Para alejar a Trump de la Casa Blanca, vota y prende una veladora

Hay quienes confian en tradiciones o se dejan llevar por supersticiones para lidiar con el estrés de las elecciones o conseguir el resultado que desean

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Para alejar a Trump de la Casa Blanca, vota y prende una veladora
Muchos votantes recurren al uso de velas para calmar la ansiedad de las elecciones.
Foto: Getty Images

El voto latino podría ser decisivo en las elecciones de mañana y los hispanos son conscientes de ello. Para asegurarse de que los próximos líderes de la nación reflejen los intereses de la comunidad, un número récord de latinos se ha registrado y acudido a los centros de elección previos al 8 de noviembre.

En Arizona, por ejemplo, un 13% del electorado de votación anticipada fue latino, comparado con el 11% de 2012. El voto latino anticipado en Texas también aumentó un 26%.

Pero más allá del voto, hay quienes buscan maneras alternativas de apoyar a su candidato o lidiar con la ansiedad de las elecciones presidenciales, ya sea a través de plegarias, o usando velas y otros productos que pueden obtenerse en las botánicas.

El curandero Lázaro Paz, dueño de la Botánica Julika, ubicada en el 443 del bulevar Atlantic Sur, en Los Ángeles, contó que muchos de sus clientes compraban velas, “para las elecciones, y porque el fuego deshace la negatividad y todo lo malo. Es una luz muy fuerte”, explicó.

Paz contó que muchos de sus pacientes se sentían muy preocupados por estas elecciones y todo lo que se decía sobre los latinos. “He notado mucha depresión”, indicó el curandero y explicó que a algunas personas, al ser más débiles o sensibles,  las palabras los afectan más que a otras.

“Hay personas que se toman las cosas muy a pecho, se deprimen y se les quita la voluntad”, señaló.

Botanica Julika
Lázaro Paz, propietario de la Botánica Julika, explica que el estrés de las elecciones ha afectado negativamente a muchos de sus clientes. (Foto: Getty Images)

Otros productos que ayudan a navegar la temporada de elecciones son los perfumes y los jabones especiales.

“Llevan los perfumes para despejar y para sentirse más tranquilos”, indicó. “Los jabones son para limpiar, despejarse y para purificación. Ayudan a quitar los malos pensamientos. Las veladoras también son útiles para abrir el camino”, agregó.

Paz, quien dice poder predecir el futuro, y “mirar las cosas para adelante”, predijo que Clinton será la candidata elegida. “Por ser mujer, le van a poner muchas trabas en el camino y van a tratar de que no sea feliz”, pronosticó.

También opinó que estas elecciones les abrirán los ojos a muchos. “El voto de la mujer será decisivo en estas elecciones, y esto es algo positivo, porque la mujer es el lucero que da vida. Las mujeres están hartas de que no las traten como se merecen”, señaló.

El curandero también mencionó el poder que tienen los talismanes que pueden ponerse cerca del corazón para protegerlo de las influencias negativas.

“Trump se echó en contra al mundo, al decir todo lo que dijo sobre los latinos. Y si hay latinos que sin embargo lo van a votar, es porque son personas con muy baja autoestima y odio en su corazón. La maldad siempre jala más maldad”, opinó.

Velas, supersticiones y otras tradiciones

El presidente Obama jugaba basquetbol antes de las elecciones.
El presidente Obama también tiene sus supersticiones y jugaba al basquetbol antes de las elecciones porque afirmaba que le traía suerte. (Foto: Archivo/La Opinión)

Hay quienes se preparan para las elecciones prendiendo velas o usando talismanes especiales, pero esto no sólo incluye a los votantes, sino también a los candidatos y políticos.

Donald Trump anunció que, en lugar de celebrar su supuesta victoria a todo dar, en uno de sus grandes edificios, lo hará en el New York Hilton Midtown. ¿A qué se debe la modesta elección? Según un reporte del Washington Post, el candidato es un poco supersticioso y cree que planear una gran celebración, podría traerle mala suerte.

Su oponente Hillary Clinton, en cambio, eligió para celebrar su triunfo un edificio que literalmente tiene un “techo de vidrio”, en referencia a la metáfora del techo de vidrio que enfrentan las mujeres que tratan de subir y escalar en sus carreras y ven bloqueado su camino por cuestiones de género.

En 2008, el Presidente Barack Obama confesó que para él era buena suerte jugar al basquetbol antes de las elecciones. Su ayudante Robert Gibbs reveló a la prensa que la única vez que no jugaron, durante las primarias de New Hampshire, tuvieron mala suerte y por eso Hillary Clinton les había ganado.

Otro de los políticos supersticiosos es John McCain. En 2008, su hija Meghan le contó a la prensa que el día de las elecciones, su padre siempre iba a ver una película. También confesó que McCain llevaba siempre con él una moneda de un centavo -penny-, de cinco centavos -nickel-, y de 25 -quarter-, además de una brújula y una pluma para que le den buena suerte.

Te recomendamos