinos son la mejor manera de encontrar a profesionales de remodelación, los agentes inmobiliarios también pueden dirigirte a contratistas generales respetados. La Asociación Nacional de la Industria de Remodelación ofrece una guía estado por estado de contratistas certificados en su página web, nari.org (sus miembros deben pasar por un proceso extensivo de selección y evaluación y adherirse a un código de ética estricto), y servicios en Internet para el hogar, tales como Angie’s List, HomeAdvisor y Porch, también pueden ayudarte a encontrar profesionales. Ver “El boca a boca se traslada a Internet”, más adelante, para obtener mayores detalles. Recuerda las siguientes reglas durante el proceso de investigación:

Verifica credenciales. Aunque tu cuñada te haya dado referencias fantásticas de ellos, debes verificar la acreditación de cada profesional en tu lista corta. Según nuestra encuesta, a casi una quinta parte de los contratistas generales les faltaba ya fuera una licencia estatal o un seguro adecuado, y a un 9% le faltaban ambos. Aunque las credenciales adecuadas no son una garantía de calidad, son una buena señal de que el contratista general tiene un negocio respetable. Además, según nuestra encuesta, los contratistas generales con acreditación completa tienen una capacidad mayor de mantener los costos más bajos cuando surgen problemas inesperados. La página web Contractor’s License Reference Site [Página de referencia de certificaciones de contratistas (en contractors-license.org)] brinda información sobre los requisitos de certifiación en tu estado y una lista de contratistas matriculados.

Confía en tu instinto. La confianza y una buena relación entre tú y tu contratista son esenciales. Todo sentimiento negativo que tengas durante la entrevista inicial (¿Demasiado mandón? ¿Condescendiente? ¿Apresurado?) solo se intensificará a medida que avance el proyecto. También es importante comprender cómo se comunica un contratista general durante un proyecto y sentirse cómodo con ese método. Pregunta si tratarás con él directamente o si delegará el trabajo en uno de sus gerentes de proyectos (en el último caso, asegúrate de investigar al gerente también). Más allá de las videollamadas, algunos contratistas generales dependen del correo electrónico o de notas manuscritas, y otros utilizan un software de gestión de construcciones, que permite a los dueños de casas monitorear la programación, los pagos, los envíos y más.

Recuerda que los presupuestos son un blanco móvil. Es probable que el monto inicial durante la etapa de planificación cambie cuando empieces a ver el costo real de los materiales. Los contratistas generales tienen que realizar cálculos similares, al considerar lo que creen que costará el trabajo en relación con sus propios márgenes de beneficio y gastos inesperados (se brindará más información acerca de estos a continuación).

Siempre negocia. Solo un 4% de los contratistas generales en nuestra encuesta dijo que nunca está dispuesto a negociar el precio de un trabajo (el 66% está dispuesto en cierta medida, y el 30% está muy dispuesto a hacerlo). La obtención de ofertas de al menos 3 contratistas generales te dará una idea del valor de mercado y también te dará poder de negociación. “Recuerda que la oferta de menor precio quizás no sea la mejor”, dijo Katherine Hutt, vocera nacional del Better Business Bureau. Según la sabiduría convencional, deberías eliminar la oferta más alta, pero si crees que el contratista general que realiza la oferta es la mejor persona para hacer el trabajo, vale la pena intentar negociar un precio menor.

Mantener la relación comercial con un cliente repetido fue la mayor razón para regatear, que fue mencionada por un 75% de los contratistas generales, quienes informaron que ofrecían un descuento medio del 10%. Así que si habrá más trabajo en el futuro, asegúrate de mencionarlo durante las negociaciones. La combinación de proyectos también podría permitirte ahorrar en el largo plazo: Dos tercios de los contratistas generales dijeron que ofrecen descuentos en trabajos que involucran más de una habitación (el 10% fue el descuento medio ofrecido en proyectos de varias habitaciones en nuestra encuesta).

Prepárate para las sorpresas. Cuando consultamos a los contratistas generales acerca de los problemas relacionados con el trabajo (a diferencia de aquellos relacionados con las personas) que provocan demoras o aumentos de costos, nos dijeron que muchas de las causas están ocultas detrás de las paredes, por ejemplo, daños estructurales o instalaciones eléctricas que no cumplen con las normas aplicables. Aunque la mayoría de los contratistas incluyen tales contingencias en sus planes, recomendamos agregar un margen de al menos el 10% a tu presupuesto para cubrir tales sorpresas.

Para proyectos grandes, vale la pena pagar algunos cientos de dólares por una inspección previa por parte de un inspector de viviendas certificado. “Incluso un buen contratista general podría solo mirar hasta la cocina o el baño; nosotros vemos la vivienda como un sistema”, dice Frank Lesh, director ejecutivo de la Sociedad Estadounidense de Inspectores de Viviendas. “Digamos que vas a incorporar un baño adicional”. Entonces utilizaremos cámaras endoscópicas de alcantarillados para asegurarnos de que el sistema de plomería pueda soportar el estrés adicional”.

Las empresas de construcción más grandes pueden ofrecer una preinspección como parte de su servicio completo. “Tenemos un ingeniero de rendimiento de construcciones en nuestro equipo que se especializa en el trabajo exploratorio”, dice John Kraemer, un contratista general que trabaja en Edina, Minn. “Al utilizar una cámara de infrarrojos, él podría encontrar vigas faltantes en los pisos o paredes que carecen de aislamiento”. Aún así habrá que resolver los problemas, pero no a último momento de manera que pueda aumentar rápidamente el presupuesto.

Establece todo por escrito. Independientemente de cuánta confianza le tengas a tu contratista general, un contrato escrito es una protección esencial para ambos. Deberá especificar el alcance completo del trabajo, inclusive un desglose detallado de los costos de mano de obra y de materiales para cada parte del proyecto. Por ejemplo, los costos eléctricos no deberían expresarse como un monto único en dólares. El contrato debería enumerar la cantidad de tomas de corriente, interruptores y dispositivos de iluminación, con todos los números de modelos. También debería indicar una fecha de inicio y de finalización (solicita una multa de, por ejemplo, $50 a $100 por cada día que exceda la fecha límite) y debería incluir un cronograma de pagos, tal como un depósito inicial del 5% y el pago del resto al cumplirse objetivos determinados, por ejemplo, la demolición, el ensamblaje inicial y la instalación de materiales del terminado.

Asegúrate de que el contrato también indique claramente las “exclusiones” o lo que no está incluido. ¿Quieres ahorrar dinero  eliminando los escombros o al terminar el trabajo de pintura tú mismo? Eso debe estar estipulado. Para proyectos grandes, también vale la pena incluir una cláusula de arbitraje. En el caso de que surja un conflicto importante entre tú y tu contratista general que no puede resolverse de buena fe, la cláusula brinda disposiciones para alcanzar una resolución fuera del sistema judicial, frecuentemente con un mediador designado por el estado. En cuanto a la letra chica, ten cuidado con las “asignaciones”, que otorgan al contratista una flexibilidad significativa respecto de los precios de productos y materiales y puede terminar desequilibrando el presupuesto muy rápidamente.

Cubre tus activos. 9 de cada 10 contratistas generales en nuestra encuesta dicen que brindan una garantía escrita por su trabajo, así que insiste en que se incluya una en el contrato. El promedio del período de tiempo fue de 15½ meses, y un 14% de los encuestados prometió más de 3 años de cobertura. Aun sí tu contrato no incluye una garantía, tendrás cierta protección si el contratista está certificado. Por ejemplo, la Junta Estatal de Certificaciones de California emitirá resoluciones respecto de reclamos que involucren defectos patentes (tal como un armario que se despega de la pared) por hasta 4 años, y defectos estructurales latentes (como cimientos que se colapsan) por hasta 10 años.

La etapa de la obra

Foto: Zela Lobb

Foto: Zela Lobb

Independientemente de lo bien que planifiques, la remodelación está llena de incertidumbre. “Siempre les digo a mis clientes que aumenten sus presupuestos de tiempo y dinero en un 20%”, dice Bruce Irving, un consultor de renovaciones que trabaja en Cambridge, Mass. Según nuestra encuesta, los proyectos de cocina se terminan en un período medio de 3 semanas, pero un tercio de ellos lleva 4 semanas o más.

El trabajo es caótico también. Si hay alguna manera de que te mudes con parientes o a un hotel, al menos durante la etapa polvorienta de demolición, minimizarás el estrés, junto con la exposición posible a materiales peligrosos. Si tu casa se construyó antes de 1978, tu contratista general deberá cumplir con la Regla sobre el plomo en los trabajos de remodelado, reparación y pintura de la Agencia de Protección Ambiental, que incluye la contención de polvo de plomo con láminas de plástico y la eliminación de residuos contaminados en bolsas reforzadas.

Guarda artículos valiosos o apreciados lejos del lugar de la obra o en instalaciones de almacenamiento. Si tienes que quedarte en la casa, un buen contratista te ayudará a encontrar maneras de mantener las perturbaciones en un nivel mínimo, al armar un espacio temporal para la preparación de comidas y al reubicar el refrigerador, por ejemplo, durante la renovación de la cocina. Los siguientes consejos adicionales te ayudarán a evitar problemas una vez que comience el trabajo:

Sigue involucrado. No puedes simplemente emitir un cheque al contratista y luego desaparecer. “La participación del dueño de la casa durante el proyecto es fundamental”, afirma Truant. Aun si te has mudado de la casa, planifica un par de reuniones en persona cada semana y reuniones más frecuentes en momentos críticos, como durante la etapa de demolición o antes de la instalación de los azulejos (el cambio de la disposición de los azulejos o del color de la lechada puede ser difícil y costoso una vez que ha comenzado el trabajo).

Sigue el plan. Cambiar de opinión una vez que ha comenzado el trabajo es el error más grande que cometen los dueños de casa, y puede ser el más costoso también, según nuestra encuesta. Las llamadas “órdenes de cambio”, o trabajo que surge luego de la firma del contrato aumentan el presupuesto en un 10% en promedio. Podría ser tan simple como agregar un par de dispositivos de iluminación en el corredor, pero eso significa que el contratista general tiene que volver a llamar al electricista, y probablemente al pintor también. Se produce rápidamente un efecto dominó, y el dueño de casa paga la cuenta resultante.

Designa al contratista general como encargado. La comunicación directa con los subcontratistas frecuentemente crea conflictos. Si tienes alguna pregunta sobre su trabajo, o su conducta, informa al contratista general y deja que lo maneje.

Aunque no deberías comunicarte directamente con los subcontratistas, sí deberías asegurarte de que se les pague. En caso contrario, podrías tener que asumir la responsabilidad. Estipula en el contrato que el contratista general te brindará cancelaciones de gravámenes (básicamente comprobantes de pago) firmadas por el contratista general y por el subcontratista a lo largo del proyecto.

No eches a perder tus relaciones personales en el proceso. Las relaciones entre clientes y contratistas no son las únicas que se ponen a prueba durante una remodelación. Las parejas frecuentemente sienten la presión también. Considera una encuesta de enero de 2016 de Houzz según la cual un 41% de las personas que remodelaron con su pareja dijeron que la experiencia había sido frustrante; un 7% sintió que necesitaba terapia para parejas durante el proceso y un 5% hasta consideró separarse.

“La remodelación de una vivienda es un lienzo en blanco sobre el cual se pintará cualquier problema no resuelto en tu relación”, dice Irving. Él recomienda que, cuando sea posible, las parejas intenten realizar un pequeño proyecto antes de enfrentarse a uno que podría arruinar su relación. “Cambien los azulejos del baño y vean cómo les va con eso antes de agregar una suite principal”, sugirió.

La etapa posterior al proyecto

kitchen

No existe la perfección en un trabajo de remodelación. Dicho eso, no efectúes el último pago hasta que estés totalmente satisfecho con el proyecto. “Vale la pena ser exigente en cuanto a que las placas eléctricas estén ubicadas en ángulo recto en la pared”, dice Irving. “Si no, se convertirán en una obsesión”.

Comparte tu experiencia. Las recomendaciones directas siguen siendo el mejor método, pero el poder de las críticas en Internet en páginas como HomeAdvisor y Porch es cada vez mayor. Ya sea que hayas tenido una experiencia fantástica o terrible, brindarás un servicio valioso a otros dueños de casa (y la amenaza de compartir una experiencia negativa también podría mejorar la conducta de un contratista indisciplinado).

Sin embargo, si sigues nuestras pautas, es probable que obtengas los resultados deseados de tu remodelación. Entonces será el momento de empezar a soñar con tu proyecto siguiente.

– Por Daniel Diclerico

¡Muéstrame el dinero!

LAS VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE OBTENER UN PRÉSTAMO DE TU CONTRATISTA

Si necesitas ayuda para pagar por tu remodelación, tu contratista podría ahorrarte un viaje al banco: El 42% de los contratistas generales en nuestra encuesta dijeron que brindan opciones de financiamiento a sus clientes.

Algunos contratistas generales ofrecen préstamos sin intereses durante, por ejemplo, 12 a 18 meses, casi siempre a través de un tercer prestamista. Otros pueden ofrecer las llamadas tarjetas de crédito de marca propia, tales como Wells Fargo Home Projects Visa, que puede utilizarse para pagar renovaciones (las tasas de interés varían entre un 0% y un 12.9%). Puedes utilizar la tarjeta en comercios minoristas, pero los intereses aumentan hasta un 28.9%.

Los contratistas también pueden actuar como intermediarios para obtener préstamos de terceros. Las tasas de interés de LendKey, por ejemplo, variaban recientemente entre un 6.49% y un 11.99%, dependiendo de tu crédito.

Estas opciones tienen sus desventajas: Si no puedes pagar el total de un préstamo sin intereses antes del vencimiento del plazo, por ejemplo, probablemente debas intereses retroactivos desde la fecha en que firmaste el acuerdo. En el caso de préstamos personales, debes revisar todos los términos y condiciones para asegurarte de que no se apliquen tarifas inesperadas. Asegúrate de no perder el derecho a retener pagos, si ese derecho está estipulado en tu contrato.

Los prestatarios disciplinados tal vez consideren utilizar una tarjeta con una tasa introductoria del 0% para pagar por una remodelación. Pero ese método es solo para aquellos que están seguros de que podrán cancelar el saldo antes del vencimiento del período introductorio.

Compara cualquier acuerdo que se te ofrezca a través de un contratista con opciones de bancos y cooperativas de crédito; entre ellas, líneas de crédito con respaldo hipotecario o préstamos con respaldo hipotecario (con un promedio actual del 4.7 y 4.5%, respectivamente, por $30,000). Compara el costo total de los préstamos, que incluye las tasas, los costos de cierre, las tarifas de activación y otros cargos, dice Bill Simone, presidente de Custom Design & Construction, con sede en Los Ángeles, y miembro del comité directivo del Joint Center for Housing Studies de Harvard.

Y ten en cuenta que cuando tu prestamista es tu contratista, deberás investigarlo en ambos roles. Pregúntales a clientes anteriores si surgieron problemas al utilizar su financiamiento, y verifica si se ha presentado algún reclamo respecto de los acuerdos de financiamiento de la empresa ante la oficina de asuntos del consumidor de tu estado y el Better Business Bureau.

Mandy Walker

Las recomendaciones de boca a boca se trasladan a internet

Las guías en Internet de servicios para el hogar pueden brindar cientos, o hasta miles, de calificaciones de usuarios para contratistas, plomeros y otros profesionales. A continuación, presentamos 5 páginas populares y brindamos nuestra opinión sobre los aspectos en los que son buenas y aquellos en los que no lo son para guiarte en tus investigaciones para las mejoras en el hogar.

ANGIESLIST.COM

Buena para
La confiabilidad de las críticas de usuarios.

Cantidad de profesionales
1.2 millones.

Cobertura
Nacional

Costo
Actualmente alrededor de $10 por año; las críticas y las calificaciones serán gratuitas a partir de este verano.

Características originales
Tiene un proceso registrado para verificar que las críticas sean auténticas, lo cual incluye una auditoría anual por parte de una tercera empresa para impedir que los proveedores de servicios publiquen críticas favorables de sí mismos o que sus competidores publiquen críticas desfavorables.

Lo que nos gusta
10 millones de críticas verificadas. En nuestra búsqueda de prueba de remodeladores de cocina en una zona postal de Chicago obtuvimos datos de empresas con cientos y miles de críticas. Tal magnitud de tamaños de muestra de críticas de usuarios brinda credibilidad a las calificaciones con letras resultantes.

Advertencias
Los contratistas que ponen anuncios en Angie’s List aparecen primero en los resultados de búsqueda al utilizar la opción de búsqueda predeterminada “con cupones”. Una solución a esto es el uso de la opción de búsqueda “Calificación reciente: A-F”.

CHECKBOOK.ORG

Buena para
Orientación en cuanto a los precios y calificaciones independientes no influenciadas por anuncios.

Cantidad de profesionales
45,000.

Cobertura
Zonas de Boston; Chicago; Minneapolis / St. Paul; Filadelfia; San Francisco / Oakland / San José; Seattle / Tacoma; y Washington, D.C.

Costo
$34 por dos años.

Características originales
Financiada completamente por sus miembros y sin aceptar ninguna publicidad, Checkbook realiza encuestas entre sus propios suscriptores así como entre aquellos de Consumer Reports (que brindó un financiamiento temprano en la década de 1970) acerca de su experiencia con contratistas locales. Los profesionales de mejoras para el hogar no pueden promocionarse al comprar anuncios ni evadir el escrutinio al optar por no aparecer.

Lo que nos gusta
En vez de utilizar calificaciones con letras o estrellas, Checkbook muestra el porcentaje de usuarios que calificaron al profesional como “superior” o “recomendado”. Brinda información sobre precios sobre la base de comparaciones entre elementos iguales por parte de compradores secretos.

Advertencias
Disponible en solo 7 áreas metropolitanas.

HOMEADVISOR.COM

Buena para
Orientación en cuanto a los costos y la preselección de profesionales.

Cantidad de profesionales
116,000.

Cobertura
Nacional.

Costo
Gratuita.

Características originales
Homeadvisor te recomienda hasta 4 profesionales con buenas calificaciones que están realmente disponibles para realizar el trabajo. También utiliza a terceros como fuentes para verificar los antecedentes de cada proveedor de servicios que acepta.

Lo que nos gusta
La Guía de costos verdaderos brinda estimaciones de costo detalladas para cientos de proyectos y trabajos. Los proveedores de servicios no pueden comprar una posición alta en los resultados de búsquedas; todos pagan una cuota de $250 a $300 por ser miembros.

Advertencias
Las verificaciones de sanción penal se realizan solo para los últimos 3 años. Su búsqueda de sentencias civiles se realiza solo para el último año. La empresa también tiene una capacidad limitada de realizar búsquedas de registros criminales en 22 estados (entre ellos, Georgia, Massachusetts, Michigan y Virginia), y no verifica la existencia de reclamos presentados ante agencias de procuradores generales estatales o de asuntos del consumidor.

HOUZZ.COM

Buena para
Ideas de diseño e inspiración.

Cantidad de profesionales
Más de un millón.

Cobertura
Nacional (EE.UU. y Canadá)

Costo
Gratuita.

Características originales
Un archivo enorme de fotos inspiradoras de ideas de interiores y exteriores de viviendas y de materiales de diseño. Te permite buscar a los profesionales de diseño y a otros contratistas para realizar el trabajo y comprar los materiales, los electrodomésticos y los dispositivos necesarios.

Lo que nos gusta
Puedes realizar búsquedas de fotos por ambiente, estilo, presupuesto u otros criterios. Agrega las fotos que te gustan a tu ideabook [libro de ideas] o compártelas con amigos o con tu contratista. Haz clic para comunicarte con el profesional de diseño cuyo trabajo admiras.

Advertencias
Los profesionales que pagan por publicitarse pueden comprar una posición prominente en los resultados de búsquedas. De hecho, las listas “patrocinadas” sin críticas de usuarios de Houzz ni calificaciones de estrellas pueden tener una posición más alta que profesionales con las mejores calificaciones que no publicaron anuncios. Los resultados pagados están marcados como “patrocinados”, pero en una letra de color gris claro que no es muy visible.

PORCH.COM

Buena para
Encontrar a contratistas calificados por el Better Business Bureau.

Cantidad de profesionales
3.5 millones.

Cobertura
Nacional.

Costo
Gratuita.

Características originales
Ofrece descripciones y fotos de alrededor de 138 millones de proyectos para viviendas, que los consumidores pueden utilizar para evaluar qué podrán comprar con su presupuesto y para explorar alternativas de menores costos, tales como una restauración de gabinetes en vez de una remodelación completa de la cocina. La aplicación Ask Porch brinda consejos gratuitos de profesionales para realizar los trabajos tú mismo.

Lo que nos gusta
Acceso fácil a calificaciones de BBB y enlaces convenientes a páginas web de contratistas.

Advertencias
Los “Profesionales garantizados” suben a la parte superior de los resultados de búsqueda, pero ese distintivo solo está disponible para proveedores de servicios que pagan $100 o más por mes (varía según el código postal). Los profesionales garantizados deben aprobar una “verificación exhaustiva de antecedentes”, pero el CEO y presidente Matt Ehrlichman nos informó que esta se basa en las críticas de usuarios, certificaciones, antecedentes de proyectos y “todo lo que podamos encontrar en Internet”.

Jeff Blyskal

Cómo reunir al mejor equipo

INFÓRMATE SOBRE QUÉ JUGADORES CLAVE NECESITAS Y CUÁNDO LOS NECESITARÁS

bathroom

Arquitecto

Qué hacen 
Escuchan tus ideas, te ayudan a pensar el diseño y traducen todo a planos que deberá seguir el contratista general.

Cuándo necesitas uno
Cuando vas a derribar paredes o cambiar los sistemas estructurales o mecánicos de tu vivienda.

Cuánto cobran
Entre el 10% y el 20% del costo total del proyecto.

Contratista general

Qué hacen
Estos jugadores de primera importancia se hacen cargo del proyecto desde el comienzo hasta el final, manejando el cronograma y contratando a plomeros, electricistas y otros subcontratistas. Los contratistas generales también obtienen todas las autorizaciones necesarias.

Cuándo necesitas uno
Cuando un trabajo es demasiado grande para hacerlo tú mismo.

Cuánto cobran
Un 25%.

Diseñador de interiores o de cocinas / baños

Qué hacen
Ayudan con las opciones de diseño, como en la selección del mostrador de la cocina o de los azulejos y la bañera del baño. Si lo permite el presupuesto, vale la pena considerar un diseñador para obtener el conocimiento único que aporta. Encuentra a diseñadores matriculados a través de National Kitchen & Bath Association (nkba.org) o de la Sociedad Estadounidense de Diseñadores de Interiores (asid.org).

Cuándo necesitas uno
Cuando te está volviendo loco elegir entre mostradores de granito, de cuarzo y plastificadas.

Cuánto cobran
Entre un 4% y 7%.

Decorador de interiores

Qué hacen
Estos formadores de gustos ofrecen orientación sobre estilos decorativos, colores, muebles y otros asuntos estéticos.

Cuándo necesitas uno
Nunca, en realidad, pero sus consejos pueden constituir la diferencia entre un ambiente regular y uno sensacional.

Cuánto cobran
Entre un 5 y un 20%.

Consultor de renovaciones

Qué hacen
Te ayudan a planificar, a determinar tu presupuesto, e incluso serán el intermediario entre tú y el contratista general durante toda la remodelación.

Cuándo necesitas uno
Cuando deseas tener mucha ayuda.

Cuánto cobran
Hasta un 5%.

Mejora tus probabilidades de éxito

chart

Historia de dos contratos

La mayoría de las renovaciones está cubierta por uno de los siguientes dos tipos de contratos. Elige de manera sabia.

Contratos de precio fijo

Con un contrato de precio fijo, el contratista general brinda un presupuesto que cubre la mano de obra, los materiales, el margen de beneficios y un margen para contingencias. Si el contratista excede el presupuesto por una razón previsible, por ejemplo, al haber subestimado el costo de la instalación de yeso, se deberá hacer responsable. Eso puede ser una ventaja para el dueño de la casa, pero también puede afectar la calidad del trabajo si el contratista elimina costos para no exceder el presupuesto, quizás, por ejemplo, ordenando yeso más barato. Además, si el presupuesto del proyecto termina siendo menor, el contratista se queda con el beneficio, lo cual también podría ser un incentivo para realizar un trabajo inferior.

Contratos de costo más un margen

Un contrato de costo más un margen cubre la mano de obra, los materiales y los beneficios, pero no incluye un monto para contingencias. En su lugar, los cargos adicionales son trasladados al propietario de la casa. Esto podría ponerte en desventaja si estás iniciando un proyecto complicado que podría revelar factores desconocidos costosos. Sin embargo, si el presupuesto del proyecto termina siendo menor, tú te quedas con lo ahorrado. Además, el contratista no tiene ningún incentivo para escatimar. “Si confías en tu contratista, con un contrato de costo más un margen casi siempre ahorrarás dinero y obtendrás el producto de mejor calidad”, afirma Frank Montgomery, un contratista que trabaja en Franklin, N.C. La mayoría de los contratos de costo más un margen incluyen un precio máximo garantizado, o un techo para cargos adicionales. Una desventaja es que deberás mantenerte al tanto de los trámites, salvo que tengas una confianza incondicional en tu contratista.

Te recomendamos