Empleados de consulados de México en Estados Unidos temen despidos masivos

Se les acabaría su empleo pero también muchos de ellos y sus familiares perderían su estancia legal en este país

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Empleados de consulados de México en Estados Unidos temen despidos masivos
02/08/16 /LOS ANGELES /Eugenia Fernandez is one of the first Mexicans living in Los Angeles that applies to receive her Mexican voting credentials at the Los Angeles Mexican consulate. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Desde que se enteraron que a partir de enero habrá múltiples despidos, los empleados clasificados como “prestadores de servicios independientes” de los consulados mexicanos en Estados Unidos andan asustados.

Nos sentimos preocupados, decepcionados, molestos. Tenemos sentimientos encontrados”, dijo un empleado que pidió no reveler su  por temor a un despido anticipado.

El problema para los más de 100 empleados independientes del Consulado de México en Los Ángeles, que trabajan bajo contratos anuales, es que si se quedan sin trabajo, no solo perderán su fuente de ingresos sino su residencia legal para ellos y sus familiares. “Si no regresamos a México, nos quedaríamos como indocumentados”, enfatizó otro trabajador consular.

Muchos inmigrantes se meten en problemas legales en México y en EEUU al usar otra identidad en este país.
Los empleados de los consulados de México en Los Ángeles se encuentran todos temerosos ante los despidos que se avecinan. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)

La mayoría de ellos pueden trabajar con una visa A-2 que el Departamento de Estado les autoriza, a petición de la Cancillería de México.

El mes pasado se dio a conocer que debido a los ajustes fiscales decretados por el gobierno de México, se espera un fuerte recorte de personal en los consulados mexicanos.

En todas las oficinas en Estados Unidos, hay más de 1,700 empleados locales clasificados como independientes; a la mayor parte de los cuales se les vence sus contratos en diciembre.

02/29/16 /LOS ANGELES /Mexicans living in Los Angeles line up at the Los Angeles Mexican consulate to apply to receive their Mexican voting credentials. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
El trabajo podría acumularse si los despidos se consuman en los consulados de México en Estados Unidos, dicen los empleados. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Estos empleados ganan un sueldo en promedio al mes de 2,100 dólares libres de impuestos, reciben como beneficios seguro médico sólo para ellos y 30 días de vacaciones al año. Sus cónyuges obtienen un permiso de trabajo.

Muchos de ellos consiguieron este trabajo al venir de México a los consulados a hacer pasantías. Al terminar, los consulados les ofrecieron un empleo. Algunos llevan décadas como trabajadores independientes.

Problemas pasados

Esta no es la primera vez que estos trabajadores enfrentan problemas laborales y alzan la voz para quejarse.  El año pasado el problema eran los sueldos congelados por varias décadas.

Después de un movimiento nacional los trabajadores consulares independientes lograron el año pasado un alza salarial de 4%.

02/08/16 /LOS ANGELES /Claudia Romero is one of the first Mexicans living in Los Angeles that applies to receive her Mexican voting credentials at the Los Angeles Mexican consulate. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Se habla de que una cuarta parte de los trabajadores consulares podrían ser despedidos ante los ajustes fiscales decretados por el gobierno mexicano. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Se habla de que una cuarta parte de los trabajadores independientes quedarían desempleados, se cerrarían algunos consulados sobre ruedas y se eliminaría el servicio por las tardes.

De acuerdo a los entrevistados por La Opinión, el recorte de personal tendría un gran impacto sobre todo ante las elecciones del 8 de noviembre. “Si gana Clinton, existe la probabilidad de una reforma migratoria, y entonces el trabajo se duplicará porque muchos mexicanos acudirán en masa a solicitar documentos; y también con el nombramiento de un nuevo juez podrían reactivarse los alivios migratorios del DACA ampliado y el DAPA; si gana Trump, ante la amenaza de deportaciones masivas y el racismo, las solicitudes de apoyo crecerán en el Departamento de Protección”, mencionó.

Los empleados consulares pidieron su apoyo a tres senadores de México, Martha Tagler; Ana Gabriela Guevara y Romero Hicks. Y lanzaron una petición en línea en el sitio Change.org:

https://www.change.org/p/senado-de-méxico-protección-a-trabajadores-locales-que-sirven-en-los-consulados-mexicanos-en-estados-unidos

Los empleados indican en la petición que el recorte sin precedente “comenzará por quienes tienen plazas temporales, que son quienes han trabajado por años y décadas; por quienes trabajan en consulados sobre ruedas y buscarán sustituir a quienes no tienen residencia por quienes sí la tiene”, exponen.

“De llevarse a cabo esto, no solo la mayoría de nosotros y nuestras familias se encontrarán en grave riesgo, sino también la comunidad a  la que servimos con el trámite de matrículas consulares, pasaportes, solicitudes de credenciales electorales, emisión de actas de nacimiento, registro de hijos, poderes notariales, protección consular entre otros servicios.

02/29/16 /LOS ANGELES/Jose Sarmiento with his wife Magnolia and young children, Meliz and Josue, file their income taxes at the Los Angeles Mexican consulate as part of a new free service. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)
Los empleados no pierden la esperanza de que los recortes no se lleven a cabo en los consulados de México. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Gilberto Luna, el cónsul adscrito del Consulado de México en Los Ángeles, dijo que por el momento no tienen comentarios.

“Ojalá prevaleciera el diálogo y no despidiera a nadie”, expresó optimista uno de los trabajadores.

Otra de  las quejas planteadas a La Opinión por los empleados consulares es que la Cancillería Mexicana no reaccionó ante el anuncio del Departamento de Estado de que ya no aprobará permisos de trabajo para los cónyuges de los trabajadores locales. Tampoco hicieron nada cuando anunciaron que sólo autorizarán las visas A-2 por un plazo máximo de cinco años. “Después de ese tiempo, no se sabe qué va a pasar con nosotros”, dijeron.

Te recomendamos