¿Empresario sobornó al ayuntamiento de L.A. para construir apartamentos?

Su proyecto fue aprobado después de que varios políticos recibieran $600,000 en donaciones pero los mismos donantes no recuerdan haberlo hecho

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
¿Empresario sobornó al ayuntamiento de L.A. para construir apartamentos?
El complejo de apartamentos Sea Breeze es un proyecto de $72 millones ubicado en una zona industrial.
Foto: Los Angeles Department of City Planning

Un promotor inmobiliario podría haber orquestado donaciones ilegales a políticos angelinos a través de varias personas de su entorno para conseguir la aprobación de un proyecto residencial ubicado en un área supuestamente dedicada a la actividad industrial pesada.

Una investigación llevada a cabo por el Los Angeles Times ha descubierto que más de un centenar de donaciones realizadas supuestamente por diversos contribuyentes están relacionadas con un mismo constructor, Samuel Leung, basado en Torrance, que en 2015 consiguió el permiso para construir viviendas por $72 millones.

El proyecto, un complejo de apartamentos en el barrio de Harbor Gateway de Los Ángeles llamado Sea Breeze, empezó a proyectarse en 2008 pero fue inicialmente rechazado en 2014 porque, entre otras cosas, la ubicación planeada de las viviendas se encuentra en medio de una zona fundamentalmente industrial.

Leung, de 66 años, nacido en China y con más de tres décadas como desarrollador inmobiliario en Los Ángeles, empezó entonces a hacer maniobras de persuasión política para conseguir la aprobación, la cual finalmente le fue concedida en 2015. El complejo ya está, de hecho, en proceso de construcción.

Lo que el Times ha descubierto es que varios políticos relacionados con la aprobación del proyecto de Leung recibieron donaciones que ascienden a $600,000 a lo largo de varios años, en teoría provenientes de varios y generosos donantes – muchos de los cuales afirman no haber realizado dichas donaciones jamás.

Algunos han admitido también que después se les devolvió el dinero, se han negado a hablar de las donaciones, o no eran capaces de recordar detalles básicos como cuánto habían donado.

checks
GIF: Los Angeles Times

Entre los donantes está, por ejemplo, un albañil salvadoreño llamado Víctor Blanco que de una manera extraordinariamente generosa donó más de $10,000 para Janice Hahn (exconcejal angelina y ahora congresista que está en contienda por el Distrito 4 de la Junta de Supervisores de Los Ángeles) – aunque no recuerda haberlo hecho.

Tal y como indican los analistas financieros, una persona con unos ingresos corrientes como Blanco no suele realizar unas donaciones tan abultadas, y no es la clase de esfuerzo económico que se olvide así como así. Pero coincide que Blanco tiene nexos con Leung: trabajó en varias de sus propiedades, y su residencia fue construida por el empresario.

Algunos donante son personas afluentes pero varios, como Blanco, son de clase trabajadora y recursos modestos que sin embargo hicieron donaciones por cientos o miles de dólares. Son, además, familiares de Leung o de sus socios, o trabajadores de sus empresas y sus familias.

Como Francisco Matamoros, albañil, que junto con varios familiares supuestamente donó la friolera de $12,000, aunque negó al Times haberlo hecho. O Jesús Galguera García, también trabajador de la construcción, que presuntamente donó $2,5000  —el equivalente a lo que gana en 20 días de trabajo. Los dos trabajan para una empresa que ha colaborado con la de Leung, Molina Construction.

La congresista Janice Hahn, antigua concejal del distrito donde se ubica Sea Breeze, es la persona que más ha recibido en donaciones relacionadas con Leung: más de $200,000 (Foto: Getty Images)
La congresista Janice Hahn, antigua concejal del distrito donde se ubica Sea Breeze, es la persona que más ha recibido en donaciones relacionadas con Leung: más de $200,000. (Foto: Getty Images)

El caso es que todas esas donaciones fantasma se relacionan de alguna manera con Leung, que habría disfrazado a través de estos intermediarios su clara intención de “comprar” el favor de las autoridades.

Así habría conseguido ocultar al público cómo la contribución económica de los más ricos influye decisivamente en las decisiones políticas. Y, además, habría violado las leyes de transparencia de California: si como afirmó al menos una donante después se le reembolsó la donación, se trataría de un crimen de lavado de dinero. También es ilegal hacer donaciones a nombre de otra persona, o aceptarlas si se sabe que son fraudulentas.

Entre los políticos que recibieron donaciones están la congresista demócrata y exconcejal de Los Ángeles Janice Hahn; los concejales de Los Ángeles José Huizar, Nury Martínez, Mitchell Englander o Joe Buscaino, el representante del área donde se está construyendo Sea Breeze; y una plataforma independiente que apoya al alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti.

Las donaciones llegaron en el momento y a los beneficiarios clave: Garcetti aplicó una prerrogativa que permitía reducir el número de votos a favor de miembros del City Council necesarios para que se aprobara el proyecto, Huizar dirigió el comité que echó abajo el veto inicial sobre el complejo, y Hahn escribió una carta favorable a Sea Breeze antes de dejar el ayuntamiento.

La Oficina del Fiscal del Distrito de Los Ángeles anunció el lunes que revisaría las sospechas levantadas por el Times, el primer paso para determinar si se llevará a cabo una investigación. Otros organismos como la Comisión Ética de la ciudad no se han pronunciado todavía sobre si también tomarán cartas en el asunto.

Te recomendamos