El humillante acuerdo prenupcial que Mariah Carey se negó a firmar

Mira algunas de las condiciones que puso James Packer para casarse con la diva

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
El humillante acuerdo prenupcial que Mariah Carey se negó a firmar
Mariah Carey y James Packer, unos meses atrás.
Foto: Instagram

De haberse casado, Mariah Carey y James Packer se iban a convertir en una de las parejas más millonarias del mundo ya que cada uno de ellos amasa por separado una fortuna enorme: mientras la cantante acumula aproximadamente 500 millones de dólares, el empresario suma 3 mil millones. Sin embargo, con estos números podemos empezar a entender qué fue lo que puso fin a la relación tan abruptamente. El patrimonio de Packer es muy superior al de la diva y según revela TMZ, le había pedido que firmara un humillante acuerdo prenupcial.

En ese documento, la separación de bienes se definía de tal manera que los bienes comunes quedaban muy reducidos e incluso se estipulaba en el contrato qué se entendía por “regalo” de él hacia ella: “Exceptuando los regalos por el compromiso, la boda o por cumpleaños y aniversarios, ninguna pieza de joyería o de lujo que cueste más de 250.000 dólares será considerada un obsequio a menos que esté acompañada de una tarjeta que detalle específicamente por escrito: ‘Este es mi regalo para ti“, dice una de las cláusulas. Así, el anillo de compromiso, una joya de diamantes valuada en 10 millones de dólares, podía quedar en la mano (literalmente) de Mariah, ya que entraba en la definición del acuerdo como “regalos por el compromiso”.

Mariah y James habían anunciado su compromiso en enero pasado.
Mariah y James habían anunciado su compromiso en enero pasado.

Según el contrato, él aceptaba comprarle ropa a la cantante, aunque se estipulaba la suma máxima y se aclaraba que no incluía vestuario para los shows ni eventos como alfombras rojas, y que tampoco incluía ropa para sus dos hijos.

Mariah Carey iba a recibir una tarjeta de crédito e iba a poder hacer uso del jet privado del empresario pero “sólo cuando James lo considerara apropiado”.

El documento, de más de un centenar de páginas, aclaraba además que, en caso de divorcio, Packer iba a pagar a Carey seis millones de dólares por cada año de matrimonio completo, hasta un máximo de 30 millones (equivalente a cinco años de matrimonio). Este es el punto que desató la furia de Mariah, quien consideró que el documento era “de mal gusto e insultante”. Al parecer, ellos habían acordado que en caso de ruptura ella iba a recibir 50 millones de dólares más allá de los años que hubieran compartido juntos.

¿Plantaron a Mariah Carey antes de la boda?:

Te recomendamos