Empleados demandan salarios dignos de parte de centro LGBT

Los trabajadores, un gran porcentaje de los cuales son latinos, denuncian que la directora del centro apoyó la subida del salario mínimo a $15/hora pero no la aplicó al Centro

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Empleados demandan salarios dignos de parte de centro LGBT
Empleados del Centro LGBT de Los Ángeles protestan los bajos salarios (Foto: Suministrada)

Cuando Natalia Marín Meléndez llegó a un centro de ayuda médica para la comunidad gay en Hollywood hace 10 años, se sintió tan cómoda con el servicio que tiempo después regresó, pero esta vez como empleada.

Sin embargo, la técnica de laboratorio en el Centro Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) de Los Ángeles dice que a pesar de estar ayudando a su comunidad, su situación económica le impide sentirse plena y realizada debido al bajo salario que recibe.

“Con mi título yo debería de estar ganando cerca de $20 dólares la hora o más”, dijo Meléndez, quien se identifica como mujer transgénero. “Sería justo si nos pagaran por lo menos $15 dólares la hora”, añadió frustrada la empleada de 35 años.

Meléndez acusa al centro LGBT de Los Ángeles de ofrecer salarios tan bajos a sus empleados que muchos de ellos fácilmente podrían calificar para asistencia pública.

Decenas de empleados del Centro LGBT comparten este sentimiento. Ellos han estado tratando de negociar con la gerencia un aumento de sueldo sin éxito. Hace un mes, alrededor de 45 empleados intentaron hablar con la directora ejecutiva del centro, Lorri L. Jean, pero en cambio, dijeron, fueron referidos a otra supervisora quien escuchó sus peticiones.

“Desde entonces no volvimos a escuchar nada de ellos”, dijo Meléndez.

Natalia Marín protesta los bajos salarios en el Centro. (Suministrada)
Natalia Marín protesta los bajos salarios en el Centro (Foto: Suministrada)

Posible huelga

Desesperados por la falta de interés por parte de la gerencia, más de 100 empleados, en su mayoría latinos, decidieron votar a favor de una huelga junto al sindicato que los representa, SEIU Local 721.

“El costo de vida es muy alto y esto es muy malo para el centro por si quiere retener a empleados con un sueldo de pobreza”, dijo Coral Itzcalli, directora de comunicaciones con el sindicato SEIU Local 721.

“El año pasado ocurrió lo del empuje del salario mínimo a $15 dólares la hora y Lorri L. Jean apoyó el incremento para otros lugares, pero no para el Centro”, añadió Itzcalli.

El sindicato acusa a Jean de pagarse a sí misma cerca de medio millón de dólares en salario y bonos, mientras que la mitad de sus trabajadores ganan menos del cinco por ciento de esa cantidad.

“Los supervisores y Lorri deben escuchar a sus empleados. El Centro debe poner de su parte”, dijo Itzcalli.

El Centro LGBT confirmó el salario que recibe Jean señalando que se basa en la compensación que los directores de organizaciones no lucrativas tan grandes como el Centro reciben.

Meléndez dijo que los directivos se rehúsan a pagar salarios justos a sus empleados, pese a que trabajan horas extra. El personal es considerado poco para los cerca de medio millón de personas que llegan anualmente a las cuatro localidades que dirige el Centro.

En la oficina de Hollywood, donde trabaja Meléndez, diariamente reciben entre 100 a 120 pacientes, explicó.

No obstante, dijo que para el personal el paciente está primero y esperan dar un servicio de calidad en lugar de cantidad. “En otros lugares todavía existe la discriminación para atender [a la comunidad LGBT] y lo bonito es que en este lugar sí existe el respeto por los pacientes”, explicó.

"No nos van a silenciar" dicen los empleados que quieren irse a huelga en contra de el Centro LGBT. (Suministrada)
“No nos van a silenciar” dicen los empleados que quieren irse a huelga en contra de el Centro LGBT (Foto: Suministrada)

El centro LGBT, que se mantiene a flote por medio de donaciones, costos de programas y servicios, regalos privados y subvenciones cuenta con un presupuesto anual de aproximadamente $85 millones al año, según su página web.

Debido a lo que los empleados consideran “injusticiasa”, el sindicato ha presentado cuatro demandas ante el consejo nacional de relaciones laborales. Acusan al Centro LGBT y a sus directores por vigilancia ilegal cuando están protestando con el sindicato, amenazas para prevenir que se reúnan, interferencia con sus derechos como miembros del sindicato y represalias contra algunos empleados que han sido despedidos de su trabajo.

Negocian de “Buena Fe”

Por su parte el centro LGBT confirmó que están en negociaciones “de buena fe” con el sindicato que representa al 30 por ciento de sus empleados.

“Los salarios actualmente pagados a los empleados sindicales fueron negociados por sus representantes y ratificados por empleados sindicales. Estos términos están siendo renegociados y esperamos concluir las negociaciones con un nuevo contrato pronto”, dijo Gil Díaz, supervisor de comunicaciones con el Centro LGBT.

“Seguimos con la esperanza de que podamos encontrar un punto medio y llegar a un nuevo acuerdo que respete el arduo trabajo de nuestro personal y, al mismo tiempo, proteja la salud y la seguridad de nuestros clientes”.

Díaz explicó que el centro está orgulloso de la diversidad de empleados que asisten a toda la comunidad LGBT.

Treinta y cuatro por ciento de nuestros empleados son latinos o latinas, y estamos representados en todos los niveles de la organización, incluyendo la alta gerencia”, explicó.

Agregó que el personal gana salarios que son comparables o mejores que los del sector sin fines de lucro, con beneficios que incluyen primas pagadas por el empleador por 100% para cobertura médica, dental, visión, hasta cuatro semanas de vacaciones, 12 días pagados por año, tres días personales pagados y aumentos salariales anuales, añadió.

Igual de importante, dijo, es la población que asisten ya que más del 60% de los clientes son de color.

Te recomendamos