Editorial: Efecto Trump en la economía mexicana

El mejor termómetro para medir el efecto de una victoria del republicano se ve en la relación entre el dólar y el peso

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Editorial: Efecto Trump en la economía mexicana
El peso mexicano pierde terreno ante el dólar estadounidense.
Foto: Archivo

Se dice que cuando Estados Unidos estornuda a México le da gripe, para dar un ejemplo del impacto que tienen los acontecimientos de un país sobre el otro. En esta elección se podría decir que si de este lado de la frontera gana el virus Trump, al otro lado le da una pulmonía.

El mejor termómetro para medir el efecto de una victoria del republicano se ve en la relación entre el dólar y el peso. Ayer la unidad de la moneda estadounidense llegó a 19.08 pesos mexicanos. A medida que sube el dólar se devalúa la economía de México y el mexicano se empobrece cuando su sueldo pierde el valor del poder de compra.

Hay muchos motivos por los cuales el peso mexicano puede perder valor, además del resultado de la elección presidencial de Estados Unidos.
Algunos de ellos son la caída del precio internacional del petróleo, el aumento de la tasa de interés bancario en Estados Unidos, una baja en la calificación de la deuda mexicana o el debilitamiento de otras monedas de economías emergentes.

Sin embargo, en este caso, el efecto Trump es el que ahora parece tener más influencia, porque el candidato convirtió a México en su chivo expiatorio para explicar los problemas económicos estadounidenses.

Para el millonario, la falta de empleo en Estados Unidos está ligada directamente con la decisión de la industria estadounidense de mover sus plantas de producción a México, bajo el amparo del Tratado de Comercio Libre de Norteamérica (TLC). Trump también asegura que los indocumentados les están quitando los empleos a los trabajadores de nuestro país.

La posibilidad una interrupción o renegociación del TLC es una perspectiva tenebrosa para la economía mexicana, como lo es una política fronteriza que perjudique el movimiento de productos mexicanos a Estados Unidos.

Un sondeo de la agencia Reuters entre estrategas cambiarios mexicanos halló que la expectativa es que el peso caiga por lo menos un 10% frente al dólar si Trump es el nuevo presidente de Estados Unidos.

La economía mexicana ya está bajo presión por el estimado de una baja en el Producto Bruto Interno y por una creciente inflación. Lo positivo de la caída del peso es que será una bonanza para los inmigrantes, sus remesas tendrán más valor.

Una posible victoria de Trump, ahora cuyas posibilidades crece ante el desgaste de Clinton por las dudas sobre sus e-mails, ya crea una incertidumbre preocupante en México cuyos impacto ya se siente. Habrá que esperar al martes.

Te recomendamos