Clinton y Trump disputan hasta el último voto hacia “la hora cero”

Lideran candidatos eventos donde se atacan mutuamente... tal como al principio de las campañas

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Clinton y Trump disputan hasta el último voto hacia “la hora cero”
Los candidatos han liderado eventos hasta el último momento.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- En víspera de la “hora cero” que definirá al futuro presidente de EEUU, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump mantuvieron este lunes un intensa seguidilla de giras por estados clave de la contienda, terminando como empezaron: con ataques personales.

Tanto Clinton como Trump tenían previsto visitar varios estados en disputa en la contienda, en particular en la costa Este del país, como Michigan, Pensilvania y Carolina del Norte.

La tensión en la contienda ha estado para comerse las uñas, pero los observadores celebran que poco más de 42 millones de estadounidenses ya han votado de forma anticipada en estados donde se permite, incluyendo un millón de hispanos en Florida.

La buena noticia para Clinton es que en los últimos días las encuestas le dan una leve ventaja.

Un promedio de encuestas de “Real Clear Politics” da a Clinton un 47,2%, frente al 44,3% que obtiene Trump.

screen-shot-2016-11-07-at-4-54-30-pm

Un mapa interactivo de “Fivethirtyeight” muestra que Clinton tiene una posibilidad del 69,5% de ganar, mientras que Trump tiene un 30,5%.

Los ataques de siempre

En cada acto electoral, ambos ambos están terminando la contienda como la comenzaron, tratando de desvirtuar al otro y, simultáneamente, incrementando sus esfuerzos por movilizar a su base.

Durante un acto en Sarasota (Florida), Trump siguió insistiendo en que confía en su triunfo en las urnas pese a que el sistema está “amañado”, porque, a su juicio, Clinton es “una falsa” y la gente está harta de líderes “estúpidos”.

A lo largo de la contienda, Trump ha demostrado su dificultad para frenar su retórica incendiaria o sus insultos personales contra sus rivales. Su conducta en los últimos 16 meses llegó al punto que sus propios asesores le quitaron acceso a su página en Twitter, desde donde ha lanzado la mayoría de sus ataques.

Clinton ha registrado un leve aumento gracias en parte al sorpresivo surgimiento de latinos en centros de votación de estados clave como Nevada y Florida. En este último, activistas de la diáspora puertorriqueña salieron a las calles, megáfono en mano a incentivar el voto hispano.

La secretaria de Estado, que hoy reiteró la incompetencia de Trump, ha tenido de su parte sobre el terreno al presidente Barack Obama y a influyentes celebridades y figuras de alto calibre del firmamento hispano.

Obama, durante un acto electoral en la Universidad de Michigan en Ann Arbor repetió la advertencia que ha dado desde hace varias semanas, en el sentido de que Trump no es apto para la presidencia y daría un revés a todo el progreso de los últimos ocho años en el país.

Refiriéndose a Trump con su mote de “The Donald”, el mandatario señaló que el magnate empresarial es incapaz de entender las visicitudes de las clases media y trabajadora porque no ha vivido sus experiencias.

“No pienso que conozca a gente trabajadora, excepto a la gente que limpia en sus hoteles o que cortan el césped en su campo de golf”, se mofó Obama, quien se unirá esta noche a Clinton y otras figuras del partido en un concierto y acto multitudinario en Filadelfia (Pensilvania).

Trump, por su parte, también hace lo propio para azuzar a quienes lo han acompañado desde que lanzó su candidatura junio de 2015 con un mensaje y un tono decididamente anti-inmigrante, en particular hombres blancos que no han prosperado en esta recuperación económica.

Ante el vaivén de encuestas y el nerviosismo generalizado, grupos en ambos bandos de la contienda han incrementado su activismo en las últimas horas para sacar a la gente a las urnas, mediante llamadas telefónicas, visitas a hogares, y una avalancha de mensajes en las redes sociales.

Mañana martes, Clinton y Trump tienen previsto votar temprano por la mañana en Nueva York, donde tienen sus respectivas sedes de campaña, para seguir persiguiendo votos en estados clave.

Te recomendamos