Susana Sandoval quiere hacer historia como la primera latina de Illinois en el Senado

Susana Sandoval aspira al Senado de EEUU en las próximas elecciones

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Susana Sandoval quiere hacer historia como la primera latina de Illinois en el Senado
La empresaria mexicoamericana, Susana Sandoval, aspira a convertirse en la primera latina en ocupar un escaño del Senado por Illinois.

WASHINGTON.- La empresaria mexicoamericana, Susana Sandoval, lleva el activismo “a flor de piel” y, en las postrimerías de la contienda, recorre de punta a punta todo Illinois en busca de votos que la catapulten como la primera latina en representar al estado en el Senado.

Sandoval, nacida en Chicago de padres inmigrantes mexicanos, se ha lanzado como independiente, para desbancar al senador republicano de Illinois, Mark Kirk, quien regresó al Senado tras sufrir un derrame en 2012.

Kirk reemplazó en el puesto al presidente Barack Obama en 2008 y afronta la competencia de Sandoval y de la legisladora demócrata, Tammy Duckworth, una expiloto de helicópteros “Blackhawk” que quedó lisiada en la guerra en Irak, y es considerada una estrella ascendiente en el Partido Demócrata.

La contienda en Illinois bien podría definir si los republicanos mantienen el control del Senado o si, como predicen algunos expertos, podría volver a manos demócratas.

“La contienda en Illinois es un espejo de lo que estamos viendo en la presidencial: vemos a un hombre que está siguiendo la pauta del nominado del Partido Republicano, con su retórica racista, y una mujer que está defendiendo su historial. Pero al final los dos se la pasan tirándose lodo, en vez de discutir los asuntos que importan a los votantes”, señaló Sandoval en entrevista telefónica con este diario.

COBERTURA COMPLETA DE LAS ELECCIONES

Sandoval, de 44 años, tiene una lucha cuesta arriba en esta contienda, entre otras cosas porque no figura en la papeleta (los votantes tendrían que escribir su nombre a mano) ha tenido menos visibilidad, menos atención mediática -hace política desde su cuenta en Facebook- y menos fondos electorales que sus rivales.

De hecho, no está claro si podrá compartir escenario con Kirk y Duckworth en el tercer y último debate electoral, previsto para este próximo viernes.

De padre michoacano y madre de Guanajuato, a Sandoval la alienta pensar que, aún si no gana, ahora hay más latinas motivadas para lanzarse a carreras de servicio público, “porque seguimos siendo nuevos en el proceso político, y conforme aumenten nuestros números, debe aumentar nuestras oportunidades de liderazgo” .

En la actualidad, según datos oficiales, las latinas ocupan apenas 97 de los 7,000 puestos en las legislaturas estatales, y sólo tres latinas tienen cargos de alto rango a nivel estatal, de un total de 319.

Este año, aparte de Sandoval, otras dos latinas aspiran a convertirse en las primeras de sus estados en ganar un escaño en el Senado: Loretta Sánchez, en California, y Catherine Cortez-Masto, en Nevada.

“Yo fui la primera en anunciar mi candidatura, y en parte fue porque me ha motivado la lucha por la reforma migratoria, que sigue siendo una tarea inconclusa… es difícil montar una campaña electoral, peor ahora con el ambiente de racismo en algunos sectores”, precisó.

Además de atender su pequeña empresa de comunicaciones, Sandoval también dedica parte de su tiempo a grupos cívicos que promueven la candidatura de líderes jóvenes, y a la lucha por la legalización de los inmigrantes indocumentados.

La inmigración no es el único tema que preocupa a Sandoval –su agenda también incluye la educación, empleos bien remunerados y la promoción de la pequeña empresa- pero es el área donde se ha destacado en más de una década:  ha participado en protestas dentro y fuera de Illinois y frente a la Casa Blanca , en reuniones en el Congreso, audiencias y foros comunitarios, para promover una reforma migratoria integral.

Sandoval, en una de las protestas contra la deportación de veteranos indocumentados.
Sandoval, en una de las protestas contra la deportación de veteranos indocumentados.

Sandoval sabe que la reforma migratoria afronta una cuesta empinada, en el supuesto de que ella llegue al Senado y la demócrata, Hillary Clinton, gane la presidencia: varios republicanos conservadores han dejado en claro que bloquearán la agenda progresista de los demócratas.

El miércoles de la semana pasada, Sandoval acompañó una delegación encabezada por el activista afroamericano, Jesse Jackson, para apoyar la causa del grupo tribal Standing Rock Sioux, en Dakota del Norte, que se opone a la construcción de un oleoducto de $3,800 millones en el estado.

La protesta ha acaparado titulares nacionales tras el arresto de más de un centenar de manifestantes que “se tomaron” el sitio con carpas y tipis.

Susana Sandoval acompañó al líder afroamericano, Jesse Jackson, a la protesta en Standing Rock, contra un oleoducto en Dakota del Norte.
Susana Sandoval acompañó al líder afroamericano, Jesse Jackson, a la protesta en Standing Rock, contra un oleoducto en Dakota del Norte.

“Allí  no había armas, todo fue pacífico,  pero si hablabas con los jóvenes se palpaba el miedo, sobre todo cuando vieron venir esos tanques y otros vehículos militares, y perros, en sus tierras. La gente solo quiere proteger sus recursos, proteger el agua”, afirmó Sandoval.

Te recomendamos