¿Evolucionamos hacia un mundo sin hombres?

El cromosoma Y, que determina el sexo masculino, ha estado perdiendo genes durante millones de años, pasando de tener 1.400 a 27. El femenino, X, tiene 1.000 o más. ¿Será que los hombres ya no van a ser necesarios?

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
¿Evolucionamos hacia un mundo sin hombres?
¿Seguimos necesitando hombres?

En la era de la ingeniería genética, ¿será que seguimos necesitando dos géneros?

El cromosoma Y masculino ha estado perdiendo genes durante millones de años.

Nuestros antepasados masculinos alguna vez portaron alrededor de 1.400 genes, pero hoy en día los hombres sólo tienen aproximadamente 27.

Compáralo con el cromosoma X femenino que aún tiene alrededor de 1.000 o más genes.

¿Importa de tamaño del Y del hombre?

¿Cuál será el final de esta historia evolutiva: un mundo sin hombres?

El encogimiento de Y

Gráfico

Todos tenemos 23 pares de cromosomas.

Para cada par, uno viene de nuestra madre y el otro del padre. De estos, 22 son los mismos en todos los seres humanos, pero el último par, los cromosomas sexuales X y Y, determinan si serás hombre o mujer.

Los cromosomas son paquetes de ADN almacenados en nuestras células.

Tu ADN es tu herencia genética o el modelo.

Las hembras tienen dos cromosomas X (XX), los machos tienen un cromosoma X y un cromosoma Y (XY).

Un niño varón sólo puede heredar un cromosoma Y de su padre y el X vendrá de su madre. Una niña hereda un cromosoma X de ambos padres.

A pesar de que conserva sólo el 3% de su patrimonio genético original, el cromosoma Y sigue siendo fuerte y resistente y juega un papel vital, pues instruye al feto humano a que desarrolle órganos sexuales masculinos.

Nacimientos virginales

El nacimiento virginal, conocido como partenogénesis, es la respuesta asexual de la naturaleza a un mundo sin machos.

Las hembras de algunas especies de lagartos, serpientes, insectos y peces han producido espontáneamente crías, a menudo en cautiverio.

En algunas especies éstas no sobreviven mucho tiempo, pero otros casos tienen más éxito.

He aquí algunas de las especies que no han necesitado machos para reproducirse.

FloraFlora, una hembra de dragón de Komodo, dio a luz en el zoológico de Chester por partenogénesis, sin la necesidad de un macho. Curiosamente cuando eso ocurre, debido a la genética de este proceso, todos los dragones de Komodo bebés nacen hombres. GETTY IMAGES
Tiburón cebraLos tiburones cebra también han sido observados reproduciéndose por partenogénesis. Además, se piensa que muchos otros tiburones se pueden reproducir sin machos. THINKSTOCK
Thelma, la serpiente pitónEl parto virginal de Thelma sorprendió a sus cuidadores en el zoológico de Louisville en Kentucky, EE.UU. La serpiente pitón de 6 metros había pasado 4 años sola y, sin haber conocido jamás a un macho de su especie, dio a luz a seis crías. KYLE SHEPHERD

En defensa de los hombres

¿Son necesarios entonces los hombres?

La pregunta quizás insulta, pero para quienes se la hacen…

La disminución del cromosoma Y sucedió hace millones de años y se ha ralentizado hasta casi detenerse.

Habiendo dejado atrás sus días de contracción, la pérdida del sexo masculino parece haberse evitado, al menos en la mayoría de las especies.

Y eso es conveniente por muchas razones, entre ellas

Dos hombres besando los brazos de una mujer
La competencia masculina por las mujeres mantiene la raza humana fuerte. THINKSTOCK
  • El cromosoma Y tiene sus ventajas

Resulta que la competencia sexual por compañeros sirve para eliminar a los individuos no aptos asegurando así la salud del patrimonio genético.

Las llamadas especies asexuales, como algunos lagartos, pueden sufrir de este deterioro genético.

Así que las especies que se reproducen sexualmente en general le ganan la competencia a las asexuales en períodos largos de tiempo evolutivo.

  • La selección sexual evita la extinción

La selección sexual es el proceso donde los machos compiten con otros machos para que las hembras los elijan para la reproducción.

La ciencia moderna está a punto de ser capaz de tomar una sola célula de un individuo -hombre o mujer- y convertirla una célula madre que pueda convertirse en un feto normal si se implanta en un útero.

Sin embargo, esta forma de reproducción, que no da lugar a la limpieza que se lleva a cabo por medio de la elección de pareja, será, a largo plazo, perjudicialpara el acervo genético.

  • Vale la pena que existan hombres

A pesar de los impresionantes avances en ciencia, mucho apunta a que la psicología humana yla economía también favorecen la existencia de dos géneros.

La mayoría de la gente todavía se identifica como heterosexual, y levantar una familia solo puede ser agotador e inasequible en el mundo moderno.

Es posible también que los niños prefieran y se beneficien de tener dos padres en casa, aunque esto sigue siendo un tema controvertido.

Te recomendamos