Trump pone nerviosos a los inversores

La incertidumbre que plantea el candidato republicano pasa factura en la Bolsa

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Trump pone nerviosos a los inversores

Las Bolsas no son la economía y los índices bursátiles no son el termómetro que mide la salud de esta. Las Bolsas son las plazas de mercado donde los inversores apuestan por el mejor destino para que su dinero crezca (porque suba la valoración de una empresa o los dividendos). Al invertir se mira a futuro y lo que los inversores tratan de hacer es anticipar escenarios para su dinero. La semana pasada después de que a última hora del viernes 28 el FBI hablara de más e mails de Hillary Clinton, ese escenario se volvió muy incierto.

Y los inversores detestan la incertidumbre.

El lunes 31 de octubre, los índices de los dos índices de la Bolsa más mirados (el Dow Jones y el S&P 500) registraron pérdidas. El día siguiente también y según se iba viendo en las proyecciones que Donald Trump iba escalando posibilidades de victoria las pérdidas se iban profundizando.

Las fluctuaciones del Dow Jones empezaron tímidamente a la baja el día 27  de octubre cuando se empezó a hablar de la “posible sorpresa de octubre” y tras las revelaciones sin acusaciones del FBI este índice se despidió del nivel de los 18,000 puntos durante continuadas caídas la semana pasada.

Solo este lunes 7 de noviembre se volvió con fuerza por encima de los 18,000 puntos, horas después de que el domingo, el director del FBI, James Comey, dijera que no había razones para abrir acciones legales contra la candidata demócrata. Al cierre, este índice se apreció más de 370 puntos, un 2.08%

El índice S&P500, algo más sensible que el Dow a la hora de registrar tendencias, llevaba incluso más días mostrando los nervios y solo el lunes recuperó el terreno perdido la semana pasada al cerrar un 2.22% por encima del viernes.

Otro índice, el VIX, que mide la volatilidad y se le conoce como el “medidor del miedo” pasó de rondar los 13 puntos a tocar los 17.06 el primer lunes de mercado, el 31 de octubre, tras la carta de las sospechas de Comey. El viernes pasado llegaba a 22.51 el medidor del miedo. El lunes, después de que el FBI aparcara sus sospechas, el miedo cedió y bajó por debajo de los 20 puntos.

La incertidumbre que proyecta Trump está basado en dudas sobre lo que se sabe de sus planes. Hasta ahora, 370 economistas entre los que se cuentan ocho premios Nobel firmaron una carta que publicó The Wall Street Journal pidiendo que no se votara a Donald Trump. Trump es un candidato que ha dejado muchas preguntas sin contestar y que está planteando muchos cambios en relaciones internacionales en un mundo globalizado al cuestionar el libre comercio y la OTAN, por ejemplo.

En estas elecciones, la volatilidad de los mercados ha estado muy ligada a los vaivenes de las proyecciones de voto. Más allá del mercado de acciones, el de divisas también se ha movido a este ritmo y no hay más que ver la evolución del dólar y el peso mexicano. Cuanto más popular ha aparecido Trump, el hombre que ha prometido un muro y aranceles, más se ha depreciado el peso. Casi un 4% la semana pasada.

David Kotok, presidente y director de inversión de Cumberland Advisors recordaba ayer en una nota a inversores que gane quien gane este martes, “la disfunción de la política americana y el estancamiento político continuará independientemente de la victoria de Trump o Clinton. Las instituciones americanas van a ser puestas  a prueba de nuevo, el país se mantiene pero gradualmente debilitado”.

 

Te recomendamos