Comey debe renunciar

No podemos asegurar, desde luego, si la intención de Comey con el anuncio que hizo fue influir en los resultados electorales, pero es evidente que con sus acciones ha creado una situación totalmente desventajosa para Hillary Clinton

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Comey debe renunciar
El director del FBI, James Comey, ha sacudido la campaña para la presidencia de EE.UU. a poco más de una semana de la cita electoral. Getty
Foto: Getty

Si algo ha quedado en claro desde que el FBI anunció que había descubierto más correos electrónicos relacionados con el servidor de Hillary Clinton es que el director de esa institución, James Comey, cometió un error garrafal que ha complicado innecesariamente la ya de por sí controvertida campaña presidencial.

Más de cien exfuncionarios del Departamento de Justicia, tanto demócratas como republicanos, han coincido en calificar como totalmente inapropiado el hecho de que, a sólo 11 días de la elección, Comey haya enviado una carta al Congreso sobre el hallazgo de supuestos nuevos correos que no representan ninguna evidencia contra Clinton porque ni siquiera han sido examinados en su totalidad.

Los correos, como se reveló después, están en una computadora que pertenece al excongresista Anthony Wiener, quien es investigado por un escándalo sexual y estaba casado con Huma Abedin, una de las asistentes más cercanas de Clinton.

Debido a que la carta que envió Comey al Congreso se caracteriza por su ambigüedad y su falta de detalles, varios expertos en leyes opinan que es posible que el director del FBI haya violado una ley que prohíbe al Departamento de Justicia hacer anuncios sobre investigaciones criminales en los 60 días previos a una elección. La prohibición se debe a que esto podría influir en los resultados de los comicios al afectar injustamente a cualquiera de los candidatos y confundir a los votantes.

No podemos asegurar, desde luego, si la intención de Comey con el anuncio que hizo fue influir en los resultados electorales, pero es evidente que con sus acciones ha creado una situación totalmente desventajosa para Hillary Clinton al agravar las especulaciones y sospechas sobre su candidatura.

Donald Trump, mientras tanto, ha aprovechado esta coyuntura como una tabla de salvación para su alicaída campaña y ha arreciado sus ataques contra Clinton, a quien, sin bases, acusa de conducta criminal. La pregunta de los 64 mil dólares es, desde luego, si el escándalo de los nuevos correos de Clinton podrá ayudar al magnate en su lucha cuesta arriba por la presidencia, especialmente porque las votaciones ya están en marcha en varios estados.

Pero al margen del impacto final que pueda tener la actuación de Comey en estas elecciones, lo que no debe perderse de vista es que, con sus errores, el director del FBI ha sentado un precedente nefasto que no debe tolerarse, por lo que la única salida digna que le queda es renunciar a su cargo.

Te recomendamos