¿Te gusta alguien? Trátalo como un amigo

Algunos “tips” que podrías emplear para llamar su atención de una forma adecuada

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

¿Te gusta alguien? Trátalo como un amigo

Llega una persona nueva a tu edificio y tú no sabes cómo, ni dónde meter la mirada cada vez que lo vez. ¿Por qué? Porque te gusta y te da pena que él se dé cuenta de eso o peor aún, que no sea mutua la atracción.

Aquí algunos “tips” que podrías emplear para llamar su atención de una forma adecuada.

  1. Preséntate:

Decir hola, buenos días, buenas tardes es la regla número uno no por cortesía básica con los demás, sino también a la hora de querer conocer a alguien. No salgas corriendo para saludarlo, pero si se encuentran, acércate y dile cordialmente, “hola, mi nombre es…” y sigue tu camino. Así la próxima vez que se vean, él se sentirá más cómodo en hablarte.

  1. No solicites su amistad en redes sociales:

Al menos NO inmediatamente. Si ni conoces a la persona y ya la estás solicitando en sus redes, es una señal bastante obvia que estas ‘siguiendo sus pasos en internet”. Si ya después de una conversación, surge añadirse en redes sociales, no le llenes sus fotografías de “likes” o “me gusta”. Compórtate como lo harías con una persona amable, que te cae bien, pero que no te interesa emocionalmente.

  1. Cambia tu horario:

No quieres ser muy obvia. Es decir, hacer lo posible para encontrarte con la otra persona a la misma hora y “por casualidad” en el elevador. Aunque sea difícil y te estés comiendo las uñas por hacerlo, y espiar cada uno de sus pasos, deja pasar algunos días entre encuentro y encuentro. Así tal vez la próxima vez que te vea, le dices casualmente, “hace tiempo que no te veía, ¿Cómo estás?”.

  1. Nada de nervios:

¿Te dan nervios cuando te encuentras con un amigo? ¿Cómo actuarías? Pues de esa misma forma debes actuar cuando alguien te interesa. Se amable, se breve, se tú. Cuando estamos nerviosos, sin darnos cuenta empezamos a hablar de más, nos tocamos el cabello, y podemos vernos un poco desesperados. Es imposible evitar la sensación de mariposas en el estómago y la sensación de nerviosismo, pero por lo menos estar consciente de ello y tratar de esconderlo al máximo es un buen paso a tomar.

  1. Habla menos, escucha más:

Cuando estamos nerviosos, muchos de nosotros tendemos a hablar, hablar, y hablar sin darnos cuenta que podemos estar ‘hablando más de la cuenta’. Dicen por ahí que la clave en cualquier conversación es hablar menos y escuchar más. No solo te verás mejor, sino que al mismo tiempo te darás la oportunidad a ti misma de conocer a esa persona. No sabes si al saber más detalles, hasta ni te guste. Lo peor que puede pasar es que terminen siendo buenos amigos.

¿Funcionará? Solo lo sabrás si lo pones a prueba.

Espero sus comentarios,

Carolina Sarassa

@CarolinaSarassa

Te recomendamos