Fotos comunes en redes sociales que pueden ser la desgracia de algunas mujeres en otras partes del mundo

Una imagen inofensiva en Occidente puede crear todo un conflicto para una mujer en Oriente Medio y en otras sociedades altamente conservadoras

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Fotos comunes en redes sociales que pueden ser la desgracia de algunas mujeres en otras partes del mundo

Las redes sociales están llenas de peligros para muchas mujeres en sociedades conservadoras. La fotografía que una mujer en Occidente publicaría sin pensárselo dos veces, en algunas partes del norte de África, Oriente Medio y el Sudeste Asiático podría ser muy controversial.

A continuación, cinco reporteras de la BBC explican cómo serían percibidas ciertas imágenes en sus respectivos países .

1. Abrazando a tu pareja

Pareja abrazándose

Alma Hassoun (de Siria) dice que las imágenes de parejas abrazándose en público no son habituales en Facebook (en Siria). Y que es la chica quien normalmente se preocuparía sobre su publicación.

“Si la relación no dura, las fotos que muestren una relación previa con otro hombre podrían no ser toleradas socialmente, en primer lugar, por parte de familiares y vecinos”, explica Alma.

“Por lo que veo en mi muro de Facebook, cuanto más oficial es la relación, más probable es que se publiquen ese tipo de imágenes”, explica. “Puede que una pareja lleve años junta, pero lo que verán sus contactos de Facebook serán sus fotos de compromiso, si es que se da”.

Alma dice que, “al igual que otras sociedades, Siria es muy diversa“.

“Lo que los jóvenes sirios publican o no en sus redes sociales depende de la zona, el contexto social y educacional, la familia y amigos, y las creencias y pensamientos de cada persona“.

2. Bailando en una boda

Muchacha bailando

Amber Shamsi (de Pakistán) cuenta que hace unos años, se publicó en internet un video grabado con un teléfono móvil en el que aparecían cuatro mujeres sentadas en el suelo de una pequeña choza de barro, aplaudiendo y cantando.

“Llevaban pañuelos de vivos colores en la cabeza. Y, al tiempo que cantaban, dos hombres salieron a bailar. Parecía bastante inofensivo, pero pronto se transformó en una tragedia“, asegura.

El video era de un pueblo de una remota región montañosa de Pakistán. “La mezcla de sexos, el baile, el canto y, lo que es peor, la circulación pública del video estaban prohibidos. Pronto emergieron informes diciendo que un consejo de ancianos había ordenado la muerte de esas mujeres y hombres“.

“Cuando se rompe el purdah (la práctica de ocultar a las mujeres de los hombres que no son sus parientes directos) la muerte parece ser la única forma para reclamar el honor”, dice Amber. , “de cierta manera, las infracciones del purdah se han extendido al mundo digital”.

“En algunas partes menos conservadoras del país, las mujeres bailan y cantan en las bodas, pero a menudo se les pide a los camarógrafos que apaguen sus cámaras, o se les envía fuera a los hombres”.

3. Situación sentimental: “en una relación”

Situación sentimental en Facebook

“El creciente número de parejas jóvenes iraníes que viven juntas antes del matrimonio es algo que habría sido impensable hace una generación y que sigue siendo ilegal”, explica Sahar Zand (de Irán).

“Aplicaciones de citas como Tinder están comenzando a popularizarse en Teherán y, de repente, se ha puesto de moda entre algunas chicas de clase media de la capital tener diferentes novios y publicar su cambiante situación sentimental en las redes sociales”.

Sahar recuerda que “hubo incidentes en los cuales arrestaron a jóvenes por publicar información personal y fotografías en redes sociales, por eso la mayoría prefiere mantener sus cuentas anónimas. Eso se aplica a la clase media urbana. Para la mayoría de la población, la vida está mucho más restringida”, sostiene la periodista.

“Es poco probable que las mujeres iraníes de familias conservadoras y religiosas publiquen su situación sentimental en internet. Y, si lo hacen, será en plataformas alejadas de la vista de sus familiares o de las autoridades“.

4. Poniendo “morritos”

Modelo posando para una selfie

Sayeda Akter (de Bangladesh) dice que “si una mujer publica un selfie en Facebook, Instagram u otras redes sociales poniendo ‘morritos’, no se le considerará una persona respetable“.

“Solo es aceptado si la mujer es un personaje reconocido, como una estrella de la televisión o del cine, una modelo o una cantante. En esa situación, muchos hombres le darán un ‘me gusta’ a su imagen”, explica. “Pero si es una hermana, familiar o amiga, entonces no será para nada aceptable“.

La bangladeshí explica que, a veces, “sale a la luz que ese tipo de fotos se publicaron sin el permiso de la propietaria y se utilizan en otros sitios -como webs de agencias matrimoniales- como parte de biografías fabricadas”.

“Una vez hablé con una estudiante en Dhaka a quien le había ocurrido esto y que había sido humillada y ridiculizada tanto por su universidad como por sus familiares“, cuenta Sayeda.

5. Un selfie sugerente

Chica tomándose un selfie frente al espejo

Sana Safi (de Afganistán) dice que esta imagen “podría ser considerada vergonzosa e inapropiada porque la mujer todavía se considera parte del ‘paquete de honor‘, lo cual significa que cada acción tiene grandes implicaciones, no sólo para su futuro sino para el del resto de su familia”.

“La sociedad afgana practica la segregación por género, y mezclarse con el sexo opuesto es algo que está muy limitado en las grandes ciudades”, explica Sana. “La mujer sólo puede mezclarse con el hombre libremente si es su padre, hermano, abuelo, cuñado o tío”.

Sana asegura que los afganos le dan también mucha importancia a la vestimenta de la mujer.

“Quitarse el velo o vestir prendas transparentes fuera de las cuatro paredes de la casa está altamente desaconsejado. Y la mujer también será criticada si comparte una foto de sí misma en su dormitorio en camiseta o pijama”.

“En los casos más extremos”, dice Sana, “será acusada de ‘inmoralidad’. La mayoría de las mujeres (en Afganistán) no tienen perfiles en las redes sociales. Y, si los tienen, no publican fotos de sí mismas (al menos, la mayoría)”.

 

Te recomendamos